sábado, 9 de agosto de 2014

Otro Mundo al Sur de la República Dominicana ¡Ver para creer!

Autor: Johanny Sheppard Santana                                 Profesor: Geovanny Vicente Romero


En realidad hay que ver para creer las cosas que ocurren en los centros penitenciarios de nuestro país, definitivamente es como estar en otro mundo.

Mi experiencia en los Centros Penitenciarios Najayo Hombres-Mujeres fue única y sorprendente, primera vez que visito dichos centros y aunque al principio estaba muy nerviosa debo reconocer que fue una gran experiencia, tuve la oportunidad de conocer la forma en que conviven las personas privadas de libertad y en el caso de Najayo Hombres fue algo muy deprimente ya que solo una pequeña parte pertenece al Nuevo Modelo debido a que se encuentran en una etapa de transición, ver la manera en que duermen como consecuencia del hacinamiento, el comedor y otras áreas donde claramente se puede observa la falta de higiene fue muy impactante.

La diferencia que existe con Najayo Mujeres es impresionante ya que este centro pertenece al Nuevo Modelo, se puede ver la organización desde el momento en que uno accede, el cumplimiento de las leyes y los reglamentos es bastante evidente, las condiciones higiénicas son impecables en comparación con Najayo Hombres y también pude apreciar el trabajo que éstas realizan en el salón de artes y de belleza gracias a los talleres que reciben en dicho centro.

En esta visita a los Centros de Corrección y Rehabilitación Najayo Hombres-Mujeres no solo aprendí muchísimo sino que también me sirvió para reflexionar sobre las cosas que no debemos hacer y donde podemos terminar como consecuencia de nuestros actos y así poder ayudar a otros para que recapaciten y hagan siempre lo correcto.

Con relación a los datos e informaciones que recibimos en el Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo Mujeres CCR-2, la señora Marta Arias (Jurídica del Centro) fue la encargada de darnos el recorrido y explicarnos todo lo concerniente a las funciones del centro, conjuntamente con Noemí Pineda. Marta nos explicó los principios básicos para el tratamiento de los reclusos, su misión como institución penitenciaria es encargarse de reeducar mujeres privadas de libertad, entre sus valores están, el respeto, la ética, la honestidad, confiabilidad, solidaridad y lealtad. También el centro cuenta con diferentes áreas como, recepción donde se registran todas las personas que entran y salen del centro, el área de inspección, de comunicación legal, expresión de mujer donde muestran y comercializan las manualidades que realizan las internas, economato, comedor, cafetería, cancha deportiva, consultorios médicos, área de llamadas, salón de belleza, taller de informática (biblioteca), taller de costura, panadería, salón de artes donde muestran los vestidos que realizan las internas con materiales reciclables como fundas plásticas y papel higiénico, también cuentan con Asistencia Social, Capellanía (Oficina del centro Religión Iglesia Católica), Jurídico, Subdirección de tratamiento, Subdirección administrativa, Subdirección de seguridad, Oficina de Administración, Psicología, Laboratorio, Educación, Recreación y Cultura, entre otras áreas. Me gustó mucho ver los premios que obtuvieron las internas por participar en actividades artísticas como (baile, teatro, coro, pantomima, entre otras) que se realizaron en los diferentes centros penitenciarios del Nuevo Modelo.

En cuanto a las estadísticas, la capacidad del centro es para 309 internas pero en la actualidad hay 287 incluyendo una embarazada (más 3 niños), de las cuales 216 son preventivas (éstas usan un t shirt verde) y 71 condenadas (Usan t shirt azul), dentro de la población 25 son extranjeras, hay un 7% de reincidencia y un 20% de reingreso. Con respecto a los delitos, 92 son por homicidio, 81 por violación a la (Ley 50-88), 31 por robos, 33 por violencia intrafamiliar, 2 por violencia sexual y 48 por otros delitos como (Riñas, estafa, lavado de activos, incendios, trata de personas, etc.). Debo destacar que no puede haber hacinamiento, si el centro está lleno no aceptan más personas sin importar quien las haya enviado.

La experiencia en el Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo Hombres fue deprimente como mencioné anteriormente, el Subdirector de Tratamiento Desiderio Galvas, nos dio el recorrido por el centro y nos explicó que éste se encuentra en una etapa de transición por lo que solo una parte funciona como Nuevo Modelo y no han avanzado debido a la falta de inversión, reconstrucción y acondicionamiento de los pabellones.

La capacidad del centro es de 894 camas, en la actualidad hay 1812 internos, 821 preventivos y 991 condenados, 107 son extranjeros, hay 910 por homicidio y cuentan con un 15% de reincidencia. Se puede ver claramente que el hacinamiento es extremo, muchos de los internos duermen en el suelo o en camas muy pequeñas, conviven en condiciones inhumanas violando así sus derechos y mejor no hablar de la corrupción tan grande que hay dentro del centro, ver los pasillos, el comedor, el lugar donde duermen, el mal olor, es algo verdaderamente preocupante. Aunque hay que reconocer que se está trabajando fuertemente ya que hace apenas un año el total era de 3000 internos.

El Director del centro Adolfo de Jesús Serrata, nos explicó que ha sido difícil el cambio para Nuevo Modelo porque tienen que trabajar con los internos dentro de la cárcel, es decir, no le entregaron el centro desocupado ni se encuentra en la mejores condiciones para un buen funcionamiento ya que necesitan que el Estado termine de hacer las inversiones y también resulta más complicado debido a que el 85% de los internos son provenientes de barrios marginales y familias disfuncionales. En cuanto a la parte que funciona como Nuevo Modelo, de un grupo de 214 internos tomaron a los 70 más rebeldes, 20 pasivos y 6 con limitaciones físicas y así lo fueron trasladando; en esta parte hay más control y se puede ver el cambio, la higiene y la organización.

Con respecto a los problemas que hoy persisten el hacinamiento es uno de ellos, el cual provoca enfermedades, más violencia y genera situaciones de riesgo para el personal.

Pienso que en este país aumentar la capacidad del sistema penitenciario, aunque sea un gran gasto tanto para la construcción como para el mantenimiento, sería una solución sencilla comparada con la reducción del número de internos, ya que para esto deben adoptarse una serie de medidas como revisar el sistema de Justicia Penal, determinar a quienes se encarcela y por cuanto tiempo, también se debe examinar  la legalidad de las reclusiones a fin de poner en libertad a los que fueron detenidos de forma ilegal, sacar de las prisiones a los enfermos mentales para llevarlos a centros donde puedan recibir ayuda, entre otras medidas que por lo visto no podrán ser cumplidas a corto plazo.

También realicé una comparación entre los dos centros, en relación a la Ley No. 224 sobre Régimen Penitenciario, en la cual pude verificar cuales artículos son cumplidos y cuáles no, como por ejemplo el Art. 1 ya que estos establecimientos no están clasificados en penitenciarías, cárceles, presidios e instituciones especiales; en cuanto a la segregación de los reclusos si hay establecimientos para hombres y mujeres pero no  hay una clasificación entre los reclusos mayores y menores de 21 años de edad como pude observar en Najayo Hombres; el Art. 23 establece que las condiciones higiénicas de los establecimientos penitenciarios deberán ajustarse a los principios y normas que fije la Secretaría de Estado de Salud Pública y Asistencia Social, teniendo como finalidad la conservación y el mejoramiento de la salud física y mental del recluso, mientras que el Art. 27 dice que se proporcionará a los reclusos camas individuales con ropa adecuada y limpia, debo decir que Najayo Mujeres si está cumpliendo con estos artículos pero de Najayo Hombres, mejor no hablar; en cuanto a las calificaciones de los reclusos, el Art. 52 establece que respecto de cada recluso se llevará una hoja de vida en la que se anotarán las medidas disciplinarias aplicadas a la calificación mensual que merezca su conducta y su grado de rehabilitación, en una escala con los grados de optima, muy buena, buena, regular, menos que regular, mala y pésima, es importante destacar que Najayo Mujeres cumple correctamente con este artículo y pude verlo en los alojamientos durante el recorrido, así como también cumplen con lo establecido en el párrafo segundo del Art. 91, si el preventivo vistiere uniforme, éste será distinto que el de los reclusos condenados por sentencia definitiva, en este caso el t shirt verde es para preventivas y el azul para condenadas; los establecimientos destinados a reclusión de mujeres serán atendidos por personal femenino de vigilancia, segundo párrafo del Art. 95 que también cumplen y por último resaltar que Najayo Mujeres cuenta con las áreas establecidas en el Art. 103, como talleres, bibliotecas, capillas, instalaciones de oficinas, entre otras.

Pienso que, aunque estas personas se encuentren privadas de libertad, deben recibir la ayuda necesaria para superarse y ser tratadas con respeto ya que, como pude observar el trato que reciben es inhumano y degradante, no debemos olvidarnos del objeto fundamental de las penas privativas de libertad, y este se basa principalmente en la protección social y readaptación del condenado a fin de restituirlo a la sociedad con voluntad y capacidad para respetar las leyes.












EL CENTRO DE CRIMINOLOGIA PENITENCIARIA Y CIENCIAS POLITICAS EN RD  NO SE HACE RESPONSABLE DEL CONTENIDO DE LOS ARTICULOS REALIZADOS POR SUS COLABORADORES. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario