viernes, 12 de diciembre de 2014

BID: Un camino para solucionar la crisis carcelaria y bajar la reincidencia delictiva

Cell blocks
Por Olga Espinoza
En Chile en 2007 el Ministerio del Interior y Seguridad Pública puso en marcha un programa piloto de reinserción social de personas condenadas.  Su gran ventaja en relación a otros programas de intervención fue que asumió un modelo teórico basado en evidencia: el Modelo de Riesgo, Necesidad y Capacidad de Respuesta, que es uno de los modelos más utilizados a nivel carcelario y que ha recibido amplio soporte desde la evidencia empírica.
El modelo proporciona un marco metodológico coherente que regula la toma de decisiones, orienta la intervención y entrega principios de tratamiento y evaluación. El programa también incorpora instrumentos de diagnósticos y de evaluación, cuenta con un recurso humano capacitado y recursos económicos adecuados. También se asegura de tener  espacios físicos y condiciones de habitabilidad superiores al estándar chileno, entre otros.
Los resultados de la evaluación de impacto de este programa dan cuenta de una reducción del 32% en las tasas de reincidencia para los beneficiarios contrastados con un grupo control.
El caso chileno es una demostración que la reinserción social de las personas condenadas es posible. La necesidad es urgente. En América Latina y el Caribe, la crisis penitenciaria se evidencia en los graves niveles de hacinamiento y sobrepoblación. También se observa en la violencia al interior de las cárceles y en las dificultades para implementar procesos de reinserción social.
La sobrepoblación se produce cuando la capacidad declarada por las autoridades administrativas es sobrepasada por el número de internos albergados en una cárcel.
En América Latina y el Caribe, muchos países presentarían algún grado de sobrepoblación y hacinamiento. Tomando en cuenta que las cárceles que registran más de un 20% de la capacidad programada tienen un problema de ‘sobrepoblación grave’, la situación en la región es alarmante: países como Perú, Bolivia, Guatemala y Barbados ostentan porcentajes de ocupación mayores al 200%.
Es decir, funcionan con más del doble de la ocupación para la cual están oficialmente preparados, y la situación se extrema en El Salvador, con un  hacinamiento del 325% y Haití, 417%.
La mayoría de sistemas penitenciarios tiene como uno de sus fines promover la reinserción social. La importancia de la reinserción hoy es mayor porque se ha demostrado que la cárcel por sí sola no reduce la reincidencia. La reincidencia es el indicador de eficacia del sistema de justicia criminal por excelencia, pues indica el número o porcentaje de personas que realiza una conducta delictiva en forma reiterada, y que es conocida por el sistema de justicia criminal.
La reinserción es un proceso que involucra todas las acciones tendientes a mejorar las condiciones con las que las personas privadas de libertad enfrentarán la libertad, disminuyendo el riesgo de reincidencia. Por su parte, la rehabilitación es el proceso de recuperación de una situación médica, como el consumo abusivo de alcohol o drogas, lo que incide en la comisión de delitos y cuya recuperación contribuye a la disminución de reincidencia (Villagra, 2008) .
Los programas de reinserción y rehabilitación, cuando han sido debidamente diseñados e implementados, pueden disminuir el ocio de los internos y el estrés asociado a vivir encarcelados, además de dar estabilidad y poner orden al interior de las cárceles.
Pero más importante aún es que contribuyen a una mejor reinserción social, laboral y económica, reduciendo la reincidencia en conductas delictivas (Mears et al., 2002).
Los programas de intervención en reinserción y rehabilitación dentro de cárceles, cuando son bien implementados, pueden reducir la reincidencia delictiva entre un 20% y un 40% siempre que adhieran a criterios de efectividad (Serin, 2005).
Entonces, ¿qué elementos deben estar presentes en los programas de reinserción y rehabilitación para que sean efectivos? (Villagra, 2012)
  • Las prácticas efectivas en reinserción y rehabilitación deben buscar reducir las probabilidades de reincidencia. Por ello es necesario conocer qué factores la aumentan y cuáles la disminuyen, a través de un diagnóstico del perfil de la población penal, que permita identificar: ¿quiénes son?
  • Se debe tomar en cuenta  que la motivación de los participantes es un elemento imprescindible en el diseño e implementación de los programas efectivos, pues ayuda a confirmar su intención de reinsertarse.
  • El diseño de programas debe considerar la capacidad de aprendizaje y de respuesta de sus participantes. Los intereses de los seres humanos son diversos, así como las habilidades de aprendizaje. Hay quienes responden mejor a trabajo grupal, otros a intervenciones individuales. Hay quienes por su nivel de educación no se beneficiarán de talleres que requieran mucha lectura. Hay otros cuya adicción les impedirá participar constructivamente de determinadas actividades.
  • Los programas exitosos abordan más de un factor de riesgo. Esto incluye el limitado acceso a educación formal, la escasa experiencia laboral, el consumo de drogas, actitudes pro delito, entre otros, poniendo énfasis en el desarrollo habilidades y en aquellos factores modificables. Los programas que abordan entre 4 a 6 factores dinámicos de riesgo de reincidencia pueden tener sobre un 30% de eficacia en la reducción de reincidencia (Gendreau et al., 2002). Los programas que no abordan factores de riesgo de reincidencia, pueden tener resultados nulos en la materia.
  • El recurso humano influencia con gran fuerza el éxito o fracaso de un programa. Así, los programas exitosos cuentan con funcionarios que creen en la posibilidad de cambio de los infractores, que conocen la misión del programa y que han recibido capacitación para el logro de los objetivos deseados.
  • Los programas efectivos cuentan con mecanismos de evaluación de sus prácticas, siendo el monitoreo y la evaluación, durante y después del programa, cruciales para garantizar la consistencia y la mantención de su calidad.
  • Se producen mejores resultados cuando se da continuidad al trabajo de los programas al interior de la cárcel, con los desarrollados en las comunidades a las que los reclusos regresan.
En América Latina y el Caribe existen pocas experiencias que reúnan todos principios que acabamos de describir, siendo uno de los principales déficits la falta de diagnóstico y la reducida evaluación de los programas. No obstante, es posible identificar algunas experiencias relevantes en este ámbito.
Un ejemplo es el caso chileno, ya descrito. El otro ejemplo está en Brasil. Desde 1984, en ese país existen los Consejos de la Comunidad. Son una instancia que permite la participación de la comunidad en la gestión de la cárcel. Los Consejos de la Comunidad son conformados a iniciativa del juez de ejecución penal de cada localidad y se compone de representantes de la comunidad[1]. Su objetivo es promover la resocialización de quienes egresan del sistema penal y mejorar la situación de las personas que permanecen recluidas.
Para ello, identifican los problemas que afectan a los internos y las internas, y buscan soluciones en coordinación con las autoridades. Además, constituye un ente fiscalizador de la actividad penitenciaria con el fin de mejorar las condiciones de reclusión. También genera campañas de sensibilización a la comunidad para motivar el involucramiento de diversos grupos comunitarios en el proceso de reintegración social. Constituye, por lo tanto, un nexo entre la cárcel y la comunidad.
Estos ejemplos de Chile y Brasil demuestran que es posible rehabilitar y reinsertar. No quiero dejarles con la impresión de que estos programas de por sí resolverán la crisis carcelaria, pero son pasos importantes. Es también necesario dejar de abusar de la prisión preventiva, una fuente importante de hacinamiento carcelario en nuestra región, junto con hacer un mayor uso de las penas alternativas, entre otras medidas.
Para finalizar, cabe recordar que tratar a las personas privadas de libertad de manera más digna, incluso si cometieron un delito, es algo que nos incumbe como sociedad, porque es un reflejo de lo que somos, y es un tema de respecto de derechos humanos básicos. Pero al mismo tiempo, es necesario hacerlo por razones de eficiencia, pues una persona que se reinserta positivamente en la comunidad, no volverá a delinquir, lo que ocasionará menos costos para el estado.
 Suscríbase a nuestras alertas de email del blog Sin Miedos
Foto crédito: Flickr CC Rabble
Olga Espinoza es abogada, Magister en Derecho por la Universidad de Sao Paulo – Brasil. De nacionalidad peruana, ha sido consultora para la Fundación Ford y el Banco Interamericano de Desarrollo en diversos países de América Latina, en temas de derechos humanos y reforma de los sistemas penitenciarios. Ha participado en proyectos de investigación e intervención sobre la reforma de la justicia penal, la criminalidad del Estado en procesos de consolidación democrática, la justicia militar y el derecho internacional, la criminalidad femenina y el sistema penitenciario. Ha publicado artículos e investigaciones en Chile, Ecuador, Perú, Brasil, Argentina, Francia y Alemania. Ha sido por 8 años Coordinadora del Área de Estudios Penitenciarios del Centro de Estudios en Seguridad Ciudadana, del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile, y actualmente se desempeña como Directora subrogante del Centro y Profesora del Instituto del Asuntos Públicos. 



Fuente: http://blogs.iadb.org/sinmiedos/2014/12/11/un-camino-para-reducir-la-reincidencia-delictiva/

@BID_Seguridad @BID_GobernArte

59 comentarios:

  1. Tomando en cuenta que la reinserción y reintegración es aquella situación de integrar nuevamente en la sociedad o comunidad a aquel individuo que por una determinada razón se encontraba viviendo por fuera de la misma, con relación al artículo a comentar, es menester tener en cuenta que ninguna estrategia de prevención es completa sin medidas eficaces para abordar el problema de la reincidencia, no obstante, una estrategia completa o verdaderamente eficaz debe tener en cuenta el hecho de que la seguridad pública se ve afectada por una gran cantidad de delitos cometidos por individuos que ya han confrontado penas pero que todavía no han desistido del delito, es decir que, sin intervenciones eficaces la reincidencia sigue siendo probable.
    Es por tales motivos que coincido con que se deberían de implementar programas como el expuesto en el presente artículo ya que se consideran que son los medios más eficaces y esenciales para prevenir la reincidencia y aumentar la seguridad pública, y así como otros países mediante la implementación de dichos programas han obtenidos grandes resultados y han reducido sus tasas de reincidencia, de igual manera podríamos obtener los mismos y reducir las tasas de reincidencia presentes en nuestra sociedad, el cual sería un gran avance en nuestro medio, pero algo que hay que tener en cuenta es que el problema de la reincidencia no solo es un trabajo o problema de las autoridades sino algo que nos compete a todos, por eso, cuando existen recursos tanto penitenciarios como comunitarios y pueden ser movilizados, el proceso de reinserción del delincuente puede ser manejado más eficazmente para reducir la probabilidad de reincidencia, es decir que si todos trabajamos en conjunto en la implementación de programas que tengan como objetivo principal reducir la reincidencia, podriamos obtener grandes resultados. MARIA DANILSA ROSARIO JIMENEZ (2012-0882)

    ResponderEliminar
  2. Kakianna N. Montilla Roberts.14 de diciembre de 2014, 8:27

    La reinserción social es la base de nuestro nuevo sistema penal, que busca no castigar al delincuente, sino ayudarle a dejar los hábitos que lo llevaron a delinquir y brindarle ayuda para que se transforme en un ser humano que sea de utilidad para la sociedad. Para poder promover la readaptación del delincuente, se les otorga una formación integral que permita a éste, alcanzar una vida honrada y digna en el momento de dejarlo en libertad; partiendo de lo ya escrito, vemos el objetivo central de nuestro sistema penal, y si el mismo de cumple a cabalidad, tendremos menos porcentajes de reincidencia en los individuos que salen en libertad, el mismo hará disminuir la delincuencia.

    Estoy totalmente de acuerdo con este articulo, puesto que expresa distintas maneras para prevenir la reincidencia, ya sea adoptando medidas para la reinserción, rehabilitación del que se encuentra privado de libertad. Por las estadísticas planteadas, es notable que dichos sistemas, técnicas, medidas, han tenido buen resultado. Es importante resaltar, que es algo que nos concierne a todos como ciudadanos, no solo a las autoridades, pero también cabe resaltar que las autoridades de los centros penitenciarios deben aplicar las medidas creadas para brindarles a los reos otra oportunidad en la sociedad.

    KAKIANNA NICOLE MONTILLA ROBERTS 2012-1211.

    ResponderEliminar
  3. Todo Sistema Penitenciario moderno tiene un único fundamento o finalidad, la reintegración y reinserción social de los reclusos. Sin embargo, pocos sistemas logran este objetivo, bien sea por la problematica mundial que es el hacinamiento y sobrepolacion carcelaria que trae consigo un sin número de males y debilidades o por falta de creación de sistemas y políticas que sean garantes del cumplimiento de la reinserción como objetivo principal de todo centro de reclusion.

    Opino que para que las penas y las medidas de seguridad cumplan su rol, primero de proteccion social y luego regeneración y reinserción social, es necesario lograr en lo posible que el delincuente, sea reincidente o no, una vez liberado no solamente quiera y desee respetar las leyes y proveer sus necesidades, sino que esté sea también capaz de hacerlo. Entiendo que esto se puede lograr creando un Sistema Penitenciario que real y efectivamente fomente la voluntad de cambiar y crecer en cada uno de los reclusos, tomando en cuenta los diferentes caracteres, personalidades, nivel educativo, entre otros factores que si si son utilizados adecuadamente podran lograr un efecto diferente en el ánimo de cada individuo.

    Yeremi Sabino 2012-0875

    ResponderEliminar
  4. Randy E. Segura Avelino 2012-108314 de diciembre de 2014, 9:59

    Es muy importante este artículo sobre la reinserción social, ya que este es un proceso sistemático de acciones que se inician desde el ingreso de una persona a la cárcel, durante el período de cumplimiento de la condena y prosigue cuando la persona retorna a su vida en libertad.
    Esta etapa, que incluye nivelación educacional, intervención psicosocial, capacitación e inserción laboral, además de actividades deportivas y culturales, busca incidir efectivamente en los factores individuales y sociales que mediaron para que una persona se haya involucrado en actividades delictuales.
    Este proceso ha dado buenos resultados y podemos ver que con la ayuda de profesionales sobre la base del perfil delictual es posible que no solo se reinserten, sino también que no vuelvan a delinquir.
    En nuestro país se está avanzando respeto a este tema, gracias a el procurador Domínguez Brito que ha trabajado fuerte con esto, la reinserción se necesita en todos los sistemas penitenciarios ya que, no hacemos nada con que un interno cumpla su condena y salga mal o peor, por eso con la reinserción necesitamos transformar positivamente a los internos, para que cuando recuperen su libertad no representen un peligro para la sociedad y puedan salir con experiencia de trabajos y demás quehaceres para satisfacer sus necesidades.
    Esperamos que sigan personas interesadas en nuestro país respeto a este tema ya que es muy importante para reducir al mínimo la reincidencia de los internos y con la ayuda de profesionales, instituciones públicas y privadas, la reinserción si se puede.


    Randy E. Segura A. # 2012-1083

    ResponderEliminar
  5. Considerando que uno de los objetivos de los centros Penitenciarios es la reducción de los crímenes y delitos, es lamentable cuando un recluso logra su libertad y vuelve a reincidir en el mismo hecho delictivo o en uno distinto, pero penado por la ley.

    Estoy consiente de que vivimos en una sociedad que no es perfecta, pero si logramos reducir un 15% de las personas que son reincidente estaremos logrando un éxito tanto para la sociedad, como para el estado, pues con relación a la sociedad, le estaremos devolviendo un ente productivo de la sociedad, y para el Estado, un gasto menor.

    pero todo esto conlleva sacrificios, pero no es imposible. Solo vasta con cumplir con los siguientes pasos:
    *Descubrir a que tipo de ciudadanos no estamos enfrentarnos, descubrir su modo aperanti, saber quienes son.
    *Transmitirles motivación, demostrarles que la vida puede ser diferente.
    *Realizar una estructura de aprendizaje, de acuerdo con el nivel educativo y la forma de vida del recluso.
    *Tener un buen representante de los Recursos Humanos, que vele por que no se les violentes ninguno de los derechos de los carcelados, y que a la vez sean vigilantes para que los carcelados no les violen los derechos a los demas.
    *Realizar una constante evaluación, tanto para los Reclusos, como para las Autoridades a cargo.

    Desde mi humilde opinion reitero lo que he manifestado siempre, desde que el estado tome el papel que en realidad les corresponde e implemente todo lo que la ley establece seremos a inspiración para los demas estados. y tendremos una sociedad que verdaderamente imparta justicia.

    Greinny B. Henriquez #2012-0841


    ResponderEliminar
  6. Como menciona el presente articulo, vemos que varios factores fueron básicos y determinantes a la hora de poner en práctica el programa orientado a la reinserción social de internos, entre estos: recursos humanos y económicos adecuados, espacios físicos.
    Gracias a estos y otros factores se logró reducir muy considerablemente la tasa de reincidencia (genérica o específica). La reincidencia, desde tiempos muy antiguos, así como en los modernos, ha constituido uno de los problemas más graves, la circunstancia de que el autor de una infracción hubiese sido ya, con anterioridad, condenado irrevocablemente una o varias veces.
    Al señalar cuáles son las consecuencias generales de la reincidencia nos encontramos con que la principal de ellas es que se la considera como una circunstancia agravante general, que conlleva la agravación de la pena ordinaria correspondiente al segundo delito.

