martes, 30 de diciembre de 2014

Internos aseguran vivir un nivel más alto de victimización en los Centros Penitenciarios que en el mundo exterior.

Autor: Wanda F. Arias Mota.             Profesor: Geovanny Vicente Romero.


 “El Estado se fundamenta en el respeto a la dignidad humana de la persona y se organiza para la protección real y efectiva de los derechos fundamentales que le son inherentes. La dignidad humana es sagrada, innata e inviolable: su respeto y protección constituyen una responsabilidad esencial de los poderes públicos”. Art. 38 de la Constitución Dominicana del 2010.

“Toda persona tiene derecho a que se respete su dignidad personal y su integridad física, psíquica y moral. Nadie puede ser sometido a torturas ni a tratos crueles, inhumanos o degradante” Art. 10 de la Ley  No. 76-02, C. P. P. Dominicano.

La dignidad humana es uno de los Derechos Fundamentales más importante que establece nuestra legislación, considerado sagrado, innato e inviolable, que nos debe acompañar en todo momento, aun cuando la sociedad no nos perdone por el hecho de haberle fallado…

Es por esta razón que la pena en ningún momento debe ser considerada como un castigo, orientado hacia torturas y maltratos. La pena tiene una función preventiva, con mira a una sola utilidad  la de, evitar la repetición de los delitos y así parar el golpe de la criminalidad. Pero cuando este objetivo no se lleva a cabo y la función de la pena es utilizada como castigo, puede el interno tener la Rehabilitación y Reinserción social  esperada?

El martes veintiséis (26) de Noviembre 2014, tuve el honor de participar como estudiante de la carrera de Derecho de la Universidad Central del Este (UCE), cursando la materia de Derecho Penitenciario impartida por el Lic. Geovanny Vicente Romero, en un estudio realizado en el Centro de Corrección y Rehabilitación de Barrio México, San Pedro de Macorís, República Dominicana, sobre “Victimización en los Centros Penitenciarios¨, estudio que realiza el Centro de Políticas, Desarrollo y Liderazgo de la República Dominicana  (CPDL-RD), a través de su unidad de Criminología Penitenciaria y la Universidad de Murcia (España), donde pude encuestar algunos de los internos que allí se encontraban internos  haciéndoles un patrón de preguntas establecidas, las cuales estaban divididas en dos bloques; siendo el primero, preguntas relacionadas a su convivencia en los Centros Penitenciarios y el segundo, preguntas relacionadas a sus vidas antes de entran a prisión. En esta encuesta, la mayoría de estos internos afirmaron que han vivido un nivel más alto de victimización en los Centros Penitenciarios que cuando estaban en el mundo exterior.

Tanto así, que nunca en sus vidas habían sentido miedo, desconfianza e inseguridad estando en un lugar, como lo sienten en prisión. Explican que tienen problemas para dormir y que se han sentido en muchas ocasiones con depresión. Considero que todo esto no les favorece en nada hacia un buen tratamiento penitenciario que los oriente a una Rehabilitación y Reinserción social efectiva.

Otros decían, que eran golpeados con patadas, específicamente con un bate  por los funcionarios encargados de su Rehabilitación y que han recibido insultos y amenazas de parte de de ellos.
Además de que estaban ansiosos de salir de prisión, a pesar de que aun estando en los recintos se sentían rechazados por la sociedad y no sabían que sería de sus vidas cuando llegara el momento de reinsertarse en la misma.

Pero no todo es negativo, pude observar una buena organización en cuanto a la disciplina y el buen recibimiento que este Centro Penitenciario nos brindó, así como la disposición que tenían los internos para ser encuestados donde se dirigían hacia nosotros con una sonrisa en el rostro. También, pude notar que se  mostraban felices por nuestra visita, y más aun por el trato no-discriminatorio que les brindamos. Algunos se sentían en confianza, tanto así, que empezaban a hablar de sus vidas, unos me decían que eran inocentes del motivo por el cual se encontraban en prisión, mientras que otros me miraban a los ojos y decían que eran culpables y que sabían que la pena impuesta era justa, pero tenían la esperanza de que algún día saldrían de prisión, y cuando esto sucediera si la sociedad se lo permite enderezarían sus caminos hacia una mejor vida.

Es triste ver como se habla maravillas del Nuevo Modelo Penitenciario, cuyo objetivo es la Corrección y Rehabilitación del interno, cuando la realidad es que estos internos son víctimas de maltratos. Como experiencia propia, puedo decir que muchos se sentían cohibidos de hablar y algunas de sus respuestas no fueron sinceras. 














EL CENTRO DE CRIMINOLOGIA PENITENCIARIA Y CIENCIAS POLITICAS EN RD  NO SE HACE RESPONSABLE DEL CONTENIDO DE LOS ARTICULOS REALIZADOS POR SUS COLABORADORES. 

Centro de Políticas Publicas, Desarrollo y Liderazgo RD (CPDL-RD) @cpdlrd #PNJ2015 #CPDLRD #CPDLRDLIDERAZGO






#GobiernoAbierto #ParticipacionCiudadana  #LibreAccesoAlaInformacion #Premios20Blogs

No hay comentarios:

Publicar un comentario