viernes, 29 de julio de 2016

Student Success Stories- Meet Geovanny Vicente Romero


Geovanny Vicente Romero is a graduate of the Carlos Rosario School’s ESL program. He started working as a paraeducator at the School in spring 2016. He wrote about his journey from being a government official in the Dominican Republic to working for fellow immigrants in Washington, D.C.
 I moved to Washington, D.C. in June 2015, a few months after receiving an award from the Dominican Presidency and Ministry of Youth for my work in the Dominican government and at a local university. I had served as the Interim Director of the Dominican Civil Service, overseeing approximately 60,000 federal, provincial, and local government workers. Additionally, I participated in roundtables with the Organization of American States, University of Pennsylvania, and consulted for the University of Stanford and Princeton University on prison reforms and government innovation, respectively.
Why would I want to leave if everything was going well for me? To an outsider, I had a comfortable career with a positive growth trajectory. However, on the inside, I wanted to expand my horizons beyond the Dominican Republic and challenge myself to learn from the experience. Initially, the United States overwhelmed me, as I transitioned from being a big fish in a small pond to a small fish in a vast ocean of opportunities. I took the risk of leaving behind a promising future to move from the capital city of my home country to the capital of the United States to fulfill a Dominican-American dream and gain new experiences that would enrich my ability to serve the community.
This journey hasn’t been easy, and I’ve learned so much about myself and the importance of an educational support network. When I arrived in Washington, I barely spoke any English and began studying for months on my own until a friend told me about the Carlos Rosario School. Shortly after I enrolled in ESL Level 8, and immediately improved my English skills and confidence level. For the first time since moving to the United States, I felt a strong sense of belonging and newfound responsibility to contribute to the community.
My peers elected me as a Student Government Representative at the school, and I continued developing my English and leadership skills through programs on voting rights, healthcare, and conservation with the National Council de la Raza, Washington, D.C. government, and the U.S. Congress. I also discovered new ways to express myself in writing and became a finalist of the Carlos Rosario Black History Month essay contest.
I graduated from the school this past June. I see a bright future for myself in Washington, D.C., having been a featured writer for the Inter-American Development Bank (IDB), Global Foundation for Democracy and Development (GFDD) and international news agencies such as Mexico’s El Universal, among others.  Also I have found ways to continue teaching in my new home. Since the fall of 2015, I joined the Global Language Network (GLN) to share my Spanish language and Dominican culture as a Spanish teacher. In March I began volunteering as an assistant Spanish teacher, and in April, I began working as an ESL para-educator at the Carlos Rosario School to give back to the school that has helped integrate me into the community.
I never thought I would be where I am today had it not been the Carlos Rosario School. Thanks to their program, I have adapted to a new country and I want to inspire others who wish to do the same.
Source: http://www.carlosrosario.org/meet-geovanny-vicente-romero/


#LatinosAchieve
#GeovannyVicente

jueves, 28 de julio de 2016

República Dominicana lanza su política de cambio climático: ¡Todo lo que debes saber!

No es cierto que República Dominicana sea el primer país en aplicar impuesto al carbono.

 

Washington, D.C. Una buena noticia ha salido publicada recientemente en el periódico dominicano Diario Libre. Se anuncia el lanzamiento de la política dominicana de cambio climático y se deja saber que la República Dominicana acaba de implementar el llamado impuesto al carbono. Dos noticias que me llenan de satisfacción como ambientalista apasionado que soy y como dominicano orgulloso de los avances de mi país.

Sin embargo, me veo en la necesidad de hacer algunas precisiones en cuanto a la nota de prensa. Según lo publicado en el medio, señalaré textualmente que “El vicepresidente ejecutivo del Consejo Nacional para el Cambio Climático y el Mecanismo de Desarrollo Limpio, Omar Ramírez Tejada, informó ayer que el gobierno dominicano fue el primero que le puso un impuesto al carbono”. Cuanto quisiera que esta premisa fuera cierta para presumir mi país con los expertos con los cuales mantengo encuentros regularmente, pero en un país que se rija por el nuevo paradigma de gobierno abierto, las informaciones a los ciudadanos deben ser veraces y confiables: Principio de transparencia.

En las investigaciones que realizo sobre cambio climático, artículos que salen publicados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), con sede en Washington, D.C., destaco las buenas prácticas empleadas por los países de Latinoamérica en materia de desarrollo sostenible y cambio climático.  Precisamente, hace varios meses publiqué en uno de los blogs del BID un artículo titulado “5 Países latinoamericanos que enfrentan el Cambio Climático”. En este artículo citaba a Chile, Costa Rica y México entre los países que aplican el impuesto sobre el carbono.

Dicho artículo ha tenido gran repercusión y ha sido publicado por importantes periódicos de la región, como el periódico El Universal, el diario más grande de un país pionero y puntero en estos temas como es México. Dicho sea de paso, México sí es el primer país en crear una Ley de Cambio Climático en el 2012.

De todos modos, es una gran alegría enterarnos de los pasos que viene dando la República Dominicana en esta materia. Imaginamos que quizás el señor Ramírez Tejada se refería al primer país del Caribe o al primer país de los dos que ocupan la isla Hispaniola. ¡Total, cualquier persona se equivoca! El problema de esta precisión es que para el 2009, en Europa ya Suecia, Suiza, Finlandia y noruega aplicaban este impuesto, teniéndolo Dinamarca desde el 1992.  En el 2009, en Norteamérica ya la Columbia Británica (Canadá) lo cobraba, mientras que según el Banco Mundial, México actualmente capta mil millones de dólares al año por este gravamen. En Centroamérica,  tenemos el ejemplo de Guatemala. En Sudamérica, chile anunció su primer impuesto al carbono en el 2014.