    Sin duda, el hacinamiento, sobrepoblación y pobreza o falta de recursos básicos, insalubridad, hambre, son razones por las cuales el sistema penitenciario se encuentra en una crisis que parece no mejorar en estos tiempos.
    Según un reporte hecho por la comunicadora Alicia Ortega, la cárcel de La Victoria de nuestro país, está sobrepoblada más de un 400%, con instalaciones para 2,000 reos, cuenta con 8,500 aproximadamente, muy por encima de su capacidad.
    Solo un 10% tiene oportunidad de accesar a programas educativos, lo que no sería suficiente partiendo de la tesis que establece el articulo de que los programas de reinserción y rehabilitación ayudan a disminuir el ocio de los internos, estrés, dar estabilidad y orden; además de que dichos programas ayudarían al futuro ex interno a tener algún modo de sustento a su salida del reclusorio, y más aún a no reincidir
    Tomás Holguín, director de prisiones, menciona como factores en el incremento de la población carcelaria el uso por parte del Ministerio Público de la prisión preventiva, de las 7 medidas con que cuenta el CPP; lo que el mismo califica de incorrecto, puesto que el uso del CPP como uno garantista, en el que la libertad sea la regla y la prisión sea la excepción, está siendo mal aplicado.
    Considero también que el abuso de la prisión preventiva es una causante del hacinamiento carcelario en nuestro país , puesto que en la carcel de la victoria tristemente un 60 porciento cumple prisión preventiva

    Los medios para la aplicación práctica de la criminología radican en la labor del criminologo, el establecimiento de una política criminológica y en la efectiva labor de los organismos que tienen a su cargo la administración de la justicia criminal.

    Rosmery Cordero 2012-1110

    ResponderEliminar
  7. Muy de acuerdo con el programa piloto que se utiliza en chiles, no solo porque ayuda a los internos a una mejor calidad de vida y poder abrirse paso a la sociedad después de cumplir con una condena sino que también es un avance y desarrollo para el país. Cierto es que las cárceles de nuestro país sufren por la sobrepoblación de los internos y de no tener un programa que ayude para la rehabilitación, muchas veces todo se limita por la economía.
    La sobrepoblación mejoraría si a los preventivos los pusieran en recintos diferentes a los condenados y sobre el programa de rehabilitación para mejorar la reinserción se debe preparar a un personal que ayude a crear conciencia pero el problema esta que en nuestra sociedad a los que salen de las prisiones no se les da la oportunidad para avanzar y es el sistema como sociedad una de las cosas que se deben trabajar primero para que los ex condenados sean aceptados.

    ResponderEliminar
  8. Wanda F. Arias Mota 89117

    Sin lugar a dudas, mediante la rehabilitación del interno se logra una reinserción social efectiva que trae como resultado que éste no caiga en reincidencia, pero para esto llevarse a cabo debe implementarse un programa, que será el camino para alcanzar tales fines. Considero que este programa implementado por chile es un modelo a seguir para combatir la reincidencia donde nos muestra que ha funcionado, consistiendo el mismo en incorporar instrumentos de diagnósticos y de evaluación, con un recurso humano capacitado y recursos económicos adecuados, con espacios físicos y condiciones de habitabilidad superiores, etc. Cabe destacar que este programa es igualmente implementado en la Rep. Dom., mediante el nuevo modelo penitenciario, el cual ha dado muy buenos resultados y esperamos que con el paso del tiempo estos resultados sean cada vez mejor.

    ResponderEliminar
  9. Estoy de acuerdo con lo expuesto en este articulo que se implementen programas para reintegrar en la sociedad a las personas que han sido condenadas para que estas no vuelvan a delinquir es decir para que no haiga reincidencia.

    La reincidencia esta afectando a nivel mundial porque no han podido restablecer a ese ciudadano para que sea un ente productivo en nuestra sociedad, no nada mas tiene que ser Chile o los estados unidos sino también la República Dominica y también a nivel mundial tratar de buscar solución al conflicto.

    Me agrado mucho los programas que según el articulo están siendo de gran ayuda para reintegrar a los que han sido condenados a que reparen su error y no sean mas cometidos por esto porque la clave es la prevención es mejor prevenir que lamentar.

    Yatneri Melo Lora 2012-0898

    ResponderEliminar
  10. La Reincidencia es un tema que ha sido siempre objeto de debate en el entorno penitenciario. Esta se debe a diversos factores como el social, el económico, el poco seguimiento que el Estado le brinda a los internos y el hacinamiento, que es una de las causas principales por las que no se logra el objetivo propuesto; El sistema debe dejar de abusar de la prisión preventiva.

    República Dominicana debería implementar programas de regeneración como el del citado articulo para lograr disminuir los indices de reincidencia; Pero obviamente el problema no se solucionara de la noche a la mañana, es un proceso, una batalla que hay que lidiar días tras días. Para obtener resultados efectivos debe seguir a cabalidad una serie de acciones entre ellas: A) Identificar cuales son los factores que aumentan los indices de reincidencia y cuales los disminuyen. B) motivar a los internos a cambiar de mentalidad. C) seguimiento, monitoreo y evaluación constante a los internos y D) contar con un personal capacitado en asuntos de recursos humanos.

    Roxy Cristal Morla Diaz (2012-0813)

    ResponderEliminar
  11. El simple hecho de castigar con una pena no quiere decir que ese reo no vuelva a cometer un ilícito penal, la cárcel por si sola no garantiza a que esa persona se reintegre a la sociedad, por ende se deben implementar programas como lo establece el articulo anterior, que puedan ayudar a ese ex convicto a que se restablezca en la sociedad como un ciudadano capaz de brindarle a la misma un gran aporte como lo han hecho muchos ex convictos.

    Estos programas de reintegración social son muy buenos porque pueden disminuir considerablemente la reincidencia, si se disminuye la reincidencia estoy segura que habrán menos reos y que se puede controlar aun mas los problemas que rodean al sistema penitenciario, da gusto saber que estos programas se estén llevando en América latina y en alguna otras partes del mundo, espero que la Rep.Dom tome conciencia sobre esto si copiamos lo malo también podemos copiar lo bueno.


    Jennifer Fransheska Payano Guerrero 2012-1300

    ResponderEliminar
  12. La reinserción es un proceso que involucra todas las acciones tendientes a mejorar las condiciones con las que las personas privadas de libertad enfrentarán la libertad, disminuyendo el riesgo de reincidencia. Por su parte, la rehabilitación es el proceso de recuperación de una situación médica, como el consumo abusivo de alcohol o drogas, lo que incide en la comisión de delitos y cuya recuperación contribuye a la disminución de reincidencia.


    La cárcel desde fuera debe pasar por el proceso de la reingeniería en la educación del pensamiento. Combinando lo de dentro y lo fuera debe ésta, necesariamente, ser reinventada, repensada, recreada, para poder convertirse en algo más útil para los ciudadanos de afuera.

    Jairo Ozuna #2012-0808

    ResponderEliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  14. El camino más factible para solucionar la crisis carcelaria y bajar la reincidencia delictiva es la reinserción social del condenado, pues se ha dejado más que claro que la simple aplicación de las penas no ayuda a disminuir la reincidencia, sino que fomenta el hacinamiento y la sobrepoblación de las cárceles, problema que afecta a la mayor parte de los países del Caribe y de América Latina.

    Considero que los métodos más convenientes para lograr la efectiva reinserción y reintegración social de los reclusos son los siguientes:

    • Brindar asistencia psicológica a los reclusos.

    • Orientarlos y capacitarlos a través de cursos técnicos para que al momento de quedar libres puedan realizar un trabajo digno y no vuelvan a delinquir.

    • Capacitación del personal para realizar la asistencia psicológica y la capacitación de los reclusos.

    • Monitorear los avances alcanzados por los reclusos.

    • Dar seguimiento a los mismos una vez que hayan salido de las cárceles, para así garantizar que su reinserción y realización de un trabajo digno.

    Lorena A. Cepeda Armstrong (2012-0821)

    ResponderEliminar
  15. La reinserción social es un proceso sistemático de acciones que se inician desde el ingreso de una persona a la cárcel, durante el período de cumplimiento de la condena y prosigue cuando la persona retorna a su vida en libertad.

    Esta etapa, que incluye nivelación educacional, intervención psicosocial, capacitación e inserción laboral, además de actividades deportivas y culturales, busca incidir efectivamente en los factores individuales y sociales que mediaron para que una persona se haya involucrado en actividades delictuales.

    La reinserción social es la base de nuestro nuevo sistema penal, que busca no castigar al delincuente, sino ayudarle a dejar los hábitos que lo llevaron a delinquir y brindarle ayuda para que se transforme en un ser humano que sea de utilidad para la sociedad.

    ResponderEliminar
  16. La crisis carcelaria hace referencia a las actuales condiciones infrahumanas en que vive gran parte de nuestra América latina.como se puede llegar a esta situación? Por varios factores,como por ejem: consecuencias de una política criminal incoherente, coyuntural y reactiva, que con mucha frecuencia incrementa las conductas delictivas con privación de la libertad, aumenta las penas de prisión, abusa de la privación de la libertad como medidas de aseguramiento por parte de los operadores de la justicia penal, restringe la posibilidad de acceso a los subrogados penales y beneficios administrativos, entre otros efectos

    También cabe destacar que el hacinamiento afecta los derechos humanos de la población reclusa porque atenta contra su dignidad, estimula la corrupción y violencia, obstaculiza el proceso de reinserción social y resocialización y disminuyen las oportunidades de trabajo, educación y recreación.

    la sobrepoblación carcelaria dificulta la capacidad de control y la gobernabilidad por parte de las autoridades carcelarias y la obligación del Estado de garantizar la vida e integridad física de las personas privadas de la libertad,es por ello que en hora buena por este nuevo proyecto de implementar técnicas para reducir esta problemática que nos afecta a todos y de una vez por todas ayudar a estos reos a no reincidir en sus crímenes pasados.

    ResponderEliminar
  17. La reinserción social es un proceso sistemático de acciones que se inician desde el ingreso de una persona a la cárcel, durante el período de cumplimiento de la condena y prosigue cuando la persona retorna a su vida en libertad.

    Esta etapa, que incluye nivelación educacional, intervención psicosocial, capacitación e inserción laboral, además de actividades deportivas y culturales, busca incidir efectivamente en los factores individuales y sociales que mediaron para que una persona se haya involucrado en actividades delictuales.

    Esta se concreta a través de un equipo multidisciplinario e intersectorial que contribuye a la inserción laboral de las personas privadas de libertad mediante la capacitación y la colocación en un puesto de trabajo.

    Estoy de acuerdo en que debemos dejar de abusar de las medida de coerción ya que almacenamos un número mayor de personas en las cárceles y es más difícil llegar a la meta de la reinserción social, deberíamos de tratar primero imponiendo al imputado una garantía económica y ya en segundo plano entonces la medida de coerción, además como es bien sabido la libertad es la regla y la prisión es la excepción.

    Zaidy Carolina Severino Maldonado 2012-1208

    ResponderEliminar
  18. Coincido totalmente con ud, como también es necesario destacar que la reinserción debe de ser producto de un proceso integral mediante el cual le sean proporcionado los elementos necesarios a los reclusos para formar parte nuevamente de la sociedad, en el caso de la rehabilitación, actualmente nuestros sistemas para brindarle a los reos es casi inexistente por no decir nulo, aparte de que también la sociedad es prejuiciosa y muchas veces les cierra puertas a un ex convicto simplemente por su condición.

    En el caso del hacinamiento, considero que este influye negativamente en el justiciable no solo porque vive en condiciones infrahumanas durante el tiempo que guarda reclusión sino que se asocia con delincuentes que han cometido algun antijuridico peor por el cual este ha sido imputado y las conductas se aprenden de acuerdo al entorno social en el que una persona se desarrolla, como también se utilizan las famosas pandillas como método de protección entre la lucha entre el mas fuerte y el débil; aquí se debe de emplear mas recursos e intentar implementar metodos progresivos que paulatinamente irán mejorando nuestra situación actual en relación al grado de criminalidad que se está viendo. Manuel E. Dominguez 2012-1480

    ResponderEliminar
  19. Como anteriormente habia comentado, la reincidencia no es nada extraño en nuestro pais, yo diría que un gran porciento de los reos están en prisión por este fenomeno, y es que como dice el presente artículo, la crisis penitenciaria se evidencia en los graves niveles de hacinamiento y sobrepoblación, no solo en nuestro país sino en varios de América Latina.

    Me gusto mucho el ejemplo de los Consejos de la Comunidad de Brasil, ya que estos tienen como objetivo promover la resocialización de quienes egresan del sistema penal y mejorar la situación de las personas que permanecen recluidas. Este ejemplo demuestra que es posible rehabilitar y reinsertar.

    En nuestro pais es necesario que se adopten las medidas necesarias para la reinserción, que no es más que el hecho de integrarse en la sociedad a quien vivía al margen de ella. Para empezar a mejorar debemos: mejorar nuestro Sistema Penitenciario y darle seguimiento a los excarcelados.

    Vanessa I. Altagracia G. ~ 2012-0831

    ResponderEliminar
  20. Concuerdo con lo planteado en este escrito, y es que, la situación que se vive en nuestro sistema penitenciario (y en muchos más) es realmente preocupante: cárceles en malas condiciones, hacinamiento y el no respeto por los derechos humanos. Lo cierto es que esta situación nos refleja una cosa: muchos sistemas penitenciarios están únicamente enfocados en castigar a los infractores de la ley “tirándolos” en alguna cárcel. Si bien es cierto que las personas que violan la ley deben ser castigadas por ello, no es menos cierto que un simple castigo consistente en ser encerrado por un tiempo determinado, no garantiza la posibilidad de reinserción social tras el excarcelamiento y mucho menos garantiza que esas personas se abstengan de volver a cometer ilícitos penales. Es por esto que entiendo que la solución a la crisis carcelaria se encuentra, primero que nada, en la educación; educación efectiva que fomente el cumplimiento de las leyes, saber que el incumplimiento de las mismas conlleva un castigo, se necesita también que los sistemas penitenciarios estén más orientados a la rehabilitación (que ha de permitir una posterior reinserción social), que al castigo y, concientizar también a la sociedad, para que entienda que la rehabilitación es posible, porque de nada nos serviría que las cárceles rehabiliten a los convictos, si la sociedad no les da la oportunidad de reintegrarse.

    ResponderEliminar
  21. El objetivo principal del sistema penitenciario debe ser la reinserción a la sociedad de los reclusos, y a su vez el objetivo de esta reinserción es evitar la reincidencia. No es un secreto que este o estos objetivos planteados no son siempre logrados y una de las cuasas de ello lo constiyuyen las deficiencias del sistema carcelario, el sobrepoblamiento de los recintos, la falta de presupuesto para suplir las necesidad básicas de salud, alimentos entre otros que contribuyen a la crisis carcelaria que existe actualmente.

    Creo que la solución a la reincidencia es un trabajo que corresponde tanto al Estado como la interno, así como posible rehabilitación que puede haber, puesto que las carceles no resuelven el problema y aún cuente con un sistema efectivo, está en cada individuo la desición de que hacer con lso medios que le son proporciondados. Con relación al sistema carcelario, concuerdo con el hecho de crear programas para la educación de estas personas de manera que el tiempo en prisión sea aprovechado de la mejor manera posible, y que estos programas efectivamente esten elaborados conforme a las capacidades de los reclusos, tomando en cuenta sus limitaciones en el ambito educativo para lograr un mejor resultado.

    ResponderEliminar
  22. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  23. La Reinserción Social es la reintegración o nueva adaptación de una persona en la sociedad, después de haber estado durante un tiempo al margen de ella, esta social es la base de nuestro nuevo sistema penal, que busca no castigar al delincuente, sino ayudarle a dejar los hábitos que lo llevaron a delinquir y brindarle ayuda para que se transforme en un ser humano que sea de utilidad para la sociedad, en 2011 se dieron los primeros pasos de coordinación entre diversas personas e instituciones vinculadas al Estado, empresas y centros de investigación para trabajar en la incorporación a la vida social de quienes infringen la ley penal. Esta fue una forma, entre otras medidas, de contribuir a superar la crisis penitenciaria que hace años se encontraba en el tapete. Para ello, era necesario promover iniciativas de reinserción efectiva, mediante la innovación y el uso de nuevos mecanismos de integración.

    En efecto, la experiencia comparada indica que el proceso de reinserción social de una persona condenada es un fenómeno extremadamente complejo, que requiere la voluntad y el compromiso de una serie de instituciones estatales y privadas. En su gran mayoría las personas que pasan por el sistema penitenciario provienen de los estratos sociales más vulnerables, quienes sufren de importantes carencias, educacionales, familiares, de acceso a vivienda, a salud, de habilidades laborales o de procesos de conocimiento y adecuación normativa, todo lo cual requiere, para un trabajo exitoso, de distintas instituciones, públicas y privadas.
    Reintegración o nueva adaptación de una persona en la sociedad, después de haber estado durante un tiempo al margen de ella.

    2012 1530

    ResponderEliminar
  24. La implementación del nuevo sistema penitenciario ha impactado positivamente el sistema carcelario de nuestro país, ya que este sistema trae en sus adentros políticas dignas y modernas para la reinserción social del interno, es que sin lugar a dudas ese sistema no acepta el hacinamiento es uno de los enemigos de un tratamiento eficaz, y es que dentro de ese tratamiento se debe de plantear mecanismos que motiven a interno a regenerarse ya sea por aprendizajes de educación o de alguna labor que pueda aportar a la sociedad cuando este se reinserte. La rehabilitación ayuda a que no se reincida en el ilícito penal y esto lo demuestran las estadísticas. Con que se adopten mecanismos para rehabilitar al individuo no quiere dejar dicho que se le está dotando de privilegios, sino que se le debe de proporcionar las garantías mínimas, como los derechos fundamentales y un trato mas digno. LORIANNE RYAN 89458

    ResponderEliminar
  25. Estoy de acuerdo con lo mencionado en este artículo acerca d la reinserción social es algo necesario para que podamos continuar avanzando como sociedad, que cuando los reclusos cumplan su condena regresen a la sociedad mejor educados y preparados, con posibilidades de un trabajo digno.

    Deberían reducir las medidas de coerción y utilizar otro método para lograr el resarcimiento del delito cometido porque con las medidas de coerción solo llevamos más personas a las cárceles, lo que significa más peso económico para el país al tener que velar por los derechos fundamentales de los reclusos, así como un trato digno, alimentarlos, etc.

    Jordany Pilier 2012-1408

    ResponderEliminar
  26. Me parece interesante este articulo y ha sido un tema muy debatido en clases, en el cual todos coincidimos en que si es posible la resocialización de los encarcelados y también en que para que que esa resocialización sea posible requiere de un sistema penitenciario digno, debido a que ya es bien sabido que no contamos con uno.

    Por otro lado este modelo implementado en Chile es interesantisimo y de gran importancia para la comunidad chilena, pues les da la certeza de que de una manera u otra están mas seguros, ya que la taza de criminalidad se ha reducido y que los encarcelados al momento de cumplir su condena serán entes productivos y no unos simples excarcelados.

    Ya es bien sabido que nos programas de reinserción son de vital importancia para la sociedad y que con la implementación correcta puede lograr una efectiva reinserción del individuo y por ende disminuir la taza de criminalidad.

    Y personalmente no veo la hora en que aquí (Rep.Don.) logremos tener un programa de reinserción y rehabilitación de los encarcelados efectivo y que por fin podamos decir que nuestro sistema penitenciario es digno.

    Aura Altagracia Inirio Morales 2012-0827

    ResponderEliminar
  27. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  28. Les comparto un artículo que habíamos publicado hace un tiempo ya, relacionado a este tema de la reincidencia:

    LA REINCIDENCIA Y SUS VARIABLES CRIMINOLOGICAS.



    La Reincidencia es un tema que ha sido siempre objeto de mucho análisis dentro del ámbito penitenciario y penal en general cuando nos planteamos las fallas del sistema y el tratamiento penitenciario en aras de estudiar y reducir este fenómeno que tanto afecta la sociedad en la que vivimos.

    Sin embargo, antes de entrar en materia, tenemos que destacar que este flagelo se debe muchas veces a diversos factores como lo son el social, el familiar, el económico (crisis), así como el poco seguimiento logístico (apoyo) que el Estado le brinda a los excarcelados.

    Es importante que tengamos en claro la tesis demostrada por diversos estudios de que la cuantía o aumento de las penas no reducen los niveles de criminalidad, ya que estos aumentos carecen de efectividad a la hora de evitar futuros hechos delictivos, porque no tienen el efecto de persuadir en la persona del reincidente la comisión de un ilícito penal, ni siquiera persuade en un infractor primario de cometer un hecho antijurídico.

    Soy de los que se circunscriben a la tesis anterior, pues a diferencia del común de los juristas (incluso muy veteranos), psicólogos y diversos sectores de la sociedad, soy de los que me identifico en los estudios realizados con carácter científico y estadístico en aquellos países desarrollados y no tan desarrollados, donde se han incrementado las penas y el crimen ha continuado en su crecimiento vertiginoso y constante.

    Tal como diría el profesor Juan Bosch, la fiebre no esta en las sabanas, lo que sucede es que países como el nuestro donde no hay una política criminal bien definida y orientada al origen o raíz de la problemática, siempre será mas cómodo resolver por la vía que resulta mas fácil, que en este caso lo seria legislar, o sea, reformar un ordenamiento o un tipo penal para endurecerlo.

    Todo lo anterior se debe a que el Estado no ha cumplido su rol y la política criminal que ha venido desarrollando se ha perdido incluso, en lo que es la noción de los fines de la pena y mas quePrevenir, ha optado por el camino corto que es Castigar, es decir, resulta muy cómodo solo aplicar el Ius Puniendi (facultad de castigar del Estado) y olvidarse de prevenir a tiempo, ya que sale mas tedioso invertir en los valores de la familia, en la educación, fomentar las oportunidades, afianzar la comunicación con nuestros jóvenes y así arrancar el problema de raíz. Siempre saldrá más económico invertir en la familia que pagar el costo diario de un interno en prisión porque le ha fallado a la sociedad.

    Pienso que uno de los pilares más importante en materia de reincidencia y sus distintas variables, se encuentra en la ejecución penitenciaria, especialmente en el tratamiento individualizado iniciado sobre el sujeto al momento de entrar a prisión, el cual debe estar acorde con el análisis de las causas que lo han llevado a delinquir tanto personales como sociales, así como analizar todo su historial a los fines de sacar la mayor información posible para tratarlo, y no reformando el marco normativo ni aumentando penas que al final contribuirá a prisionizar mas el sistema de Estado de Derecho....(continuar) http://centrodecriminologia.blogspot.com/2013/01/la-reincidencia-y-sus-variables.html

    ResponderEliminar
  29. Muchos son los factores que pueden favorecer a mejorar la crisis carcelarias, entre ellos, podemos destacar programas modelos destinados a des-marginar y garantizar una buena vida a los internos luego de que estos hayan cumplido una condena, donde la sociedad no vea con desmedro y rechazo a los que han pasado o están pasando por este proceso. Es menester destacar que este programa debe contar con la debida capacitación, formación y diversos mecanismos para una mayor eficacia y eficiencia y de esta forma darle menos paso o mejor dicho no darle cabida a la reincidencia delictiva, ya que esta es el indicador de si ha sido bien o mal aplicada el sistema de justicia y si es preciso continuar con este o sustituirlo por otro mejor. Otro punto clave para la reinsercion social del ex interno es el respeto de sus derechos como seres humanos que son y el apoyo tanto económico, moral, laboral, educativo, espiritual, cultural, etc, de sus familiares y amigos así como de la misma sociedad debido a que en esta ultima es donde recae el mayor peso para que el ex interno cometa o no una reincidencia delictiva o se integre socialmente.
    Yaritza Abreu 89362

    ResponderEliminar
  30. La Reincidencia es un tema que ha sido siempre objeto de mucho análisis dentro del ámbitopenitenciario y penal en general cuando nos planteamos las fallas del sistema y el tratamiento penitenciario en aras de estudiar y reducir este fenómeno que tanto afecta la sociedad en la que vivimos. Sin embargo, antes de entrar en materia, tenemos que destacar que este flagelo se debe muchas veces a diversos factores como lo son el social, el familiar, el económico (crisis), así como el poco seguimiento logístico (apoyo) que el Estado le brinda a los excarcelados.

    Es importante que tengamos en claro la tesis demostrada por diversos estudios de que la cuantía o aumento de las penas no reducen los niveles de criminalidad, ya que estos aumentos carecen de efectividad a la hora de evitar futuros hechos delictivos, porque no tienen el efecto de persuadir en la persona del reincidente la comisión de un ilícito penal, ni siquiera persuade en un infractor primario de cometer un hecho antijurídico.

    Soy de los que se circunscriben a la tesis anterior, pues a diferencia del común de los juristas (incluso muy veteranos), psicólogos y diversos sectores de la sociedad, soy de los que me identifico en los estudios realizados con carácter científico y estadístico en aquellos países desarrollados y no tan desarrollados, donde se han incrementado las penas y el crimen ha continuado en su crecimiento vertiginoso y constante.

    En cuanto a la crisis carcelaria el crecimiento de la población a sido un factor muy importante para el agravamiento visible de esa crisis, en cuanto a puesto niveles de hacinamiento y deterioro básico en los servicios y en los derechos de los reclusos.

    Andy starling hidalgo del Rosario. 89755

    ResponderEliminar
  31. Consideró que todo lo expuesto en este artículo tiene lógica & es de gran importancia.

    Considero que al momento de que los países comiencen a implantar medidas que sean justas para las personas que están cumpliendo condena, aquí va a verse el cambio entre estas personas, las personas cuando son bien tratadas normalmente cambian, en este caso de la reincidencia, estos lograran salir de los centros penitenciarios con una manera de pensar completamente diferente que con la que algún día llegaron.

    Así como nos dice el artículo, al momento de implantar los programas que tienen que ver con la reinserción y de rehabilitación, estos dos factores juntos podrían lograr lo que es un buen manejo de las cárceles, ya que si estos son llevados a cabo como debería podrían lograr que haya un cambio bastante notorio en las personas que salen de estas, y que lo más probable es que no vuelvan a reincidir en algún ilícito penal.

    Pienso y estoy de acuerdo en que muchas medidas se deben de tomar en cuenta, porque lastimando el caso, hoy en día las cárceles por el simple hecho de tener personas que han fallado, en la mayoría no tratan de ayudar al que está cumpliendo condena, y esto no debería ser así.

    Ileana A. Rivas Sepúlveda - 2012-1364

    ResponderEliminar
  32. Resulta de gran importancia para toda la sociedad que se proporcione mayor calidad en nuestro sistema penitenciario, el mismo debe aplicar fuertes medidas en pro de la reinserción de los individuos que encuentran cumpliendo condena, es un gran ejemplo el que ha dado Chile al aplicar programas que aumenten el promedio de reinserción, nuestro Estado ha querido aumentar las penas como una medida para disminuir la criminalidad, sin embargo opino que no es la respuesta correcta, teniendo en cuenta que la pena en sí misma no es un fin, sino un medio para disminuir la peligrosidad de un determinado individuo, pero también se busca que dicho individuo sea rehabilitado de una manera que pueda adentrarse en la sociedad de tal forma que no vuelva a delinquir, el Estado no tiene solamente la obligación de proteger los derechos de las personas que se encuentran libres, sino también de aquellos que están cumpliendo condena, sin embargo solamente nos encargamos de castigar olvidando o poniendo en el último lugar la labor más importante que es la de corregir.
    Puedo resaltar lo que se ha hecho en los últimos años en nuestra República Dominicana con los centros penitenciarios modelos, en los cuales se puede notar un gran cambio en los internos, haciendo en gran parte que se den cuenta de los errores que han cometido y de esta forma traten de eduarse e ingresar a la sociedad.

    ResponderEliminar
  33. Sin lugar a dudas entiendo que la única manera en que se puede bajar el nivel de reincidencia de los internos una vez puestos en libertad es permitiéndoles integrarse nuevamente a la sociedad. Si los marginamos estamos haciendoles pagar nuevamente por el mismo hecho y se supone que con el haber estado en el centro penitenciario habían purgado sus penas.
    El rechazo y la falta de oportunidad solo traerá la reincidencia en el mismo o nuevo delito, puesto que de alguna manera debe de suplir sus necesidades. Dar una segunda oportunidad y persistir en la educación son nuestras únicas esperanzas en esta problemática.

    Claudia G. De Aza Almonte 89370

    ResponderEliminar
  34. Muy cierto lo que establece este artículo , pudiera asegurar que un gran porcentaje de los internos están por reincidencia, cabe destacar que este factor nos ataca de una manera brusca. Implementar programas de rehabilitación seria excelentemente correcto, pero a veces nos deberíamos de preguntar, ¿aceptaríamos nosotros a estos ex –internos?.
    Juzgar menos y trabajar más es lo que deberíamos de hacer, cada quien tiene derecho a una segunda oportunidad, a cambios, a realizarse como persona. Actualmente la cárcel La Victoria no está apta para tener todos los internos que tiene, y ver la manera en la que viven ahí dentro es devastadora.
    Implementar estos programas de rehabilitación favorecerían mucho a la sociedad, puesto que estaríamos reduciendo en un tanto la delincuencia en nuestro país. Pero bien es cierto como establece el artículo deberíamos investigar qué factores influirían en una posible reincidencia, para así tratar de eliminarlos de raíz. Leticia Peña 2012-1054

    ResponderEliminar
  35. Es de esperarse buenos resultados de un sistema así, debido a que se ha expresado anteriormente que si los sistemas carcelarios fuesen más humanos, la reincidencia disminuiría. El problema en América Latina y el Caribe, está ciertamente en lo que se ha expresado en tanto a hacinamiento, sobrepoblación, violencia y negatividad de la sociedad.

    Entiendo importante el proceso de reinserción, ya que la falta de este es lo que básicamente pone al individuo en la posición de volver a delinquir, ser reincidente. Muy importante que junto a la reinserción este la rehabilitación, para aquel individuo que delinque por los efectos de las sustancias consumidas.

    Este sistema carcelario es muy ventajoso para el país, se ve necesario que el país obtenga los recursos necesarios para que nos adaptemos a dicho sistema, así reducir los niveles de criminalidad y reincidencia de la población. Considero necesario que primero se disminuya o se destruya la sobrepoblación de las cárceles si ello es posible; entiendo que hacen falta los recursos para lo mismo, pero como parte del país no lo veo imposible.

    Lilliam V. Tavares S. (2012-1450).

    ResponderEliminar
  36. Sin duda este modelo de chile debe ser un patrón a seguir ya que tuve mucha efectividad y hay ejemplos de que la sobre población carcelaria es una problema de grave en el sistema penitenciario, pero en ese mismo entorno creo que en los programas de reincertar internos a la sociedad se debe cambiar la mentalidad de las personas al emplear un reincertado pero esto sin duda debe de ser un modelo a seguir en este país se deben crear fondos para un proyecto de esa magnitud ojalá y algún se logre
    LEONARDO TAVAREZ Mat: 2012-1117

    ResponderEliminar
  37. La reinserción social de personas que ya han cumplido algún tipo de condena, va orientada básicamente a la reducción de los factores de riesgo de reincidencia en delitos y a apoyar el proceso de reintegración a la comunidad de estos ex internos una vez ya haber efectuado el cumplimiento de su condena. Esto solo será posible de una manera definitiva y eficiente si todos los responsables el tratamiento del interno hacen correctamente su labor: primero el personal penitenciario encargado de dicho tratamiento debe estar lo suficientemente capacitado y orientado en realizar debidamente su función, sin ninguna alteración del mismo , cosa que pueda perjudicar los resultados que se desean obtener del tratamiento.

    Segundo, el Estado debe contar y suministrar diversos programas de apoyo psicosocial, orientados a reducir las probabilidades de reincidencia en delito y a mejorar las perspectivas de integración social de los ex internos, para así tener seguridad para la población general, tanto para ellos como para la sociedad que los recibirá. y tercero, la sociedad en general debe de consientizarse mas y orientarse de una manera que esta pueda acojer y ofrecer oportunidades de desarrollo , de una forma grata a estas nuevas personas regeneradas, porque es la sociedad que forma un papel muy importante, creo yo, para asi completar definitivante y totalmente la regeneracion del inetrno, puesto que es esta, la que lo resibira, y de acuerdo a la acojida que esta le brinde , va a depender en un gran por ciento que este ex interno vuelva a delinquir.

    ResponderEliminar
  38. Me parece muy interesante esta propuesta, pues, soy de los que piensan e incluso he mencionado reiteradamente, que la función primordial del sistema penitenciario no es sólo recluir, sino también reformar, resarcir para luego reinsertar a la sociedad a aquellos que han cometido acciones típicamente antijurídicas. 
    La idea de un método de reinserción y reforma aunque aumente por los menos en 1% la eficacia en cuanto a reducción de reincidencia es un buen primer paso para evitar la sobrecarga de las cárceles y no sólo eso, sino también para la reintegración de dichos individuos a la sociedad, porque realmente las personas merecen una nueva oportunidad siempre y cuando se la ganen.
    Los programas psicológicos en este sentido son de gran importancia, ya que, gracias a estos se puede entender la situación y el comportamiento de esos individuos, también se les puede ayudar a mejorar su conducta y hacerles entender cuál es la manera de realizar y resolver las cosas.
    El apoyo comunitario es un paso muy importante porque así estos individuos, aunque fuera de prisión, no se sentirán recluidos gracias al rechazo de los grupos sociales externos a estos, ya que, dicho rechazo puede provocar en estos una alteración a su psiquis y pueden verse tentados a delinquir nuevamente.
    Es un conjunto de diversos factores , que con la aplicación adecuada y la cooperación pueden servir para alcanzar el propósito de bajar los niveles de reincidencia y mejorar la reinserción social.

    Edgar Radhamés Encarnación Rosario
    2012-1284

    ResponderEliminar
  39. Sería un gran avance para nuestros sistema. Que se crearán grupos en conjunto con la sociedad para mejorar o disminuir lo que es la reincidencia en nuestro país, lo que también considero que con el nuevo modelo penitenciario se ha visto una mejoría poco pero se ve en la calidad de como estas siendo organizados los internos, creo que es hora de reforzar porque soy de la que piensas que ya las leyes y las ideas están hay pero no se llevan a cabo correctamente, que si esto se cumpliera todo sería mucho mejor.
    Estoy muy de acuerdo con de educar a la sociedad y llevar tratamientos de rehabilitación para los internos para que ellos tenga una reinserción a nuestra sociedad y disminuir la reincidencia.
    Soila Adamanay Castro 89423

    ResponderEliminar
  40. Es un tema interesante de un amplio espectro; puesto que está en la palestra pública con el hecho de la modificación al código penal que introduce un cambio de 40 años al máximo de pena. Como vemos países como Chile y Brasil han demostrado que realmente la intención del estado al momento de imponer una pena más que ejercer el Ius Puniendi o derecho de castigar es producir un cambio en el individuo de modo que la infracción que lo llevo a la cárcel no vuelva ser cometida ni ninguna otra; es más bien corregir aquella conducta tipificada.
    Por otro lado aunque en la todos los casos los modelos de reinserción son aplicados a los reclusos debería aplicarse una política o modelo de concientización a la sociedad puesto que los reclusos después que cumplen condena un factor que les hace contrapeso es la misma sociedad que lo denigra por su condición de ex convicto
    Anmy Mercedes 2012-1048

    ResponderEliminar
  41. Nuestro país ha avanzado mucho a nivel penitenciario, mas aun con la implementación del nuevo modelo penitenciario que ya no solo busca que el individuo cumpla una condena sino que tiene como finalidad que el interno reciba una tratamiento digno, que se eduque durante su estancia en el centro y también busca erradicar los males que allí se desarrollan como son el hacinamiento, trafico de sustancias de manera libertina y pues llevar un mejor control de lo que sucede allí dentro. Me parece interante que existan país que se preocupen de una parte sumamente importante dentro del tratamiento penitenciario que es la reinserción. Nuestro país debería también adoptar esta medida de ayuda tanto para los ex-internos como para la sociedad. Lo valoro como positivo el hecho de que hay que concientizar a la sociedad para recibir a aquellos que han estado privados de su libertad.
    Anny Santana 2014-0644

    ResponderEliminar
  42. Sería un gran aporte y avance para nuestros Pais y sistema. Que se crearán grupos en un gran conjunto con la sociedad para mejorar o disminuir lo que es la reincidencia en nuestro país, por lo que también yo considero que con el nuevo modelo penitenciario se ha visto una mejoría poco pero se ve en la calidad y la organización de como estas siendo organizados los internos, pero creo que es el momento de reforzar porque yo pienso que ya las leyes y las ideas están bien clara pero no se llevan a cabo correctamente, como debe de ser en nuestra sociedad

    ResponderEliminar
  43. Para solucionar la crisis penintenciaria y reducir la reincidencia en nuestro pais es bueno de darle seguimiento a este patron plantiando en chiles para asi ver reducida la tasa de reincidencia en nuestro pais de seguro y mas sastifactorio es que nuestra carceles no se centre en solo castigar al interno sino de prepararlo para el momento de cuando se valla a reintegrar en la sociedad de hacerlo un hombre nuevo y preparado para enfrentar el nuevo mundo plantiando esto de seguro son caminos para solucionar las crisis carcelaria y disminuir la reincidencia delictiva en nuestra sociedad

    SIEMPRE con nuevos programas de preparacion son objeto de tener un interno mas preparado

    Jose miguel Nuñez solano 2011-0393

    ResponderEliminar
  44. Me encuentro en favor del
    Artículo publicado, debido a que lo que hemos podido aprender en el curso de esta materia la criminólogia es una ciencia multidisciplinaria y una de sus disciplinas afines es el derecho penitenciario. También di arte el curso tratamos de figuras jurídicas imprescindibles tales como lo son la reincidencia, reincersión y rehabilitación. Para poder prevenir y evitar este problema de sobrépoblacion de los centros penitenciario que en algunos países que fueron citados en el artículo que se encuentran en estados alarmantes se necesita una buena política de reinserción con el objetivo de evitar la reincidencia. Mientras que esto sigue sucediendo se está demostrando que es inútil castigar y privar de libertad a un criminal si a estos individuos no le importar retornar a ser reclusos.... Otra figura para evitar la reicidencia criminal es rehabilitando a los ex convictos, limpiándolos de sus vicios yah que estos son factores que reinciden. Hasta qué no adoptemos una política penitenciaria adecuada no estaremos cumpliendo con el verdadero objetivo de reformar a los
    Internos y reinsentarlo de una forma abil a nuestra sociedad.
    LUIGI RINALDI 2012-1496

    ResponderEliminar
  45. La reincidencia es la delincuencia habitual que demostraba que el reo aparecía como incorregible, proviniendo etimológicamente, reincidencia, de “reincidere” que quiere decir “recaer en la conducta delictiva.
    Nuestro país esta avanzando en lo que es nuestro sistema penitenciario, entiendo que sería de muy buena propuesta para nuestro país ya que entendemos que esas personas que van a la cárcel no es a que sean peores o más malo sino que salgan regenerado y que puedan ser personas para bien en esta sociedad, de llegarse a corregir lo que es la reincidencia algo que veo muy pero muy difícil como vamos en nuestro sistema penitenciario pero de llegar algún día a corregir todos esos fallos nuestro país será un país que se pueda garantizar una sociedad limpia . El estado es quien tiene que tomar el control a cerca de esta problemática que está en nuestra sociedad, si el gobierno invirtiera en nuestra juventud y en cada persona se pudiera disminuir lo que es la reincidencia ya que se entiende que las mayorías de personas que van a las cárceles es por falta de educación, falta de trabajo, falta de formación tanto familiar como académica.
    JUAN BERNARDO JIMENEZ DELGADO 2012-1092

    ResponderEliminar
  46. Todos estos programas muy difíciles de aplicar se toman mas de un año y aun somo un estado que quiere que todo se solucione en un dia ¨roma no se hizo en un dia¨por lo tanto estos programas rendiran frutos en años, debemos comenzar por cosas simples tratemos de darles a esas personas trabajos faciles en estaños de las instuciones publicas como, METALDOM, los ayuntamientos, las oficinas de urbanismo, etc. desde hay aremos dos cosas numero 1. decirle al empresario Dominicano como Bernardo, que si era posible y numero 2. decirle a ellos que en el estado tienen una mano amiga.

    pata todo eso claro aun debemos motivar las fuentes de trabajos y las pequeñas empresas y pienso que no estaría mal si se comienza con programas de emprendurismo en las carceles.

    ResponderEliminar
  47. Me encuentro en favor del
    Artículo publicado, debido a que lo que hemos podido aprender en el curso de esta materia la criminólogia es una ciencia multidisciplinaria y una de sus disciplinas afines es el derecho penitenciario. También di arte el curso tratamos de figuras jurídicas imprescindibles tales como lo son la reincidencia, reincersión y rehabilitación. Para poder prevenir y evitar este problema de sobrépoblacion de los centros penitenciario que en algunos países que fueron citados en el artículo que se encuentran en estados alarmantes se necesita una buena política de reinserción con el objetivo de evitar la reincidencia. Mientras que esto sigue sucediendo se está demostrando que es inútil castigar y privar de libertad a un criminal si a estos individuos no le importar retornar a ser reclusos.... Otra figura para evitar la reicidencia criminal es rehabilitando a los ex convictos, limpiándolos de sus vicios yah que estos son factores que reinciden. Hasta qué no adoptemos una política penitenciaria adecuada no estaremos cumpliendo con el verdadero objetivo de reformar a los
    Internos y reinsentarlo de una forma abil a nuestra sociedad.
    LUIGI RINALDI 2012-1496

    ResponderEliminar
  48. Dentro de los recintos carcelario y me refiero al trato que muchas veces no merecen esos internos ya sea por su condición de reclusos, se les conmina a tener una actitud de reincidencia por el hecho del comportamiento de los empleados con ellos, es que tenemos que sacar de la conciencia que el recluso es un monstruo, ciertamente son personas aisladas y a esos fines es que se aísla para que creen conciencia de que el hecho que cometió es castigado por la ley y repudiado por la sociedad, es en ese sentido que llega el nuevo modelo penitenciario para satisfacer esas necesidades, llenar esos espacios en blanco existentes dentro de los recintos, darles realmente una buena formación, enseñarles que hay una sociedad que espera un cambio y una reinsercion de ellos. lo veo muy positivo por parte de las autoridades competentes poner su empeno en que sea abolida en su totalidad la reincidencia delictiva OSVALDO DOMINGUEZ 85189

    ResponderEliminar
  49. La reincidência es un problema que no a venido a afectando a todos desde sempre ,Estoy de acuerdo con el articulo ya que la medida de seguridad y la forma de tratar a los internos en los recinto carcelario es que ayuda a este a cambiar su forma de pensar y de vivir ,no juzgandolo mal ni maltratando ló , sino con facilidade de êxitos es decir com medidas de seguridad que no afecten mas a estos sino que los ayuden a poder reintegrarse y con estos no es que no habra criminalidad sino un menor cifra de reincidência y de crimen.

    ResponderEliminar
  50. Totalmente de acuerdo con lo plasmado en este artículo, ya que con la creación y entrada en vigencia del código procesal penal o ley 76-02 y esperando que se implemente esos mismos medios de coerción de fomentación de programas de rehabilitación, educación, oficios, etc. Y de la misma forma, evitar la reincidencia del interno y sobretodo y como condición sine quanom, nosotros como sociedad debemos darles una nueva oportunidad de reivindicarse.

    Félix Antonio Bort Cedeño. 2011-0339

    ResponderEliminar
  51. Dharina Aquino 77557
    Estoy de acuerdo con el artículo en lo que refiere a que podemos medir cuan efectivo ha sido el tratamiento penitenciario al medir el grado de reincidencia, ya que precisamente el objetivo de dicho tratamiento es rehabilitar al interno para reintegrarlo; claro esta que no hay un modelo perfecto ni un solo método, además de que hay personas que no desean ser salvadas, de modo que nunca obtendremos un 100% de efectividad en el tratamiento.
    La reincidencia trae a colación otro aspecto gravísimo que es el hacinamiento, que a su vez dificulta el tratamiento y causa un círculo vicioso; pero por alguna parte hay que comenzar, previniendo el delito, si ya se ha cometido evitar la reincidencia restaurando al individuo y dándole oportunidades ya que con enseñarle a hacer lo bueno no basta cuando no se les brida oportunidad de adoptar ese nuevo estilo de vida, evitando la tacha social del ex convicto. Buscando alternativas productivas para delitos de poca peligrosidad de forma que se evitepoblación población.
    Otro aspecto que me llama a la atención es que destaca lo necesario de implementación de programas que combatan el ocio y es que bien lo dice el adagio " mente ociosa taller del diablo" , pero lo que nos falta es la persistencia apollando las buenas ideas aún sean ajenas; es un gran mal la discontinuidad de muy buenos proyectos solo porque se cambie de administración, un mal tan grande nonse resuelve en dos días asi que hay que persistir y no llegar a cambiar toda una buena estrategia que a la larga sería productiva, tan sólo porque se le ocurrió a otro. DAS

    ResponderEliminar
  52. Juan Manuel De La Cruz Méndez-87841- Derecho Penitenciario.

    La disminución de la reincidencia, no es solo necesidad en el entendido que la población penitenciaria vive constantemente en sobrepoblación, principalmente en los países de la región, es evidencia de la eficacia del sistema penitenciario aplicado, porque deja a entender que evidentemente el interno se ha rehabilitado, la organización del sistema para obtener mayor beneficio debe ser prioridad, de ésta manera las actividades que se desarrollan en la cotidianidad de los internos termina beneficiandolos, una inversion en un programa de organización de ésta manera a la larga es mas barata, que solamente preocuparse de sacarlos de la sociedad, porque de una forma u otra es muy probable que vuelva a delinquir, si no han tenido una rehabilitación efectivo y si reingreso significara lo mismo de manera indefinida, de manera que, asegurándose poco a poco con tratamiento organizado y especializado las personas se rehabiliten, podemos comprobar mediante este programa que verdaderamente en cantidades considerable se disminuye la reincidencia.

    ResponderEliminar
  53. Para que la condena que se le ha impuesto al recluso pueda haber sido efectiva, debe de haberse reformado al interno para que este sea capaz para la reinserción a la sociedad y demostrar que la conducta que ha cometido aún puede ser reparada.
    No hay mejor alivio que la esperanza para los pueblos y aún así sigo la idea del cantante italiano Tinno Rosso, si se acaba el perdón y las segundas oportunidades, se acaba el amor, el odio y por ende la sociedad.
    Joseph Elias Rivera Devers 2012-0887

    ResponderEliminar
  54. El rápido crecimiento de la población privada de libertad constituye uno de los mayores desafíos
    que enfrentan los sistemas de justicia penal. Más de 9.800.000 de personas se encuentran privadas de
    libertad en el mundo (entre sentenciadas y sometidas a detención preventiva), y en todos las regiones
    se verifi ca una alta tasa de crecimiento.
    Por otra parte, y en base a las estadísticas disponibles, la mayoría de los países tienen superada su
    capacidad de alojamiento, registrándose casos de sobrepoblación y hacinamiento muy severo, lo que
    determina una fl agrante violación a los Derechos Humanos de las personas privadas de libertad y un
    riesgo para la seguridad del personal penitenciario.

    ResponderEliminar
  55. El tratamiento al hombre que ha infringido la Ley y por ello ha sido objeto de represión penal y encarcelado, como necesidad para proteger la sociedad es naturalmente una tarea prolongada y compleja. Según la criminología moderna el hombre es una totalidad sistémica, socio-sicológica, ecológica y cultural, categorías que es preciso conocer a profundidad para poder desarrollar un trabajo con posibilidades reales de éxito en este campo, tanto en el período de reclusión como al reingresar al seno social.
    La reinserción social es la base de nuestro nuevo sistema penal, que busca no castigar al delincuente, sino ayudarle a dejar los hábitos que lo llevaron a delinquir y brindarle ayuda para que se transforme en un ser humano que sea de utilidad para la sociedad. Para poder promover la readaptación del delincuente, se les otorga una formación integral que permita a éste, alcanzar una vida honrada y digna en el momento de dejarlo en libertad; partiendo de lo ya escrito, vemos el objetivo central de nuestro sistema penal, y si el mismo de cumple a cabalidad, tendremos menos porcentajes de reincidencia en los individuos que salen en libertad, el mismo hará disminuir la delincuencia.

    ResponderEliminar
  56. Definitivamente en este artículo podemos tomar como ejemplo el programa de la reinserción social implementado en Chile; donde vemos que sí este tiene sus resultados deseados, pero para ello se necesitan elementos que se vuelven constitutivo de este programa como: un personal humano capacitado, recursos económicos pertinentes y espacios físicos en los centros carceleros. Provocando este que una menor cantidad de personas que han sido condenas se conviertan en reincidentes, favoreciendo al mismo tiempo la ausencia de esta manifestación la seguridad de la ciudadanía y el permiso de que ese ente que se ha insertado tenga un nuevo comienzo en la sociedad que anteriormente ha fallado.-

    La adhesión de este método en América latina y el Caribe no es un lujo, sino que es una necesita y más importante aún, que es posible su existencia. Y es que la necesidad se evidencia en el hacimiento existente, poniéndose este en manifiesto cuando las cárceles están sobrepobladas violando el espacio límite para el que se ha establecido un determinado número de internos en plantel penitenciario, con regla de la parte administrativa. Y no relevante es agregar que este hacimiento eleva las manifestaciones violentas de estos centros regeneradores.-

    Entiendo que esta política penitenciaria debería imponerse en la República Dominicana, puesto que aplicando se debidamente tendría resultados agradables y las cárceles estarían dejándose de utilizar como una pocilga, convirtiéndose más bien en una institución utilizada para casos que verdaderamente deben recurrir a estos; no como una solución para todo como he vista actualmente, ya que no se tiene la mínima capacidad para pensar en programas como la reinserción.-

    Ana Victoria Mercedes Berroa......2012-1052

    ResponderEliminar
  57. Estoy muy de acuerdo con el programa de reinserción social ya que esto ayuda y motiva a los internos a prepararse en el centro y no perder el tiempo así cuando ellos salgan sabrán que no tendrán un rechazo de la población sino una acogida social y de oportunidad para que comiencen una vida nueva, en este hemos avanzado mucho en materia penitenciaria pero aun nos falta seria bueno que República Dominicana imite el ejemplo de estos países que han decidido transformar y revolucionar el sistema penitenciario. Si hay voluntad al final podremos.

    ResponderEliminar
  58. Estoy de acuerdo con el artículo, soy de las que piensan q esta implementación ha sido muy favorable para nuestro país... Por otra parte este como todo esta en una etapa de pruebas por decirlo asi, pues a mi entender y según lo que he visto y escuchado todavía se deben poner en atención ciertas fallas, pero si se trabajan en ellas, pienso que en un futuro este sistema dara el cien por ciento de manera favorable para el país, el cual con la implementación de esta nuevo modelo penitenciario lo que busca es que nuestro país se desarrolle en un ámbito donde hasta hace poco tiempo estaba atrasado.. Mariel Victorino 89372

    ResponderEliminar