martes, 30 de diciembre de 2014

LOS HEROES DEL SILENCIO

Autor: Osvaldo Dominguez                                                          Profesor: Geovanny Vicente Romero 


Dentro de los recintos carcelarios por medio de mi presencia pude observar que dentro de las reglas mínimas muy pocas se cumplen y entran en contradicción con lo que se ve desde afuera, los recintos carcelarios vienen a reformar esa conducta abstracta que se manejaban en las antiguas  cárceles y recientes que quedan vigente, como es el caso de la victoria, donde existen jefes de pandilla dentro de los mismos recintos, donde existen personas que controlan espacios determinados y no debería de ser así, tomando en consideración las reglas mínimas que establecen la igualdad de trato a los internos.

A simple vista concerniente a los gastronómico específicamente con el almuerzo se manifestaba un orden y una higiene que nunca pensé que existía dentro de un recinto carcelario y esto nos ensena que cuando ponemos de nuestra parte las cosas se pueden hacer y saldrán bien, los internos luego de la implementación del nuevo modelo penitenciario y el juez de la ejecución de la pena se  le han tutelado a cabalidad todos los derechos del imputado o condenado, y es en pro de garantizar los mismos, que ha llegado este nuevo modelo.

Continuando con unas de las cosas que más me llamo a la atención del recinto, fue en el orden que iban llegando los internos al momento de cuestionarlos y cosas que me impactaron mucho fue la de un joven, me reservo el nombre por prudencia que me manifestó con palabras muy sutil y hasta pensé que era un poeta ,que la verdadera prisión no son esos barrotes y columnas que los dividen de la sociedad, sino mas bien son los pensamientos que le llegan a la mente que le entorpecen el alma, la conciencia y el corazón, y esto fue un paradigma que dentro de los recintos si existen gentes capaces de cambiar por eso debemos poner nuestro empeño y siempre teniendo en cuenta que son seres humanos iguales que nosotros que han cometido algún crimen en la vida quizás rodeados de drogas alcohol y situaciones desesperantes en la vida y que no cuentan con el verdadero alimento que es el espiritual, personas que algún momento de su vida tuvieron un hogar organizado una hermosa familia y que hoy no cuentan con ninguna de esas virtudes y solo les acompaña el amargo muro de esos barrotes y empleado con uniforme.

El Régimen legal Penitenciario en nuestro país a través de la constitución y la ley 224 de junio de 1984 se crea el régimen penitenciario. Un régimen que armoniza las penas privativas de libertad y los derechos fundamentales. El legislador Dominicano en el texto de la ley establece como su principal fin que mediante las penas privativas de libertad se llegue a la protección social y la readaptación del condenado, para restituirlo a la sociedad en voluntad y capacidad para respetar la ley. Es preciso que esto último sea visto no como un objetivo del régimen penitenciario, sino que sea un resultado de este.

El régimen Penitenciario y los derechos de los detenidos.
La constitución de la Republica establece en su artículo 8 que la finalidad principal del estado es la protección efectiva de los derechos de la persona humana y el mantenimiento de los medios que le permitan al individuo perfeccionarse progresivamente. En este fundamental articulo y en todos los pactos internacionales de derechos humanos suscritos con la Republica Dominicana es que el legislador se inspira para establecer en el régimen penitenciario toda un catalogo de derechos que permitan como ya dice el citado artículo 8 proteger los derechos de las personas, y mantener los medios que le permitan perfeccionarse progresivamente, en este caso, para ser devuelto a la sociedad en capacidad de respeto a la ley.

Para un estudio más detallado de los principales derechos de los reclusos es imprescindible comenzar con un análisis del artículo 8 de la constitución, en el que se establece como derechos individuales y sociales: Inviolabilidad de la vida. En el cual el estado deja garantizado que no se castigara a nadie con torturas, ni con la pena de muerte.

Seguridad Individual, en el cual el estado prohíbe:
-La prisión por deuda
-Que la causa y modo de privación de la libertad es solo con una orden motivada y escrita por un funcionario judicial, salvo delito flagrante.

En el texto legal el legislador contempla todo lo que está prohibido realizar dentro de los recintos carcelarios, entre los cuales voy a mencionar solo los más importantes:
Están prohibidos las torturas, maltratos, vejaciones o humillaciones contra los reclusos. Toda forma de discriminación entre los reclusos. Prohibición absoluta de bebidas alcohólicas y sustancias alucinógenas.

Prohibición en el establecimiento penitenciario de programas que atenten contra la moral y las buenas costumbres. Prohibición absoluta de que funcionen cantinas, pulperías, ventas o negocios en poder de los reclusos. De los juegos de azar y toda apuestas de dinero o especies en los juegos de destreza física y mental.

El personal de vigilancia no puede apelar a la fuerza o a la violencia en el tratamiento de los reclusos, salvo en los casos en que fuere estrictamente indispensable para evitar una fuga u otras circunstancias.

Prohibición al personal penitenciario de exigir, cobrar o recibir de los reclusos, familiares o amigos, derechos, gratificaciones o regalos de ninguna especie.

Como mencione anteriormente la finalidad del estado con la aplicación de las penas privativas de la libertad del individuo es retornarlo a la sociedad como un ente capaz de cumplir la ley. Pero para poder llegar a este resultado es preciso que se lleve a cabo un cierto orden en los recintos carcelarios, por lo cual el legislador ha establecido que el estado debe disponer de diferentes categorías de establecimientos, conforme a las penas. Y diferentes secciones de acuerdo al sexo, edad y antecedentes. Y los detenidos preventivos deben estar separados de los condenados. La ley establece también que deben existir celdas individuales, y si esto no es posible entonces deben alojarse siempre un número impar de reclusos siendo preferible un máximo de tres reclusos por celdas.

En la política penitenciaria establecida por el estado se contempla que es una obligación fundamental del estado el mantener los recintos carcelarios en las debidas condiciones de higiene para la conservación y mejoría de la salud física y mental del recluso. Atendiendo al clima, al volumen de aire y a la ventilación. 

Además en todo recinto carcelario según la ley 224 debe existir un baño y ducha adecuados, debe haber un comedor e instalaciones de agua potable, como también terrenos e instalaciones para la práctica de actividades deportivo-recreativas. Y deben diseñarse y construirse lavanderías, bibliotecas, cocinas y enfermerías.

















EL CENTRO DE CRIMINOLOGIA PENITENCIARIA Y CIENCIAS POLITICAS EN RD  NO SE HACE RESPONSABLE DEL CONTENIDO DE LOS ARTICULOS REALIZADOS POR SUS COLABORADORES. 

Centro de Políticas Publicas, Desarrollo y Liderazgo RD (CPDL-RD) @cpdlrd #PNJ2015 #CPDLRD #CPDLRDLIDERAZGO






#GobiernoAbierto #ParticipacionCiudadana  #LibreAccesoAlaInformacion #Premios20Blogs


EL NUEVO MODELO PENITENCIARIO, TODA UNA REALIDAD.

Autor: Bomar Quezada                                                              Profesor: Geovanny Vicente Romero



Tuve la oportunidad de visitar uno de los nuevos modelos de  centros penitenciarios que hoy en día son utilizados en la República Dominicana, en el  Centro de Corrección y Rehabilitación (CCR-11) de San Pedro de Macorís.

ya que hay que recordar el viciado y aberrante derecho penitenciario que se vivía unos años atrás en nuestro país y de los cual aún quedan secuelas  tales como: la famosa cárcel del seibó que aún no se ha implementado el nuevo modelo penitenciario, pero gracias a Dios las aberrantes cárceles creadas en la dictadura de RAFAEL LEONIDAS TRUJILLO donde reinaba la tortura y las constantes violación a los Derechos Humanos de los presos, hoy día pertenecen al nuevo modelo penitenciario las cuales son: la cárcel de Najayo y la de Nigua. En mi visita al recinto correccional lo primero que vi fue muchas medidas de seguridad  desde mi ingreso, donde me pasaron a un cuarto  y me requisaron para evitar la entrada  de armas drogas y cosas que pongan en peligro la seguridad de los internos, lo segundo es que el recinto está  muy limpio y en buenas condiciones también hay que destacar el grado de educación y disciplinacon los que los denominados VIP. Que son los policías dentro del recinto nos trataron.

Pero el verdadero móvil de mi visita fue ser encuestador de una encuesta enviada desde la universidad de Murcia  a los internos. Yo en conjunto con los demás compañeros encuestadores los cuales somos todos estudiantes de terminó de derecho en la UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ESTE y cursantes de  la materia DERECHO PENITANCIARIO,  fuimos llevados a un salón donde es el comedor de los reclusos y donde duramos  alrededor de cuatro horas compartiendo con los internos, y una vez allí, varios de ellos me manifestaron que aunque es una situación difícil estar privado de su libertad, se sienten bien debido a las condiciones Humanas en las que viven desde la comida hasta el trato recibido, luego de conocer y tratar varios internos empezamos la encuesta explicándole que era anónima y está hecha bajo el tema de Victimización en los Centros Penitenciarios”.  Estos trabajos se están desarrollando bajo la coordinación del Dr. Francisco Caravaca Sánchez, reconocido investigador español en representación de la Universidad de Murcia. La contraparte en la República Dominicana está representada por   el Centro de Políticas Públicas, Desarrollo y Liderazgo (CPDL-RD) a través de su Unidad de Criminología Penitenciaria, coordinado por el  profesor Geovanny Vicente Romero, académico de Derecho Penitenciario de la Universidad Central del Este (UCE).

Luego de realizar la satisfactoria encuesta, nos dijeron brevemente como está seccionada y como es el manejo del centro penitenciario. está  dividido en pabellones, entre los cuales recuerdo el área de inspección, área de recepción, área legal, área de comedor, área de consultorio médico, área administrativa, áreas de visitas conyugales,  entre otras.
Entre los 18 entrevistados la mayoría estaban por tres hechos punibles conocidos los cuales eran atraco a mano armada, homicidio y drogas, aunque no puedo esconder que fue situación difícil para mí estar allí dentro ya que una gran parte de los internos del recinto son muy jóvenes ósea en entre los 18 y 25 años, también hay que destacar que no todos están condenados ya que una parte guarda prisión preventiva.


Fue de mucho conocimiento para nosotros ver la triste realidad de esos seres humanos detrás de las rejas, ya que estoy seguro que todos lo pensaremos dos veces antes de cometer un hecho punible que nos lleve a un recinto como este, que aunque esta con todas las de la ley de Derecho penitenciario, nunca deja de ser un lugar privativo de la libertad para redimir el hombre y reinsertarlo a la sociedad.













EL CENTRO DE CRIMINOLOGIA PENITENCIARIA Y CIENCIAS POLITICAS EN RD  NO SE HACE RESPONSABLE DEL CONTENIDO DE LOS ARTICULOS REALIZADOS POR SUS COLABORADORES. 

Centro de Políticas Publicas, Desarrollo y Liderazgo RD (CPDL-RD) @cpdlrd #PNJ2015 #CPDLRD #CPDLRDLIDERAZGO






#GobiernoAbierto #ParticipacionCiudadana  #LibreAccesoAlaInformacion #Premios20Blogs

Problemáticas del sistema penitenciario dominicano referente a la victimización de los reclusos.

Autor: Jose Nova                                                                        Profesor: Geovanny Vicente Romero





El 26 de noviembre del 2014 un grupo de estudiante de derecho de la Universidad Central del  Este (UCE)  se trasladó al Centro de Corrección y Rehabilitación "Pedro Santana" de la provincia San Pedro de Macorís (CCR-11), donde realizamos una práctica de la materia de Derecho Penitenciario que imparte el Lic. Geovanny Vicente Romero.

A fin de presentar un análisis de los internos del Centro de Corrección y Rehabilitación “Pedro Santana”, formulamos algunas preguntas con el objetivo de obtener respuestas que nos ayuden a determinar el estado en el que se encuentran cada uno de ellos, para nuestro propósito elegimos quince (15) internos tanto en la condición de condenados, como en la de preventivos, y así lograr tener una perspectiva en términos generales.

Fuimos recibidos por el Director de prisión fulano de tal, el cual fue muy amable y  se ofreció a colaborarnos, así como también los agentes policiales y los internos que allí se encontraban.
Las preguntas realizadas fueron las siguientes:

¿Edad del Interno?
La mayoría presento una edad en un intervalo de 20 a 32 años.

¿Cuál es el país de su procedencia?
Todos respondieron que pertenecen a nuestra isla República Dominicana.

¿Cuál es su estado civil?
Contestaron sobre esto diversas respuestas…

¿Antes de ingresar al centro, si se encontraba trabajando?
Una parte contestó Sí, y el resto dijo No.

¿Edad en la que dejaron de estudiar?
La mayoría respondió en edad de quince (15 años).
Cuando realizamos esta pregunta, debo decir que a mi juicio, los internos se mostraron vergonzosos y arrepentidos, a excepción de uno de ellos, el cual me confesó que tiene una adicción a atracar y que Dios lo encarceló por sus acciones, por la que él  entiende “estuvo caliente en las calles y consciente de que iban a matarle”, sin embargo, a pesar de esto el anuncia que cuando salga continuará haciendo lo mismo.

Otras preguntas:

¿Cuál es la causa por la cual se encuentran allí?
Un 75% contestó por homicidio, el otro 25% por robos.

¿Ha consumido alcohol o drogas dentro del Centro?
Dos dijeron Sí, afirmando que estas sustancias son vendidas en el recinto, los demás dijeron No, y negaron que esto ocurriese.

¿Presenta algún tipo de trastorno mental?
De los quince (15) solo uno (1) manifestó que se siente en un estado de ansiedad, el resto dijo hallarse tranquilos.

¿Le han robado, insultado o amenazado dentro o fuera del recinto?
2 internos contestaron, Sí, especificando que lo hicieron fuera del centro penitenciario, los demás dijeron, No, haciendo referencia de que “Ladrón no le roba a otro ladrón”.

¿Lo han golpeado dentro o fuera del recinto?
Solo uno (1) contestó Si, señalando que fue por parte de los agentes de seguridad, llamados “Azulitos”.

¿Ha sido abusado sexualmente?
Todos respondieron, No.

¿Se considera inocente?
El 50% de los internos dijo, Sí.
Finalmente le preguntamos:

¿Se ha cometido alguna injusticia en relación a su caso?
Algunos contestaron No, señalando que están consciente de que el proceso llevado a cabo fue el correcto, otros, se mostraron inconformes alegando que están condenados por delitos que no habían cometido.  

A nuestra llegada al Centro Penitenciario nos comunicaron que en breve atenderían a nuestras inquietudes. El tiempo aproximado de duración mientras esperábamos ser recibidos fue de diez (10) minutos, una vez dentro, retuvieron las cédulas de cada uno de los que integrábamos la comisión en calidad de visitantes, profesores y estudiantes e hicieron el chequeo de lugar.
En un principio pudimos observar que las áreas estaban limpias, y tanto los policías como los internos fueron sorpresivamente amables, lo cual permitió un mejor desempeño de nuestro trabajo investigativo.

Luego de haber sido parte de este proceso, y de  tener la oportunidad de dar mi parecer al respecto, considero que los internos hacen dentro del recinto lo que están acostumbrados a hacer fuera de él, debido a que es lo que conocen en la sociedad en la que viven, manifiesto esto sin ánimo de justificarlos, pues entiendo que el trabajo que debemos hacer es fuera de las cárceles. Paulo Freire compartió “La Educación transforma a las personas y las personas transforman el mundo”.
Nuestras autoridades se han dado a la tarea de buscar culpables en vez de paliar esta situación, no me refiero a construcciones de escuelas, hablo de una cultura de educación que vaya a los lugares donde se necesita. El buscar culpables no aligera las cargas, porque continúan ahí y todos las vemos.

Concepción Arenal, no se equivocaba cuando expresaba: Cuando la culpa es de todos, la culpa no es de nadie”.












EL CENTRO DE CRIMINOLOGIA PENITENCIARIA Y CIENCIAS POLITICAS EN RD  NO SE HACE RESPONSABLE DEL CONTENIDO DE LOS ARTICULOS REALIZADOS POR SUS COLABORADORES. 

Centro de Políticas Publicas, Desarrollo y Liderazgo RD (CPDL-RD) @cpdlrd #PNJ2015 #CPDLRD #CPDLRDLIDERAZGO






#GobiernoAbierto #ParticipacionCiudadana  #LibreAccesoAlaInformacion #Premios20Blogs

REALIDAD EN LOS CENTROS PENITENCIARIOS DE LA REPUBLICA DOMINICANA

Autor: Elia Juanita Cedeño                                                Profesor: Geovanny Vicente Romero



El miércoles 26 de noviembre del año en curso la Universidad Central del Este (UCE) realizó un viaje al Centro de Corrección y Rehabilitación de Barrio México, San Pedro de Macorís, República Dominicana, con los estudiantes de la facultad de Derecho, específicamente con los que cursamos el Doceavo (12) cuatrimestre de la materia de Derecho Penitenciario impartida por el Lic. Geovanny Vicente Romero. Dicho viaje consistía en realizar un estudio sobre “Victimización en los Centros Penitenciarios¨, estudio que realiza el Centro de Políticas, Desarrollo y Liderazgo de la República Dominicana (CPDL-RD), a través de su unidad de Criminología Penitenciaria y la Universidad de Murcia (España).

A nosotros como estudiantes en calidad de encuestadores se nos facilitó un patrón a seguir con las preguntas que le realizamos preguntas que le realizamos a los internos que se encontraban en el centro, estas trataban de cómo era su vida antes de estar en prisión y luego de estar en prisión, se nos brindó el área del comedor para realizar dicha entrevista, los internos eran sacados por bloques y de esta manera pudimos cumplir con nuestro objetivo, el de saber el nivel de victimización que existe en los centros penitenciarios.

De acuerdo con las preguntas que les realicé los internos  me comentaban que tenían entre 21 a 45 años de edad, que trabajaban antes de estar en prisión, todos llegaron a hacer el bachiller, excepto uno que estudio hasta los 12, en su gran mayoría eran dominicanos, el resto era de Italia, el nivel de estudio fue hasta los 18, otros llegaron a la universidad, les pregunté  el motivo por el cual estaban en prisión y estos me decían que: Violencia de género, Homicidio consumado, robo, atraco, también les pregunté   que si tomaban alcohol o algún tipo de droga, me decían que no había alcohol en ese lugar, mucho menos droga con excepción de algunos que me decían que si que tomaban alcohol y consumían droga, que era algo costoso obtener eso pero que buscaban la forma de conseguirlo, incluso uno de los internos me mostró donde la tenía guardada y hasta los precios me dijo.
También se les preguntó  que si habían intentado suicidarse y estos respondían que para que si la vida era muy buena a pesar de la situación por la cual estaban pasando y los problemas que tenían, pero que los problemas se acaban solo para el que se muere o que eso era para personas de mente débil, a excepción de una persona que me comentó  que sí que lo ha intentado por 2 veces pero fue en años anteriores y que no sabía lo que pensaba en ese momento pero ya no piensa de esa forma.
Muchos de los internos me decían que han padecido de depresión,  puesto que no es fácil estar en ese lugar encerrado en 4 paredes y con los maltratos y ofensas que recibían a diario ya que los insultos se veían en su diario vivir y que estos venían por parte de los empleados a los cuales ellos le llaman “LOS AZULITOS”, es decir, que entre los internos no habían maltratos ni ofensas, puesto que todos estaban en su lado y no buscaban problemas entre ellos. Los cuales lo golpeaban con bates, recibían patadas y palizas.  Una de las preguntas que  realizamos fue la siguiente: ¿Han sido tocados sexualmente en el recinto?, y todos respondieron NO. En relación a la pregunta de que si eran inocente, todos contestaron que eran inocente, excepto tres (3) de ellos que me comentaban que era por una injusticia o una mala aplicación de la ley, que los jueces no hacen su trabajo y que a quien yo debía realizarles un estudio era a los encargados de administrar la justicia para ver quienes hacían o no su trabajo, ya que estos los enviaron a prisión injustamente y que delante de las personas era inocente, pero que delante de Dios NO y que este es quien debe juzgarlo. Algunos se arrepentían de lo que habían hecho, otros NO y me comentaban que si tenían que hacerlo lo volverían a hacer y que esas personas se buscaron su muerte o que se dedicaban al robo y a las drogas por necesidad.

A los internos que les realicé dicha encuesta se mostraron muy educados, amables sin ningún tipo de agresividad hacia mi persona, se expresaron muy bien, entendieron todo perfectamente, aceptaron responder y ser sinceros con lo que se les preguntaba, aunque muchos se veían cohibidos al hablar, me hablaban por señas y disimuladamente, ya que habían empleados vigilando todo lo que estaba ocurriendo allí,


Estos sienten miedo e inseguridad estando en el recinto ya que muchas veces son víctimas, puesto que son golpeados por los mismos empleados que trabajan en ese lugar, se dice que los nuevos modelos penitenciarios son de corrección y rehabilitación al interno cuando en realidad No es así, ya que pude escuchar que estos son víctimas tanto de las agresiones físicas como verbales de parte de los empleados.

















EL CENTRO DE CRIMINOLOGIA PENITENCIARIA Y CIENCIAS POLITICAS EN RD  NO SE HACE RESPONSABLE DEL CONTENIDO DE LOS ARTICULOS REALIZADOS POR SUS COLABORADORES. 

Centro de Políticas Publicas, Desarrollo y Liderazgo RD (CPDL-RD) @cpdlrd #PNJ2015 #CPDLRD #CPDLRDLIDERAZGO






#GobiernoAbierto #ParticipacionCiudadana  #LibreAccesoAlaInformacion #Premios20Blogs

Conociendo la verdad de los internos del CCR-11, San Pedro de Macorís

Autor: Migelvy P. Peña                                                             Profesor: Geovanny Vicente Romero



Cuando llegamos al centro penitenciario de San Pedro de Macorís (CCR-11) nos pidieron las cédulas y luego no revisaron, después pasamos al comedor donde tenían dos filas de mesas preparadas para hacer las entrevistas a los internos. No puedo negar que estar en ese lugar donde estaban personas de toda índole, que  habían cometido hechos inhumanos y sin ningún tipo de educación era incomodo; sabiendo que tenía que hacerles preguntas muy personales a hombres y mi mayor temor era que me faltaran al respeto.

Observando a los internos que me tocó entrevistar,   un alto porcentaje eran jóvenes, es decir, que no llegaban a los 40 años de edad y solo dos personas pasaban de los 50 años. La mayoría no tenían estudios terminados ya sea porque lo dejaban o porque sus padres no los pusieron en un centro educativo, como el 95% dejaban los estudios menores de 15 años; esto demuestra porque tantos actos ilícitos son cometidos y en su mayoría son por problemas de educación, me voy más lejos y señalo que son conflictos familiares.

La falta de estudios lleva a la ignorancia y a la poca oportunidad de desarrollo, creando personas vagas capaces de buscar los medios más fáciles o realizar crímenes por no tener un medio que brinde facilidades y no solo facilidades sino que su formación se realiza en lugares donde la escasez de conocimiento es amplia.

Según lo que me contaban los internos la vigilancia para que no se hagan cosas indebidas son buenas aunque eso no lo comparto, solo una persona me confesó que tomaba alcohol todos los días. Sabiendo que muchas veces pagan para que les permitan entrar armas, drogas o alcohol  y todos negaron que consumían drogas que en el recinto nadie hacia eso pero algunos me comentaban que las autoridades del lugar son los primeros corruptos y que muchas veces abusan hasta sexualmente de algunos internos.

No sé si por hombría o porque para ellos era difícil hablar de la sexualidad con una mujer pero nadie admitió ser abusado, lo que se contradice con lo que me decían algunos de que si se maltratan, entonces, A quien se le cree? . No es ignorancia que si se cometen injusticias y maltratos solo que muchas veces se quedan en el olvido.

Es que la depresión es algo inevitable, ya sea por lo cometido o por el encierro. Para ser un lugar donde van ciertos tipos de personas no sufrían de enfermedades ni habían pasado por un hecho que provocara sus comportamientos, el 99 % dijo que se consideraba inocente de lo cometido aun sabiendo que eran actos que atentaban contra la vida humana y violaban las leyes. Solo uno afirmó que era culpable ya que sabía que no era legal lo que hacía y por lo tanto tenía que pasar por eso.

Es posible que hayan mentido ante las preguntas realizadas, ya sus gestos así lo expresaban, tal vez por miedo de que la información se difundiera o por aparentar o justificarse. Muchos se quejan de que la alimentación no es la mejor, que los tratos son injustos, que las autoridades quieren aparentar que se está cumpliendo con los deberes pero los internos no reciben sus derechos, es algo que debe de preocupar y más al Estado que es quien debe velar por ellos.

No es fácil ver tan cerca esos tipos de personas con cicatrices, con aspectos desfavorables, que no se arrepienten a lo que hicieron. Que me garantiza que no reincidan sino reconocen que lo hicieron mal?, es que todo va en concientizar pero no se está realizando de la manera correcta ni tampoco se hará porque en lo que pude observar las autoridades de estos centros no están capacitados, no tienen la educación o formación necesaria, no se les da un promedio ni se exige cierto prototipo tampoco exámenes psicológicos. Si se tomaran en cuenta muchas de estas cosas todo funcionara mejor, no podemos exigir que los internos den el 100% sino ilustramos a los que supuestamente deben dirigirlos en su paso por el establecimiento.

No puedo quejarme de que se propasaron, al contrario fueron respetuosos y me facilitaron el desarrollo de la entrevista,   muchos contaban sus experiencias y eso porque tenían el deseo de ser escuchados para ver si se cometía justicia o con la esperanza que se les tomara en cuenta . El temor, la falta de dormir e intranquilidad  son verdades que se viven en estos lugares llenos de falta de conciencia.

Viendo que este CCR-11 entra en el nuevo modelo penitenciario debería ser mejor pero comparando con los anteriores es un gran cambio, pero no será lo que se espera hasta que no se reformen a las autoridades y se les den las preparaciones necesarias. Muchos realizan negocios con los internos porque no reciben el pago debió o simplemente le gusta lo mal hecho y los jefes de estos no son ignorante a la situación pero se lo permiten por beneficios adquiridos.

Concluyo de la siguiente manera:
·        
Educar a las autoridades, dándoles el entrenamiento debido.
·         
Mejorar el trato del superior al interno.
·         
Orientar y enseñar de una forma más efectiva a los internos.
·       
  Que la seguridad de los internos, sea mejor para que haya tranquilidad.
·         
Una intensiva vigilancia para que los internos no sean abusados entre ellos mismos, ni por los que lo dirigen.














EL CENTRO DE CRIMINOLOGIA PENITENCIARIA Y CIENCIAS POLITICAS EN RD  NO SE HACE RESPONSABLE DEL CONTENIDO DE LOS ARTICULOS REALIZADOS POR SUS COLABORADORES. 

Centro de Políticas Publicas, Desarrollo y Liderazgo RD (CPDL-RD) @cpdlrd #PNJ2015 #CPDLRD #CPDLRDLIDERAZGO






#GobiernoAbierto #ParticipacionCiudadana  #LibreAccesoAlaInformacion #Premios20Blogs


Nuevo modelo penitenciario: Un avance o un atraso?

Autor: Virgen Victorino                                                             Profesor: Geovanny Vicente Romero

El nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria se fundamenta jurídicamente en la ley 224-84 sobre régimen penitenciario y en los Tratados y Acuerdos internacionales sobre la materia. Desde el punto de vista doctrinal acoge el concepto de la justicia restaurativa como un instrumento de mejoramiento de  la vida social, a la vez que es un componente valioso de la política de seguridad pública. Promueve la participación de los sectores fundamentales de la sociedad y se apoya en ellos como garantía de la sostenibilidad de la reforma. Es receptivo a las buenas prácticas penitenciarias extranjeras y al apoyo internacional armónicas con nuestras peculiaridades nacionales, mientras que se desenvuelve en el marco de la normativa internacional penitenciaria y de los Derechos Humanos     

El Modelo de Gestión Penitenciaria persigue humanizar las prisiones mediante la aplicación  de un sistema  progresivo de tratamiento  a las personas privadas de libertad,  culminando con la atención post-penitenciaria a los excarcelados para estimular su adaptación  social y prevenir su reincidencia, contribuyendo así  a la reducción de la criminalidad y de la violencia y propiciando una sociedad más segura.

Las bases del sistema  progresivo se sustentan en El Tratamiento Penitenciario que se aplica  a toda persona que ingresa a los Centros de Corrección y Rehabilitación –CCR- con la aplicación de la primera Fase de Observación para examinar su situación jurídica y evaluar su nivel educativo, así como el entorno familiar, laboral y comunitario; también incluye una evaluación psicológica y de salud en general. Esta primera fase culmina con la elaboración de un programa integral de tratamiento individualizado o protocolo unificado del interno.

La Segunda Fase del Tratamiento Penitenciario se ejecuta metódicamente  con evaluaciones periódicas, mediante un programa de iniciativas educativas y  ocupacionales, así como terapias y actividades, en un marco de respeto a la dignidad humana y bajo un régimen de disciplina, todas contenidas en el reglamento  de los deberes y derechos de la persona interna que es entregado y  se explica individualmente  desde el ingreso al CCR.

La Tercera Fase del Tratamiento Penitenciario es la de Prueba y se aplica cuando los resultados de la fase anterior permiten el inicio de grados de confianza y auto responsabilidad vigilada,  incorporando a  las personas internas a nuevos niveles de compromiso  en las actividades educativas, laborales y otras dentro de los CCRs de cara al tiempo de pre-libertad, preparándolas  para su nueva vida en sociedad.

En la actualidad  funciona un CCR semi- abierto en Haras Nacionales con capacidad para 70 internos,  a la vez que se han iniciado los preparativos para el primer CCR abierto para mujeres.
En fase de la Atención Post Penitenciaria los ex internos reciben este servicio en diez Casas del Redentor dirigidas por personal religioso y técnico-profesional, con el co-auspicio de la Procuraduría General de la República y la ayuda de entidades y personas de buena voluntad.

La implementación del nuevo sistema penitenciario en el país elimina el concepto de cárceles para convertirlas en Centros de Corrección y Rehabilitación, y a los presos, en personas privadas de libertad o internos.
Sustituye los policías por Agentes de Vigilancia y Tratamiento Penitenciario (VTP), capacitados en una escuela especializada, ubicada en el Castillo del Cerro, San Cristóbal.
“La base de este nuevo sistema está centralizada en el respeto a los derechos y a la dignidad humanas de las personas privadas de libertad“.
En esta ocasión me tocó hacer un ensayo sobre lo visto en un viaje estudiantil, en el que teníamos que realízale una encuesta a los internos,  otras es que a través de esto pude percibir que no todo es color de rosas.

Cada interno tiene una forma diferente de pensar y pude notar que aunque era un modelo donde no se admitían ciertos tratos, algunos de ellos, por no decir la mayoría, desde sus  puntos de vista me reflejaban lo que verdaderamente pasa en esta que debería ser una cárcel modelo.

En primer lugar me llamó mucho la atención que en una primera oportunidad que tuve de visitar Najayo hombre y Najayo mujeres, donde una era nuevo modelo y la otra no, en cada una se sentía una gran diferencia, pues nos dieron un recorrido por sus instalaciones en la que una era incomparable con la otra.

En la visita al Nuevo modelo implementado en San Pedro de Macorís no hicimos un recorrido, lo que para mi resultó extraño, una vez empezamos a realizar las preguntas me llamo la atención que los encuestados por mi persona me hablaban de un lugar que le llaman ¨ La Plancha¨, donde según ellos era el lugar donde se realizaban torturas, increíble.

Es de suponerse que en este nuevo modelo este tipo de actos están prohibidos, pero ellos hablaban con tanta seguridad que no dudé en creerle. Cada uno me contaba su historia, quedé  sorprendida pues nunca había tenido un trato tan cercano con estas personas, y desde ese día pude notar que nunca se puede juzgar a una persona  por un hecho, pues no sabemos que esta demás  llevo a cometerlo.

En ese sentido puedo decir que este viaje me cambió totalmente forma de ver las cosas, no pudimos dar el recorrido por las instalaciones del penal, pero a través de los internos pude visualizar desde su óptica la realidad de este centro.

Lo que más me impacto y será una incógnita para mi es saber si en verdad estas personas son abusadas físicamente por parte de unos funcionarios que debería de ser humanos, no estoy de acuerdo con este tipo de tratos, pues, por haber cometido un hecho, no dejan de ser personas, las cuales quizás no querían hacerlo pero causaron un daño a la sociedad y están pagando por ello.

El punto neurálgico del sistema carcelario para efectuar este cambio consistió en la capacitación del recurso humano adecuado. La Procuraduría General de la República dio su primer paso con la creación de la Escuela Nacional Penitenciaria y la reconstrucción y mejoramiento de la estructura física de varios recintos penitenciarios.
Este proyecto abarca nueve (9) centros rehabilitados y modernizados: Elías Piña, Dajabón, San Felipe, de Puerto Plata; Najayo Mujeres, en San Cristóbal; Rafey Hombres y Mujeres, de Santiago; Baní, Mao, Valverde; Monte Plata, Pedernales y en Haras Nacionales, un centro modelo de régimen abierto.

Actualmente, República Dominicana cuenta con 35 recintos carcelarios; la mayoría corresponde al diseño propio de la cultura de castigo y tortura que data de la época de Trujillo, como La Victoria y El 15 de Azua. La población carcelaria actual es de 15,569 personas, lo que significa que estos cambios deben ser continuados sin retrocesos, para abarcar mayor cantidad de cárceles y reclusos.















EL CENTRO DE CRIMINOLOGIA PENITENCIARIA Y CIENCIAS POLITICAS EN RD  NO SE HACE RESPONSABLE DEL CONTENIDO DE LOS ARTICULOS REALIZADOS POR SUS COLABORADORES. 

Centro de Políticas Publicas, Desarrollo y Liderazgo RD (CPDL-RD) @cpdlrd #PNJ2015 #CPDLRD #CPDLRDLIDERAZGO






#GobiernoAbierto #ParticipacionCiudadana  #LibreAccesoAlaInformacion #Premios20Blogs