Pero surge la duda: ¿Que es el impuesto al carbono? Es una modalidad de impuesto a la contaminación. Se implementa una tarifa de generación, distribución y uso de combustibles fósiles de acuerdo a la cantidad de carbono emitido por cierta combustión. El gobierno fija un precio por tonelada de carbono… Mejor aquí dejamos la explicación porque ya RD tiene una de las gasolinas más caras del mundo.

Para más información aquí compartimos el artículo antes mencionado sobre lo que están haciendo los países latinoamericanos para enfrentar el cambio climático. Publicado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en su blog Hablemos de Cambio Climático.

5 países latinoamericanos que enfrentan el cambio climático

América Latina tiene la reserva más grande del planeta en tierras cultivables y se encuentra amenazada por los principales desafíos que representa el cambio climático. Estos efectos se manifiestan de diferentes formas, desde la modificación de las zonas agrícolas hasta el resurgimiento de enfermedades que se consideraban erradicadas.

La región de América Latina tiene un enorme potencial para aportar soluciones globales en materia alimentaria, considerando la extensión de sus terrenos. En otras palabras, Latinoamérica es la garantía para la seguridad alimentaria del mundo, ya que cuenta con un tercio de los recursos de agua dulce del planeta y una cuarta parte del terreno agrícola del mundo, convirtiéndose en la región del mundo que más exporta alimentos en términos netos.

A continuación presentaremos lo que están haciendo cinco países latinoamericanos para mitigar los efectos del cambio climático, por medio de la implementación de políticas ambientales y el comprometimiento humanitario para reducir estos efectos:
  • Colombia: Decidida a lograr la paz, Colombia se ha comprometido en combinar este proceso posconflicto con iniciativas enfocadas en el crecimiento verde y el desarrollo rural sostenible para generar oportunidades laborales. El lanzamiento del Proyecto de Nación conocido como Colombia 2030: Sostenible  y en Paz, tiene un horizonte de implementación de 15 años con un financiamiento de US$1.9 mil millones. Este proyecto tiene contemplado abordar los temas de cambio climático, desarrollo de los campos, sostenibilidad y desigualdad social producto de los años de conflicto. En el 2013 Colombia se comprometió a cero deforestaciones de la Amazonia para el 2020, representando un 40 % de su territorio. Como medida, aumentó a casi 3 millones de hectáreas el Parque Nacional Natural Sierra de Chiribiquete, un área del tamaño de Bélgica.
  • Costa Rica: Aprovecha las lluvias y continúa trabajando para que su matriz energética sea totalmente limpia para el 2021. Costa Rica está cerca de convertirse en la primera nación latinoamericana sostenida en su totalidad por energía renovable. Además, ha creado una moneda de carácter ambiental, denominada Certificado de Carbono (CTO), como un medio para tranzar entre países, toneladas de gases de efecto invernadero, expresado en unidades equivalentes de carbono no emitido.
  • México: La nación azteca se ha planteado sus metas a corto plazo a través de su Programa Especial de Cambio Climático (PECC 2014- 2018), para reducir la vulnerabilidad de la población, proteger los ecosistemas, aumentar los servicios ambientales y mejorar su infraestructura ante el cambio climático. México ya ha sido el primer país en desarrollo en crear una Ley de Cambio Climático  en el año 2012. México estableció un Fondo para el Cambio Climático y creó el Sistema Nacional de Cambio Climático (SINACC).Igualmente, instituyó el Registro Nacional de Emisiones (RENE).
  • Chile: Este país ha seguido a Costa Rica (pionero) y a México con el impuesto al carbono. A partir del 2012, la Oficina de Cambio Climático está desarrollando el Low Emissions Capacity Building Program (LECB), bajo la dirección del PNUD. Chile ha concluido con éxito la segunda fase del proyecto de investigación MAPS-Chile que se propone analizar las emisiones hacia los años 2020, 2030 y 2050. El mayor avance de Chile es el fomento de la investigación a través de la creación de  centros de investigación en cambio climático.
  • Guatemala: Ha implementado una política energética ambiciosa orientada a generar el 80% de su electricidad desde energía renovable para el 2030. Ha fortalecido su marco legal, aprobando una Ley de Cambio Climático en el 2013. En su Contribución Prevista y Determinada a Nivel Nacional (INDC por sus siglas en inglés), se comprometió a reducir las emisiones en un 11.2 %. Su Ley Probosque del 2015, es un importante instrumento contra la deforestación.

Sobre el autor: Geovanny Vicente Romero @geovannyvicentr
Geovanny reside en Washington, D.C., es abogado, politólogo y profesor universitario. Especialista en Políticas Públicas y Función Pública, con varios años  de experiencia en el sector público. Académico de Derecho Administrativo, Criminología y Derecho Penitenciario. Conferencista sobre temas de función pública y servicio civil, así como de tópicos de Gobierno Abierto (ética, transparencia, participación, libre acceso a la información, etc.). Director del Centro de Políticas Públicas, Desarrollo y Liderazgo RD (CPDL-RD). Premio Provincial de la Juventud 2015 del Distrito Nacional, por su Liderazgo Profesional y Político, otorgado por la Presidencia de la República y el  Ministerio de la Juventud.