sábado, 9 de agosto de 2014

La realidad siempre supera la ficción. Visitando Najayo-Mujeres y Najayo-Hombres.

Autor: Nelsy Peña Perez                                                              Profesor: Geovanny Vicente Romero


El martes 22 de Julio La Facultad de Derecho de la Universidad Central del Este(UCE)  tuvo la oportunidad de visitar los centros Najayo-Hombres y Najayo-Mujeres.

Primero visitamos el Centro de Corrección y Rehabilitación de Najayo-Mujeres. Esperando para empezar nuestro recorrido conversamos con uno de los Agentes de Vigilancia y Tratamiento Penitenciario (VTP) del recinto. Estos agentes supervisan a las internas haciendo cumplir las leyes siempre respetando los derechos de las mismas para así lograr el fin de reinsertarlas a la sociedad. Este agente respondió a un sinnúmero de preguntas que en primera fase teníamos. Se apreciaba el rostro de asombro de mis demás compañeros, pues para ser quien recibía en la puerta de entrada, estaba verdaderamente capacitado y con pleno conocimiento de la ley.

Najayo-Mujeres, la segunda bajo el Nuevo Modelo de Sistema Penitenciario, es una institución que busca la rehabilitación de sus internas basada en principios y valores para poder lograr con este fin. Nuestra visita fue guiada por la agente Martha Arias la cual nos recibió en la recepción y nos instruyó de como sería nuestro recorrido.

Es evidente que este centro si cumple con las reglas mínimas para el tratamiento de los Reclusos.  El centro cuenta con las condiciones necesarias para que los internos vivan dignamente. Tienen un alojamiento adecuado e higiénico, área de deporte, médicos, biblioteca, entre otros. Las internas que llegan embarazadas pueden tener sus bebes hasta el año. Hay internas especiales que no están en celdas comunes. Reciben un trato más especial pero no por ello mejor. En los llamados pabellones de máxima seguridad. Las mujeres de este pabellón solo pueden salir una hora al día con vigilantes para tomar el sol y hacer deportes.
Reciben tres comidas diarias teniendo los nutrientes necesarios para mantenerse fuertes y viables de acuerdo a lo establecido en el artículo 20 de las Reglas Mínimas para el tratamiento de los reclusos. 

Al entrar en los recintos del centro penitenciario Najayo-Hombres me trasladé a unas de las primeras escenas de la película dominicana ´´El Rey de Najayo´´ inspirada en hechos reales, vida del fenecido capo dominicano Florián Feliz. Aquí choque con la realidad, no era como en la película, era peor.  Desde que entras se siente la inseguridad y el desorden que reina en este lugar. Los internos por doquier sin ningún tipo de identificación comiendo parados o sentados en el piso. Al igual que en la película una paletera en una esquina donde se venden artículos comunes como bolones hasta pastillas de potenciación sexual.

 En Najayo-Mujeres las internas deben estar identificadas por un t-shirt verde o azul. Dependiendo si está en prisión preventiva o condenada.

Sé que de no haber sentido esa inseguridad desde el momento que entramos al recinto de Najayo-Hombres hubiera podido apreciar a mejor manera lo que se vive allí. Apenas segundos de entrar noté como no hay un verdadero control cuando vi a uno de los internos manejando dinero en efectivo, en gran cantidad, parecía estar pagando algo a otro interno.  Contrario a lo que se aprecia en Najayo-Mujeres, donde estas de manera organizada compraban en el Economato con cupones, que funcionan como el efectivo que les deja su familia a través de la Administración. Cinco mil pesos es el límite que pueden dejarle sus familiares a las dominicanas semanalmente y 10 mil semanal para las extranjeras. 

Mientras en Najayo-Hombres estos ven novelas en un televisor plasma en Najayo-Mujeres vimos a una de las internas bordar en su celda. Estas desarrollan alguna habilidad gracias a los talleres que se realizan allá para que puedan reinsertarse en la sociedad y puedan ser entes sociales y productivos. Bordado, salón de belleza, panadería entre otros son los talleres que pueden realizar las internas.

En cuanto a las visitas conyugales en Najayo-Mujeres es necesario cumplir ciertas condiciones, estos deben realizarse estudios así como ser una pareja formal y establecerlo por bajo un acto notarial. En cambio, en Najayo-Hombres no hay control de visitas conyugales. Este siendo el presunto problema que llevo al fallecimiento de Florián Félix en esta prisión.

Uno de los aspectos más resaltados a simple vista es el nivel de hacinamiento (sobrepoblación) que acorrala a los internos de Najayo-Hombres. Este centro con 894 tiene 1812. Cifra alarmante pero a la vez reconfortante porque hace alrededor de un año con el inicio del traspaso de este centro al Nuevo Modelo Penitenciario eran alrededor de 3 mil  internos que convivían en este lugar.  Estábamos dentro de una cárcel y más parecía un mercado.

Continuamos avanzando en nuestra visita a Najayo- Hombres y cada vez veíamos más y más internos hasta que llegamos al lugar donde duermen. En primer instante un hedor chocante y un calor asfixiante. En estas condiciones de abandono y suciedad duermen en el suelo o camas no adecuadas.  
Adolfo de Jesús Serrata, Agente de Vigilancia y Tratamiento Penitenciario Director del Recinto Najayo Hombres nos habló de manera detallada sobre todo lo que se vive allí.

De los 1812 internos que viven en Najayo-Hombres 822 son preventivos 107 extranjeros. De los cuales 910 están por homicidio.  Hay un 15 % de reincidencia y en Najayo- Mujeres de las 287 internas 71 son condenadas y 216 preventivas. 25 extranjeros. Estas mujeres se encuentran en prisión mayormente por lavado de activo, tráfico de drogas y riña de acuerdo a los datos estadísticos brindados por los agentes en cada recinto que se nos proporcionaron.

Los internos de Najayo-Hombres han comenzado a recibir un trato humano. Un 20 % ha avanzado el nuevo modelo en Najayo- Hombres. Fueron trasladados 96 internos a un pabellón del Nuevo Modelo para lograr su rehabilitación y reinserción social. Han sido muchos los cambios, disminuyendo los casos de corrupción. Se nos señalaron las celdas de internos que tenían privilegios como la de Andrés Aybar condenado por fraudes bancarios.

En Najayo- Mujeres válidamente se están protegiendo los Derechos Humanos de las internas. Continuar y ampliar las actividades educativas, deportivas y artísticas que realizan las internas es la principal solución para lograr los objetivos de rehabilitarlas. La ayuda de médicos especializados como más psicólogos sería de gran provecho para el Sistema Penitenciario. Continuar con el traspaso de los internos al Nuevo Modelo en Najayo- Hombres, creando las estructuras necesarias y continuando con la excelente preparación de los Agente de Tratamiento y Vigilancia Penitenciaria.

La educación tanto fuera como dentro de los recintos es la base para eliminar muchas de las  problemáticas de nuestra sociedad.

La realidad de Najayo-Hombres fue más cruda que la ficción pero el proceso ya ha iniciado con miras a reestructurar esas prisiones construidas bajo la antigua filosofía de castigo integrándolos al Nuevo Modelo de Sistema Penitenciario. En poco tiempo lograremos ver las secuelas de la implementación del Nuevo Modelo en estas cárceles.  













EL CENTRO DE CRIMINOLOGIA PENITENCIARIA Y CIENCIAS POLITICAS EN RD  NO SE HACE RESPONSABLE DEL CONTENIDO DE LOS ARTICULOS REALIZADOS POR SUS COLABORADORES. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario