sábado, 9 de agosto de 2014

CENTROS DE CORRECCIÓN Y REHABILITACIÓN DE NAJAYO HOMBRES – MUJERES: VISTO EN BLANCO Y NEGRO.

Autor: Miledy Bonaparte Castillo.-                             Profesor: Geovanny Vicente Romero.-
El nuevo modelo de gestión penitenciaria que encamina la Procuraduría General de la República, es uno de los más relevantes esfuerzos gubernamentales.
No se trata tan sólo de humanizar el sistema penitenciario, sino que es también una inversión a la seguridad general, para lograr la regeneración, rehabilitación y reinserción de los internos a la sociedad.
A propósito de esto, hicimos una visita a los Centros Penitenciarios Najayo Hombres – Mujeres, con la finalidad de evaluar los avances con los que cuentan estos centros.
“Visto en Blanco y Negro” es una expresión utilizada comúnmente para referirse a las cosas tal cual son, en su forma más real; busca dar al lector un relato de lo que sería un día ordinario en nuestras cárceles, pues mis ojos han sido testigos de cómo se vive en su estado normal dentro de un centro penitenciario regido por el nuevo y antiguo sistema.
Iniciaremos con el Centro Penitenciario de Najayo Mujeres.
Como bien es sabido, este Centro está adaptado al Nuevo Modelo Penitenciario el cual se ha venido desarrollando por medio de la Dirección General de Prisiones gracias a la Procuraduría General de La República.
Todo esto a través de la implementación del Sistema Penitenciario Nacional, el cual está regido por la ley 224 de 1984, la Constitución de la República y las Reglas mínimas aprobadas en la Convención sobre tratamiento del Delincuente celebrada en Ginebra en 1955.
Se podría decir que el sistema cambió la vida de las internas desde su implementación, ya que en este Centro Penitenciario se encuentran plasmados la Misión, la Visión y los Valores indispensables para que al momento de las internas obtener su libertad (al cumplir su condena), hayan podido obtener un mejoramiento del desarrollo personal, para readaptarse a la sociedad en general.
En nuestro recorrido pudimos observar el visible avance con el que cuenta dicho Centro.
Las internas de este Centro cuentan con grandes oportunidades para cambiar su comportamiento y así poder ser reinsertadas en la sociedad, con menor temor de que estas reincidan.
En la investigación efectuada al visitar este Centro, pudimos observar que desde la aplicación de este modelo en nuestro país, el índice de reincidencia se encuentra situado entre los más bajos del mundo, lo que ha sido de gran alegría y entusiasmo, tanto para el personal de este centro como para nosotros (la sociedad), al saber del gran avance segun las estadísticas proporcionadas  de la no reincidencia. Así como también de las actividades y/o manifestaciones culturales, la higiene, las buenas condiciones en las que se encuentran los pabellones, las áreas comunes y el Centro de manera general.
Algo que nos llamo mucho la atención, y a la vez, fue de gran motivación, es el hecho de que cada interna debe estudiar para poder permanecer en el centro. Terminar sus estudios primarios y secundarios (de no haberlo hecho), estudiar tanto los cursos técnicos que allí se imparten (los cuales van desde Clases de belleza, costura, plomería, entre otros), así como también cursar estudios superiores, de entre los cuales pueden estudiar Derecho o Psicología.
Marta Arias (Encargada del Departamento Jurídico del Centro), expuso que desde la instauración del Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo Mujeres, la vida de las internas ha cambiado de forma sostenida y considerable, quien también  nos explico el funcionamiento de cada departamento, entre los cuales cabe resaltar, por su gran importancia: Área de recreación, Área de Educación, Área Administrativa, Área Jurídica, Consultorios médicos en sus distintas especialidades, farmacia, Área de comedor, y especialmente  el área de recibir a los familiares, a los niños y/o hijos de las Internas.
Pudimos observar una bonita área recreativa en la que a las internas se les brinda la oportunidad de compartir con sus niños de una forma saludable tanto física como psicológicamente por tratarse de un lugar apto, lo cual es importante y necesario para un mejor desarrollo de dichos niños al momento de visitar a sus madres, estando así fuera el temor de que estos estén susceptibles a algún tipo de frustración al encontrarse en un posible lugar no adecuado para ellos, los cuales son tan frágiles.
Por las anteriormente razones mencionadas, entre otras, es que consideramos “Najayo mujeres” como uno de los Centros Penitenciarios más completos y con mejores resultados de nuestro país.-
Ahora bien, por otra parte, se encuentra Najayo Hombres.
Sabemos que el hecho de encontrarse privados de libertad, es una carga difícil de llevar, y más aún, si en el lugar donde se esté privado, cuenta con condiciones infrahumanas e inhabitables, tal y como se encuentra aún “Najayo Hombres”. Es por esto que se busca la completa y formal implementación del nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria.
Desde que la cárcel de Najayo-Hombres fue transferida por la Procuraduría General de la República al nuevo modelo penitenciario, se busca que los reclusos reciban comidas, vestimentas, garantizar sus derechos ciudadanos. Así como también, brindarles la oportunidad de una regeneración para su posterior inserción en la vida social y laboral.
Al referirnos al Centro Penitenciario Najayo Hombres, lo primero que nos viene a la mente, es posiblemente el mayor problema con el que este cuenta: El Hacinamiento.
En este Centro hay 1,812 internos (Esta estadística tiene pequeñas variaciones constantemente por la salida y/o entrada de los mismos), y solo tiene capacidad para 894.
Cabe resaltar que los internos no solamente se encuentran en un estado de hacinamiento fatal, sino también que ni siquiera éstos se encuentran divididos de acuerdo al perfil con el que cuente cada uno, tal y como designa la Ley debe ser. 
Es por esto que la idea que tiene el personal Administrativo de Najayo, es readecuar sus instalaciones, con la remodelación de áreas, con la finalidad de que sea un espacio sin sobrepoblación entre los internos.
Otra problemática que pudimos presenciar es la poca salubridad; la falta de higiene de este Centro es lamentablemente notoria, sobre todo que al entrar a este Recinto, el mal olor, las colillas de cigarro, las paredes y pisos sucios son quienes dan el “recibimiento”.
Al continuar con nuestro paso por dicho centro, también se hace notoria la falta de actividades productivas de los internos (tales como podrían ser trabajos de agricultura, terminar sus estudios primarios y secundarios, cursos técnicos, estudio superior, lectura, entre otras), los mismos se encuentran por todos lados y a todas horas sin control alguno.
Al dirigirnos hacia los pabellones, observamos de una manera exorbitante la situación caótica en que los internos se encuentran: en condiciones infrahumanas,  las insuficiencias de camas (en terribles estados, desarregladas y sucias).
Notamos el deseo que tienen los internos de mantenerse separados, aunque sea mínimamente, ya que pudimos ver pequeñas divisiones hechas por los mismos internos; observamos un pequeño baño común para todos los de ese pabellón, todo esto sumado a la poca ventilación y suciedad en la que se encuentra cada pabellón. En las áreas comunes, nos encontramos sorprendidos al ver ciertas actividades realizadas por los internos. Nos referimos a que los mismos contaban con celulares, dinero, entre otras prohibiciones o más bien, privilegios.
Ya para finalizar, nos queda decir que a pesar de todas las adversidades con la que cuenta este Recinto, también pudimos observar que se está trabajando en la transformación del mismo para adecuarlo al Nuevo Modelo penitenciario.
Hay internos que ya están siendo regidos por el Nuevo Modelo Penitenciario, aplicándoseles así el tratamiento que establece la ley 224-84 Sobre Régimen Penitenciario.

En conclusión, nos sentimos satisfechos con el arduo trabajo realizado en el Centro Penitenciario Najayo Mujeres y esperamos con ferviente esperanza que prontamente Najayo Hombres pueda encontrarse completamente gestionado bajo el nuevo Modelo Penitenciario.








EL CENTRO DE CRIMINOLOGIA PENITENCIARIA Y CIENCIAS POLITICAS EN RD  NO SE HACE RESPONSABLE DEL CONTENIDO DE LOS ARTICULOS REALIZADOS POR SUS COLABORADORES. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario