sábado, 9 de agosto de 2014

“359 GRADOS: UNA TRANSFORMACIÓN COMPLETA”


Autor: Ejerman Figueroa Adames        Profesor: Geovanny Vicente Romero



La carrera de derecho implica análisis, interpretación, entrega a las leyes y dedicación a los conocimientos filosóficos, pero en casi cuatro años de estudios de la misma, es que se puede reconocer que además de esto se necesita mucho análisis social, un toque de vida, una óptica de lo que nos rodea mas allá del amarillismo de los medios de comunicación, de las ideas de un vecino, del comentario de un libro, se necesita una expresión de vida.

El día Veintidós (22) del mes de Julio del Año 2014, fue el elegido para una nueva etapa en el conocimiento de la carrera de Derecho, siendo ésta: Conocer Dos Islas adyacentes a la nuestra; dos islas habitadas por seres humanos marginados, y que no pueden subsistir con los demás, todo esto con la finalidad de ver en carne viva un sistema carcelario de una eternidad, y su transformación en un Angulo de 359 grados; un nuevo modelo penitenciario.

Es un secreto a vox populis que la cárcel de Najayo hombres es una de las peores cárceles del país, los medios de comunicación de la nación, a diario nos llevan la idea de que la misma es un espacio de perdición donde solo reina la corrupción, la violencia y el hacinamiento, contrarrestado por sus rectores que venden la idea que todo esto es una falacia y que este espacio solo es de regeneración, rehabilitación y reformación.

El solo hecho de entrar a este “NUEVO MODELO PENINTENCIARIO” Najayo Hombres, o en lo que se intenta convertir, demuestra ciertamente que aunque en la expresión haya una ilogicidad manifiesta ambas ideas son correctas, en un solo espacio de reclusión radican dos condiciones inmensamente diferentes, una con la idea antigua del trato a los internos y otra con tan solo un 20% de lo que se espera sea un nuevo modelo penitenciario.

En la primera parte de la visita encontramos un antiguo espacio dedicado a celdas que pertenecían a personajes pudientes de la República, los cuales llegaban a pagar hasta 200,000.00 Pesos por celdas que estaban alejadas de una realidad penitenciaria, tenían condiciones como cualquier apartamento de alto nivel en Gazcue, eran el más vivo ejemplo que con las condiciones económicas necesarias aunque se estaba recluido, no se estaba bajo prisión, demostraban que el privilegio estaba presente en todos los espacios, celdas que fueron eliminadas con la idea de trasformar el sistema penitenciario.

En una segunda fase de nuestra visita a simple vista se pudo denotar como se desarrolla el más alto nivel de hacinamiento en ejemplos vivientes, que ante la claridad meridiana de sus autoridades hay miles de internos en un espacio que no resiste gran porcentaje de su cantidad.

Un espacio que solo se describe con terror, que a plena luz del día expresa oscuridad, que las celdas tienen una distribución perfecta logrando agrupar gran cantidad de personas con mucha imaginación en una organización que solo se asemeja a las fosas para los de cujus, fosas estas que ni reduciendo a la mitad la cantidad de los internos lograrían ser suficientes para que cada uno tuviese la suya.

Un área común de almuerzo, que solo es comparado con un mercado del gran Santo Domingo, siendo muy reducido para la cantidad de personas, pocas áreas deportivas y de recreación mental, acompañadas de un nato ambiente de perdición y descontrol, una pésima alimentación y condiciones de vida desastrosas, son de las tantas atrocidades que se deslumbran en espacio de “REFORMACION”, y las comillas son estrictas.

Una historia que comienza a las 7:30 A.M. con el pase de lista de los internos y que termina al caer el sol, con un día de alimentación, vagancia y consumo de estupefacientes, elementos estos que no permiten de ninguna forma posible a un ser humano reformarse para estar en la sociedad, elementos que solo empeoran las condiciones de existencia de alguien que se espera sus reformación.

 Todo esto se contrapone a la división de algunos muros con el proyecto de ya iniciado de un nuevo modelo de reclusión, donde cada interno tiene su espacio, en el que reina el orden y la búsqueda de reformación en donde se tiene al ser humano con como verdadero ser humano.

En un mismo terreno cohabitan dos mundos tan diferentes, que parecieren utopías el uno del otro, este nuevo espacio con áreas de entretenimiento, aprendizaje, reflexión, deportes, control, bien contrario a sus vecinos, un lugar de vida para los internos; mas que un castigo, una verdadera reformación.

A pocos pasos del Centro Najayo Hombres se encuentra Najayo Mujeres, un ejemplo viviente de cómo deben ser los centros, iniciando con que cuentan con más plazas que con la cantidad de mujeres que tiene, reduciendo con esto el hacinamiento, ya que cada interna tiene su espacio de desarrollo,  con un sistema que les permite rehabilitarse, regenerarse y reformarse, en este lugar hay una isla preparada para esas mujeres que no pueden estar en la sociedad, pero con la idea de que en algún momento puedan estarlo.

Con un sistema de subsistencia que les permite adquirir sus elementos del diario vivir facilitados por el centro, así como espacios médicos, de recreación, cultura, belleza, conyugales, y una agenda diseñada para erradicar la vagancia se desarrolla este nuevo modelo de reformación.

En un ángulo de 360 grados  todo se transforma y vuelve a sus inicios, en un ángulo de 359 grados todo se transforma y no vuelve a sus inicios, y esto es lo que está sucediendo con los nuevos centros penitenciarios, vienen a ser una transformación del trato a los internos, viene a cumplir una filosofía social del sistema carcelario.












EL CENTRO DE CRIMINOLOGIA PENITENCIARIA Y CIENCIAS POLITICAS EN RD  NO SE HACE RESPONSABLE DEL CONTENIDO DE LOS ARTICULOS REALIZADOS POR SUS COLABORADORES. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario