jueves, 22 de noviembre de 2012

LA VICTIMA COMO AGENTE DE LA ACTIVIDAD DELICTIVA

Una de las cuestiones más ampliamente debatidas y controvertidas a lo largo de la evolución de la victimológia, reconocemos, ha sido el papel desempeñado por la victima en la comisión del delito, pero también, en la tarea de la prevención del delito. Herrera Moreno (1996) señala que una eficaz política preventiva habrá de tener en cuenta no sólo los factores criminógenos que puedan ser puestos en relación con la conducta del victimario, sino con la naturaleza y sustanciación de la distintas relaciones victima ofensor.

En la literatura criminológica anterior a los años 70, la noción de la precipitación de la víctima fue muy común. No podemos olvidar las ideas de los pioneros de la victimología Wolfgang o Ellemberger, que trabajaron la precipitación psicológica victimal. Ahora bien, Ellemberger destaca las predisposiciones y los riesgos personales de victimización como factores victimo-contribuyente de primer orden en la victimo-génesis criminal. Sin embargo Wolfgang considerado el exponente de la operatividad y de la realidad de las ideas formuladas por Von Henting en relación con la interacción victima-ofensor, concluye que la precipitación de la víctima era uno de los elementos que frecuentemente contribuía en los homicidios. Se trataría de un “homicidio precipitado”, en el que, el papel de la víctima se caracteriza por haber sido, en el drama criminal, quien primero acudió al recurso de la fuerza física en contra de su subsiguiente homicida. Algunos tratadistas, principalmente dentro del marco de las denominadas explicaciones situacionales del delito, han continuado trabajando en la línea tradicional de los criminólogos y han seguido desarrollando ese concepto de víctima como sujeto activo y participante en el entramado de la acción criminal. Han insistido, no obstante, en que no se trata de responsabilizar o culpar al individuo de su propia victimización, pero que no se pueden negar algunas evidencias como la existencia de unos riesgos de victimación que hacen más probable que unas personas se conviertan en víctimas que otras.

Casi sin darnos cuenta, como país estamos cayento en una situación delicada, se puede observar que en Republica Dominicana como en otras partes del mundo existen innumerables casos donde los victimarios resultan ser las víctimas de un hecho que por naturaleza o por encontrarse en un lugar determinado en un momento inoportuno se conviertan en victimarios, pero que realmente son las indiscutibles victimas.

Hasta pronto, si Dios quiere, dominicanos.



Dr. Willy Williams Sánchez
Subdirector de prisiones, Criminólogo.









EL CENTRO DE CRIMINOLOGIA Y REGIMEN PENITENCIARIO EN LA RD no se hace responsable de los conceptos emitidos por sus colaboradores. Así mismo, se reserva el derecho de edición y publicación de los escritos recibidos. Queda prohibido reproducir total o parcialmente su contenido sin autorización previa, expresa y por escrito del Consejo Directivo o la persona de su Director.