sábado, 9 de agosto de 2014

NAJAYO Dos Corrientes: Un Mismo Río

Autor: Isaac E. Pringle                                 Profesor: Geovanny Vicente Romero 



“Ningún País, Congreso ó Institución puede promulgar una
Ley que cambie la mente de una persona, pero si podemos
crear los medios”  Adolfo Serrate, Director CCR Najayo Hombres  

Enclavadas en el poblado de Najayo-Arriba, Provincia San Cristóbal, se levantan dos edificaciones matizadas por los colores azul y amarillo, los Centros de Corrección y Rehabilitación Najayo Hombres y Najayo Mujeres, realidades distintas, donde en muchos de los casos la imaginación acompañada de la ficción quedan cortas. La realidad palpada en el CCR Najayo Hombres me recuerda al pasaje bíblico donde Jesús le cuenta a sus discípulos la parábola del trigo y la cizaña: Una plantación donde crecen dos tipos de plantas, una distinta de la otra, a lo que el Maestro más adelante añade que se deben dejar crecer ambas y que al final el agricultor separará la planta buena de la mala; Y no es de separar lo bueno de lo malo a lo que me quiero referir con lo citado anteriormente, sino a la realidad latente en el CCR Najayo Hombres: él viejo y el nuevo modelo del Sistema Penitenciario.

La impresión recibida de los CCR Najayo Hombres y Mujeres es para mí la de un río que en su mismo cauce tiene dos corrientes diferentes, las cuales se contraponen, lados opuestos que si estuviéramos en gramática dijéramos que son antónimos. Es muy marcada la diferencia entre un recinto y otro, no solo porque el género que alberga uno es diferente al del otro recinto, sino que la diferencia radica en dos sistemas contrarios, uno que brinda oportunidad, confianza, educación, superación y sobre todo un cambio, una real transformación del interno(a) y otro donde lamentablemente se vive una realidad contraria al primero, hacinamiento, pobreza, desconfianza, peligro y mas allá de buscar una transformación en el interno se visualizan en muchos de los casos actitudes que para nada son positivas, ejemplo de esto la alta tasa en el CCR Najayo Hombres de reincidencia, muchos internos que luego de cumplir su condena ó que han sido puestos en libertad de manera condicional vuelven a infringir la ley, cometiendo delitos y puestos de nuevo tras las rejas.

Como es sabido en nuestro país la matrícula de internos es mayor a la de las internas, por la simple razón de que los hombres tienden a delinquir mucho más que las mujeres, se ha llegado a plasmar en las estadísticas que solo el 3% a nivel nacional son mujeres y que el restante 97% son hombres. El CCR Najayo Mujeres en la actualidad tiene 287 internas, de las cuales 71 ya son condenadas y 216 estan bajo prisión preventiva, destacando que en este CCR no hay señal alguna que arroje hacinamiento ya que la capacidad de este centro es de 309, un punto muy positivo. Ahora bien, la otra realidad del CCR Najayo Hombres (centro que esta actualmente en el periodo de transición) es la sobrepoblación y el hacinamiento total en que viven los internos, de 894 camas disponibles en el recinto actualmente hay 1812 internos, de los cuales 821 de estos guardan prisión preventiva y el resto ya son condenados.

En ambos recintos los ilícitos penales que más abundan entre los internos que allí cumplen sus condenas estan: Drogas y Sustancias Controladas (Ley 50-88), Homicidios, Robo y Violencia Intrafamiliar. Destacar también que de la matrícula total de ambos centros se desprende que la mayor cantidad de extranjeros internos como ya es de saberse recae en los haitianos, seguidos de venezolanos, peruanos y de varias nacionalidades europeas.

Una realidad visible en el CCR Najayo Mujeres es la utilización del método de la motivación que según los psicólogos logra mayor efecto en el ser humano que el método de reprochar y condenar las malas conductas y actitudes. Pudimos observar la utilización de una amplia simbología principalmente en los alojamientos de las internas (celdas): Caritas que según las conductas asumidas pueden estar sonrientes, un poco serias, tristes ó enojadas; Colores que según la relación con las demas compañeras y los avances logrados pueden ser verdes, naranjas, amarillas y rojas.

En ambos centros más allá de los alojamientos, el área administrativa y las áreas comunes hay centros de bellezas (peluquerías y salones), áreas tecnológicas apoyadas por el INFOTEP, centro de manualidades y artes, oficinas de asesoramiento legal, departamento de psicología y consultorios médicos.

Dos factores fundamentales en este nuevo Sistema Penitenciario de la República Dominicana son la educación (la cual es obligatoria) y el trabajo. En el CCR Najayo Mujeres en una especie de boutique habilitada para esos fines se exponen materiales, prendas de vestir y otros enseres que las mismas internas elaboran, del cual el dinero recibido como ganancia se divide entre las internas, un fondo especial para cuando salgan y para el propio recinto.

Entre los retos que el CCR Najayo Mujeres tiene que afrontar en la actualidad para mejorar esta la debilidad del sistema judicial del país, donde hay más que están por una medida de coerción que por una sentencia definitiva que declare su culpabilidad, lo cual trae consigo mayor población y en algunos casos hacinamiento. Para tales fines este centro en conjunto con otros CCR del país han creado una mesa de diálogo donde participan Jueces, Procuradores, Defensores, Fiscales y los Vigilantes del Tratamiento Penitenciario VTP.

El CCR Najayo Hombres el cual esta en un 20% en el nuevo sistema y el restante 80% aun en el viejo tiene como retos la erradicación del hacinamiento que actualmente arropa el recinto, a través de la construcción de nuevos pabellones y modernización y acondicionamiento de los ya existente. También en los retos a afrontar esta el crecimiento en los estándares de calidad para ser avalados por la norma ISO 9001 y la corrupción y privilegio que aun en la parte del nuevo modelo sigue imperando.

Antiguamente se tenía la creencia y el sentir de que todo aquel que asesinó, robó y aplicó violencia contra el prójimo, en fin todo aquel que cometió algún mal debía de estar bajo las rejas de una cárcel mientras vida tenga y de allí nunca salir, pero ahora la realidad es otra y es que mas allá de pagar una condena lo que se esta buscando es el cambio, la transformación y la posterior reinserción en la sociedad. Esa reinserción solo se logrará con un tratamiento efectivo el cual debe ser individual para cada caso y con la estructura necesaria para esto, recordando siempre que aún privados de su libertad conservan algo igual que nosotros: Son Seres Humanos y tiene derecho a que se respete su dignidad e integridad como humanos que son.
Un sueño solo puede triunfar sobre la realidad si se le da la oportunidad”
Stanislaw Lem


“Si queremos un cambio y transformación en nuestra sociedad, debemos de empezar por los mas débiles y vulnerables”              Isaac E. Pringle.-












EL CENTRO DE CRIMINOLOGIA PENITENCIARIA Y CIENCIAS POLITICAS EN RD  NO SE HACE RESPONSABLE DEL CONTENIDO DE LOS ARTICULOS REALIZADOS POR SUS COLABORADORES. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario