sábado, 14 de diciembre de 2013

La Construcción de la unidad de madres en Alicante. Política Penitenciaria, Universidad de Murcia.



Geovanny Vicente Romero
Política Penitenciaria
Facultad de Derecho-Universidad de Murcia, España
U0040499-L
18 de Febrero 2011






Sumario
                                                                                     
Contenido                                                                                                                            Página


Con la realización de este trabajo práctico, se pretende analizar la panorámica y realidad en que se encuentran los centros penitenciarios destinados a ser Unidades de Madres (en lo adelante UM), con especial atención en la construcción de la Unidad de Madre de Alicante. Para lograr estos fines hemos recurrido a las fuentes secundarias como bibliografía, textos jurídicos, noticias e informes, y en lo concerniente a las fuentes primarias me he permitido realizar una entrevista al señor Don Francisco Ferrer Marín, entendido en la materia penitenciaria. En la actualidad el Sistema Penitenciario Español dentro de los centros destinados a este fin, cuenta con dos Unidades de Madres, la de Sevilla y la de Palma de Mallorca. Estaba previsto por el gobierno que la tercera lo fuera la de Valencia en virtud  de la saturación que tiene Picassent y con el propósito de separar las madres de los centros ordinarios. Sin embargo, por oposición de la comunidad valenciana las autoridades competentes han decidido mover este proyecto para Font-calent, Alicante.[1]

Hoy en día son muchos los niños que viven dentro del ambiente penitenciario acompañando a sus madres en la ejecución de la sanción penal sobre el ilícito que han cometido estas últimas, haciéndose necesario que estas reclusas cumplan sus penas en un ambiente diferente al característico de una típica prisión, en virtud de que resulta contraproducente para el desarrollo integral de esos menores crecer en un hábitat que les pueda dar la percepción de que se encuentran en un encierro que no han pedido tener ni han elegido. Es por todo lo antes expuesto que pretendemos circunscribirnos a la situación de las madres internas en las cárceles españolas y sus hijos al margen de los demás internos del sistema, como una forma de ser  más concretos aún con el tema que nos ocupa.

Pretendiendo una mayor compresión del presente trabajo, a modo de introducir el tema, definiremos el concepto de Unidad de Madres, los requisitos exigidos para estas, los exigidos para sus hijos, la situación de la familia dentro de la Unidad de Madres, para luego profundizar en nuestra temática tratando todo lo referente a la construcción de la UM de Alicante, los pormenores de la misma, así como el papel o rol desempeñado por cada uno de los actores que intervienen en este proyecto.

Finalmente, aportaremos una conclusión de toda la investigación realizada referente  al asunto en cuestión, donde el lector podrá percibir los aspectos más importantes haciendo mayor énfasis en las vicisitudes y controversias que ha tenido esta construcción, así como la inclusión de gráficas y datos estadísticos que avalen y sostengan la real situación de las madres en las cárceles españolas.







2. DEFINICION DEL PROBLEMA:


       La construcción de un centro penitenciario orientado exclusivamente a alojar a las madres internas con hijos menores de tres  años, viene a resolver una problemática de vital importancia en el seno de la sociedad, como lo es la separación o ruptura de la familia en edad temprana de los hijos, pudiendo esto, muchas veces ocasionar un grave daño emocional en el desarrollo afectivo de éstos últimos. Estas unidades han venido a segregar  o separar este segmento de la población reclusa de los centros penitenciarios ordinarios, situación que a aparte de ser un obstáculo impresionante en el tratamiento individualizado que debe dársele a la madre reclusa, también podemos verlo desde el punto de vista de que contribuiría con la masificación o hacinamiento que vienen sufriendo las prisiones debido a que la población sobrepasa la capacidad para la cual han sido construidas, esto sumándose a la pobre calidad de vida, y la formación educativa deficiente que recibirían los niños en un ambiente de prisionización y masificado como se caracterizan las prisiones ordinarias .

       Es por esto, que a partir del año 2004 la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias (IIPP), asume un verdadero compromiso de cara a sacar a los niños de los centros penitenciarios (recintos) a los fines de mejorar de manera sustanciar su calidad de vida, así como de diseñar y construir módulos especiales donde estos niños puedan gozar de un ambiente lo más parecido al de un hogar normal, estando estos módulos alejados de los recintos y propiciando a la vez una mayor integración a la comunidad con verdaderos espacios educativos de tratamiento a los menores y de desarrollo integrar para sus madres.

       Debido a lo antes expuesto, se crearon como proyectos pilotos la Unidad de Madres de Palma de Mallorca y la Unidad  de Madres de Sevilla, como respuesta a este planteamiento y a esta problemática de carácter social. Ya pronto la Unidad de Madres de Madrid vendrá a unirse a esta realidad. Es por  esta misma razón, que  como solución a la saturación de la cárcel Picassent se ha decido construir una Unidad de Madres en  Alicante, debido a la oposición que tuvo lugar esta construcción en Valencia, y que venga en auxilio a esta situación y se sume a este proceso de independencia de las mujeres con hijos de los centros penitenciarios para de esa forma contribuir con la mayor normalización de la vida que a estos pequeños le ha tocado vivir dentro del sistema penitenciarios cumpliendo un tiempo de su ciclo de vida producto de los errores cometidos por su progenitora.

     Debido a los objetivos aspirados a alcanzar por la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias en este aspecto, el Estado como política penitenciaria, ha hecho aprobar cinco nuevas infraestructuras penitenciarias de este tipo (UM), dentro del Plan de Creación y Amortización de Centros Penitenciarios 2006-2012 para albergar a las madres con hijos menores de edad.[2]




 

3. CONTEXTUALIZACION Y APROXIMACIONES A LAS CUESTIONES DEL CASO CONCRETO.


       La Secretaria General de Instituciones Penitenciarias en su portal digital  destaca que “Las mujeres que permanecen en prisión con sus hijos tienen a su disposición una compleja organización y unas estructuras arquitectónicas específicas para facilitar una relación materno filial positiva y un desarrollo  normalizado. Más de 200 niños viven en los centros penitenciarios junto a sus madres mientras cumplen la condena. Estas unidades cuentan con servicios adecuados y con profesionales que velan por su desarrollo cognitivo y emocional[3]

      La legislación española contempla el derecho de las madres a mantener a sus hijos con ellas hasta que cumplan los tres años. Así lo establece el artículo 38 de la Ley Orgánica General Penitenciaria. Se trata de una experiencia pionera en Europa, cuyo objetivo es crear un ambiente adecuado para que los niños puedan desarrollarse emocional y educativamente durante el tiempo que tengan que permanecer en el centro, a la vez que se favorece la reinserción social las madres.

     Con la creación de estas nuevas estructuras se pretende segregar definitivamente las unidades de madres que están dentro de los centros penitenciarios, y dotarlas de completa autonomía penitenciaria para establecer un régimen de convivencia específico facilitando un desarrollo armonioso de los menores y una adecuada relación materna filial. Disponen de sistemas de seguridad basados en sistemas de control de vigilancia electrónica que se sustentan mediante cámaras, alarmas y detectores de presencia a lo largo del perímetro, de forma que constituyen una vigilancia “no agresiva”. Todo ello en orden a facilitar un desarrollo armonioso de los menores que conviven con sus madres.

     Todas las visitas se llevan a cabo de forma que permitan el contacto directo de los niños con visitantes: padres, abuelos hermanos o allegados. Cuando la madre solicite visita conyugal, ésta se realizará cuando el menor está ausente, por escolarización, o quedando a cargo de alguna compañera. El régimen de visitas del menor sólo se puede restringir de forma transitoria por razones de orden y seguridad del Establecimiento. También se facilita el acceso de las madres a los recursos sociales externos de inserción laboral, cursos formativos y actividades culturales.



       En el sistema penitenciario español, y en la población penitenciaria femenina para ser más concretos, guardan prisión mujeres que son madres, pero no todas tienen el beneficio o derecho de poder cumplir su tiempo en prisión al lado de sus hijos, para acceder a esta prerrogativa se deberá cumplir con los siguientes requisitos:

1. Mujeres penadas que tengan a su cargo hijos menores de 3 años, y estén clasificadas en segundo grado, preferentemente con aplicación del artículo 100.2 Reglamento Penitenciario.

2. También podrán ser destinadas a estas Unidades mujeres en situación de preventivas, que tengan a su cargo hijos menores de 3 años, en determinadas circunstancias que se valorarán
individualmente, previa autorización expresa del juez que entiende de su causa.

3. Excepcionalmente podrán ser destinadas a estas unidades las mujeres penadas que tengan a su cargo hijos menores de 3 años y  estén clasificadas en alguna de las modalidades del tercer grado recogidas en los artículos 82.1, 83 y 100.2 del Reglamento Penitenciario.



4. También podrán ser destinadas a estas Unidades las mujeres en las que concurran las circunstancias anteriores que estén esperando un hijo a partir del sexto mes de embarazo.


5. Excepcionalmente, se permitirá la permanencia con sus madres hasta los 6 años de edad de los niños y niñas que, una vez cumplidos los 3 años de edad, se estime que su permanencia en la misma es mejor alternativa para su desarrollo que la separación de la madre. Aquellas mujeres destinadas en la Unidad con algún hijo menor de tres años, podrá solicitar el ingreso de algún otro hijo que no supere los 6 años, en condiciones similares a las mencionadas.
Esta valoración la realizará el equipo.




     No todos los niños hijos de madres en prisión cumplen con los requisitos y los parámetros requeridos para acompañar a su progenitora mientras cumple condena, para ello deben cumplir con las siguientes exigencias:
  1. Ser hijo de una mujer interna en un centro penitenciario.

  1. Ser menor de tres años de edad. En el pasado la exigencia era hasta alcanzar la edad de la escolaridad.[4]

        La cultura de las mujeres en la cárcel está influenciada por su identidad como madres. El papel materno les da un sentido de identidad. Sin embargo, las dinámicas del encarcelamiento generan dependencia e infantilismo entre las reclusas. MATTEWS (2003:256) señala sobre estos procesos que “La infantilización y el arrastre hacia la conformidad minan los esfuerzos de las mujeres para asumir responsabilidades como adultas, madres y ciudadanas. El carácter privativo y controlador de la cárcel genera  formas reactivas y autoabastecimiento de adaptación, a la vez que refuerza los modelos de orden punitivo. La penitenciaria reproduce algunas de las mismas dinámicas de relación que las madres viven en sus propias familias”.[5]

        A partir de los 3 años los niños ya no pueden estar en prisión. Hasta los 3 años, el Reglamento Penitenciario obliga a la Administración penitenciaria a disponer:
Para los menores y sus madres, de Unidades de Madres, que contarán con un local habilitado para guardería infantil y estarán separadas arquitectónicamente del resto de los departamentos, a fin de facilitar las especificidades regimentales, médico-sanitarias y de salidas que la presencia de los menores en el centro hiciesen necesarias”.[6]


       Es importante destacar que la proporción de modo relativamente escasa de las mujeres dentro de la población penitenciaria obedece a varios factores más o menos directos en el proceso de adaptación y experiencia del encarcelamiento entre las reclusas. En este mismo sentido el autor MATTEWS (2003:254) en su obra “Pagando Tiempo” señala que “la consecuencia inmediata es que el número de prisiones que alojan a mujeres es reducido. Como resultado, las prisioneras resultan estar a veces alejadas de sus hogares y, por lo tanto, se hace difícil organizar las visitas. La segunda implicancia es que las cárceles disponibles tendrán que alojar un rango más amplio de delincuentes femeninas, en términos de edad y categoría de delito, que las prisiones masculinas. El tercer aspecto nos habla de que es probable que la disponibilidad de trabajo, capacitación, educación y otros programas específicos esté restringida en los establecimientos carcelarios femeninos”.[7]

       Vale señalar que es dentro de estos rangos organizativos, precisamente, donde de manera histórica se ha circunscrito la experiencia femenina del encarcelamiento. Según MATTEWS (2003:256) de muchas maneras “las mujeres están expuestas a padecer los sufrimientos del encarcelamiento de una forma más aguda que los hombres; y esto no ocurre porque ellas sean menos adaptables que los hombres, sino porque las condiciones  materiales, físicas y sociales de su confinamiento son significativamente diferentes. Las variantes que se perciben en sus responsabilidades hogareñas, la menor experiencia en cuanto al confinamiento, sus limitadas historias delictivas, al igual que los relatos de abuso físico y sexual sugieren que un considerable porcentaje de mujeres ya están dañadas social y personalmente antes de ingresar a este ambiente alienante. El cuidado de los niños y la frecuencia y calidad de las visitas se encuentran entre las mayores preocupaciones de las mujeres encarceladas”.[8]

      Es por todo esto que se hace mucho más singular la situación de las mujeres en prisión respecto la situación del sexo contrario, donde intervienen una serie de factores al margen del físico o de la discrepancia de fortaleza entre un hombre y una mujer, sino aquellos factores que siempre han caracterizado la vida de la mujer como es el apego a lo familiar, a lo emocional, y más aun, a su profunda necesidad de mantener un hogar sano y armonioso cuando estamos ante la presencia de críos. Es por lo antes dicho, que a pesar de la necesidad que tiene la mujer de mantener contacto directo y permanente con sus hijos, se impone mas bien, la necesidad que tienen esos hijos de estar al lado de su madre como interés superior que debe primar.

      Debido a lo que he mencionado en el primer párrafo de este apartado, sobre la escasa presencia representativa de las mujeres en prisión en contraste con la aplastante cifra del sexo opuesto (hombres),  a continuación me he tomado la licencia de representar de manera grafica algunos datos estadísticos que demuestran de manera clara y precisa la tesis que sostengo sobre el status demográfico de la población reclusa femenina.

 

3.4 Estadísticas Penitenciarias de las Mujeres en España.


     Esta es una gráfica elaborada a partir de las cifras aportadas por el Instituto Nacional de Estadística concerniente al año 2010, donde represento la población reclusa en general como una forma de apreciar el bajo porcentaje de las mujeres en prisión.
                    Gráfica 1: Fuente: Instituto Nacional de Estadística. Año: 2010

       En esta grafica, me he permitido tomar los datos estadísticos del Fondo Documental del Ministerio de Interior, y en vez de representarlos en porcentajes, lo he hecho con las cifras frías, de modo que en la gráfica anterior se pueda apreciar los porcentajes y en la presente, las cifras.


       Gráfica 2: Fuente: Fondo Documental (Ministerio del Interior).Año.2010


4.     PRINCIPALES ACTORES:

        En la realización del presente trabajo práctico, el autor se ha tomado la prerrogativa de solo seleccionar como actores importantes de la cuestión sobre la Construcción de la Unidad de Madres en Alicante, a aquellos actores precisamente que han desempeñado y tenido un papel o rol realmente importante y preponderante a la hora de promover, sostener, oponer o rechazar dicho proyecto penitenciario de cara a construirse en una de estas ciudades, ya sea en Valencia o en Alicante. Estos actores se han visto envueltos en un proceso de continua interacción con la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias y dicha confrontación ha sido una interacción muy activa de parte de actores institucionales como los ayuntamientos envueltos  en este conflicto político -territorial , así como el Partido Popular.

 











         
                                                       Tabla 1: Fuente: Elaboración propia





4.1. Antecedentes, entrada en agenda  y desarrollo de interacción del caso de la UM de Alicante.

         Respecto a los antecedentes de la Construcción de la UM de Alicante debemos tener en consideración que han sido muy incipientes y escasos por no decir inexistentes. Es importante destacar que producto de la sobrepoblación del centro penitenciario de Picassent se decidió construir en Valencia una Unidad de Madres y un Centro de Inserción Social (CIS) siendo parte ambos proyectos de los planes del Gobierno para el 2012, los cuales prevén la construcción de  cinco prisiones de madres en todo el país. En  Valencia se preveía el Centro de Inserción Social con la finalidad de  destinarlo para terceros grados, pues el existente ya se encuentra saturado.[9]

       En junio del 2008, se daba por un hecho la construcción de la Unidad de Madres en Valencia cuando el Periódico El Mercantil de Valencia, en fecha 15 de dicho mes, publica un artículo diciendo “que Valencia tendrá una cárcel exclusiva para mujeres con hijos y un segundo Centro de Inserción Social que permitirá descongestionar el de Picassent. Ambas infraestructuras completan los planes del Gobierno hasta 2012, que incluyen también la prisión de Albocàsser, la nueva de Valencia y el CIS de Alicante”.[10]

        El objetivo primordial era encontrar un espacio conjunto para ambos edificios y se esperaba que sea en la ciudad o lo más cerca posible para así ayudar a la reinserción con la comunidad ya que en el caso del CIS es de vital importancia para la integración al núcleo urbano. Se considero que el lugar ideal sería la frontera entre  Paiporta y Valencia, en plena área metropolitana. La Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios (SIEP) se han encontrado, sin embargo, con una actitud de rechazo por parte del Ayuntamiento de Paiporta, en menor medida del de Valencia, y en general del Partido Popular, que llevó el caso varias veces al Congreso en forma de pregunta parlamentaria.[11]

        Es así, como Alicante en el año 2010, entra en la  agenda pública como escenario para la  construcción de la Unidad de Madres, ya que raíz de la oposición del ayuntamiento de Paiporta, el ayuntamiento de Valencia y el PP, la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias resuelve por separar ambos proyectos y de manera unilateral decide trasladar el Centro de Inserción Social a un terreno  de 11.627 metros cuadrados, cercano a Paiporta pero en el barrio de Zafranar de Valencia y mudar la Unidad de Madres a Alicante, junto al CIS Miguel Hernández y justo al lado de la prisión de Fontcalent.[12]

       Con esto Valencia ha perdido un proyecto innovador diseñado para esta comunidad, considerando que la prisión de Picassent es la más grande de país y la única de la Comunitat Valenciana que tiene módulo de madres. Era por esto precisamente que dicho proyecto estaba pensado para reemplazar ese módulo carcelario por otro más abierto y más adecuado para el desarrollo de los hijos.

       En Alicante, sin embargo, la noticia ha sido una sorpresa. Según fuentes de Instituciones Penitenciarias, el nuevo proyecto penitenciario está en fase de redacción del proyecto y se desconocen los detalles del mismo, sólo que la partida presupuestaria asignada para dicho complejo es de 6,7 millones de euros. La posibilidad abierta de utilizar terrenos del Estado en Alicante fue determinante a la hora de seleccionar dicho lugar como plataforma territorial para la construcción.

    El cuadro que presentamos nos identifica a cada actor interviniente con sus respectivos papeles desempeñados, recursos utilizados, sus objetivos y la definición que cada uno le da a la problemática.

Actor
Definición
Del Problema
Objetivos
Específicos
Objetivos
Generales
Recursos
Papel
Desempeñado
Secretaria General de Instituciones Penitenciarias
Separar las madres reclusas de los centros ordinarios producto de la saturación del centro de picassent
Es la mejora de las condiciones de desarrollo físico, madurativo, psicológico de los hijos de mujeres sujetas a sanción penal.
1. Retención, custodia, tratamiento y reinserción de los detenidos y penados 2.Disminuir la sobrepoblación de la prisión a los fines de proteger los derechos  humanos básicos de los internos.

Decisión
Director/ Promotor
Ayuntamiento de Valencia
Lo harán a la fuerza una vez más, a golpe de boletín, sin contar con nuestro acuerdo.
Evitar la construcción del CIS y la Unidad de Madres en la frontera entre Paiporta  y Valencia o en zona de huerta.
Gobernar y administrar el Municipio de Valencia
Autoridad
Opositor
Ayuntamiento de Alicante
Para la ciudad de Alicante ha sido una decisión inesperada
Contribuir con la disminución de la saturación penitenciaria
Gobernar y administrar un municipio en concreto
Autoridad
Colaborador[13]
Ayuntamiento de Paiporta
En la prisión de Picassent hay espacio para levantar este centro y no debe levantarse en zona de huerta después de las criticas que reciben ellos por ese motivo
Evitar a toda costa el levantamiento de una prisión en su territorio
La administración del municipio de Paiporta
autoridad
Opositor
Partido Popular
No es el lugar más propicio para levantar la obra, contando el Estado con otros terrenos.
Lograr  la declinación de la construcción del CIS y de la Unidad de madres en Valencia
Ganar  elecciones con la finalidad de gobernar el país.
Presión social
Opositor


                                                                              Tabla 2 Fuente: Elaboración propia[14]




      A continuación procederé a mostrar la panorámica y dinámica de interacción que han tenido los actores, a lo largo de las diferentes etapas, las cuales reciben denominaciones diferentes y son desarrolladas en sus respectivos escenarios.

Fase I
Fase II
Fase III
Correspondencia Temporal
2008
2009
2010
Denominación
Propuesta de construir en Valencia Cárcel exclusiva para madres con hijos
Búsqueda de Soluciones al conflicto.
Propuesta definitiva del lugar de construcción.
Arena
Local
Local
Política/Institucional
Contenido
La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias anuncia la construcción en Valencia una Unidad de Madres (cárcel para reclusas con hijos menores de tres años.[15]
También en Valencia se construirá un nuevo Centro de Inserción Social (CIS) para terceros grados, es decir, internos que salen a trabajar todos los días y sólo vuelven a dormir.
Rechazo de Valencia sobre dicho proyecto penitenciario de construcción.

Interior propone construir el Centro de Inserción Social en Paiporta
Todavía no se ha resuelto  dónde se ubicará la unidad de madres, prevista en el actual plan de Prisiones (2012 fecha tope de dicho plan).
Una de las propuestas que se barajaba era situar la unidad de madres junto al nuevo CIS. Pero este extremo está por confirmar.[16]
PP adopta actitud beligerante llevando el caso varias veces al Congreso en forma de pregunta parlamentaria.[17]
Prisiones decide  llevarse la Unidad de Madres a Alicante por oposición de Valencia.[18]
Expectativas de construcción de la Unidad de Madres.
Pauta de Interacción
Conflicto
Conflicto
Consenso/Cooperación
                                         Tabla 3. Fuente: Elaboración propia.


       A continuación trataremos de ilustrar a través de una gráfica plasmada en un mapa, el proceso de interacción suscitado entre los diferentes actores que desempeñaron un papel preponderante el tema de la Construcción de la Unidad de Madres en Alicante.
Momento representativo de máxima interacción
 











Fuente: Elaboración propia
LEYENDA:
     ACTOR POLITICO
Rectángulo redondeado:                ACTOR INSTITUCIONAL
Pauta de interacción:         
 Consenso 
Conflicto
Intensidad de la relación:
A mayor grosor de la línea, mayor interacción




      Con la intención de que sirva como ayuda para comprender como se ha desarrollado el caso sobre la construcción de la Unidad de Madres de Alicante, a lo largo del tiempo. Hacemos una representación a través del siguiente cronograma con la finalidad de lograr este objetivo.

Año
Año 2008
Año 2009
 Año 2010
Semestre
1
2
1
2
1
2
 Planteamiento de Construir la Unidad de Madres en Valencia en terrenos pegados a Paiporta. 

X




Rechazo de los Ayuntamientos de Paiporta y Valencia 

X




Decisión de no construirla en    Valencia, ante negativa de Vecinos y Ayuntamiento.


x



Aprobación de la Construcción de la UM en Alicante.




x

Expectativas de la Construcción de la UM de Alicante de cara al Plan de Prisiones.





x

                                                                    Tabla 4. Fuente: Elaboración propia










      A continuación procederé a destacar las conclusiones más importantes que se desprenden de éste trabajo práctico, luego de un exhaustivo estudio del mismo, y citamos las siguientes al criterio del autor:


·         La política penitenciaria española, a través de su plan de Amortización de Centros Penitenciarios y su política de infraestructuras ha venido alcanzando de manera óptima el objetivo de separar las internas madres de los centros convencionales y darle un carácter propio a las Unidades de Madres.

·         La construcción de Unidades de Madres viene a garantizarle a los menores el derecho que tienen de  permanecer al lado de sus madres por lo menos hasta la edad de los 3 años.

·         La Unidad de Madres de Alicante vendrá a amortizar directamente el problema de hacinamiento y sobreocupación que viene padeciendo el Centro Penitenciario de Picassent, y de manera indirecta al resto del sistema penitenciario  Español.

·         Con el diseño de estos Centros se va contribuyendo al sano y normal desarrollo de los hijos, debido a sus características arquitectónicas donde se da una impresión de todo menos de que se está en una prisión, así como una mejora considerable en términos de calidad de vida de las madres y los hijos.



       Dentro del conjunto de consecuencias y efectos que como impactos puede traer la construcción de la Unidad de Madres en Alicante, procederé a destacar los siguientes impactos esperados:

v  Impactos Esperados.

·         Lograr una clasificación de las mujeres con hijos en prisión de cara a un tratamiento y desarrollo más favorable y positivo

·         Ubicar el Centro en una zona geográfica propicia e idónea para la finalidad de la reinserción y proximidad a la comunidad.


      Como todo fenómeno siempre trae consigo impactos esperados e impactos no esperados, a continuación me circunscribiré en los impactos no esperados del proyecto de construcción de la Unidad de Madres en Alicantes:

v  Impactos no Esperados.

·          La posibilidad de un conflicto de tipo geopolítico entre instituciones Municipales por el rechazo de la  construcción de la Unidad de Madres, en lo referente al lugar de ubicación.

·         Mientras Valencia y Paiporta se debatían en el rechazo de dicha obra, para Alicante fue un impacto no esperado debido al giro que dieron los planes y la entrada en agenda de ésta última.









a)     Bibliografía.

a)     MATTEWS, ROGER 2003, Pagando tiempo. Una introducción a la Sociología del encarcelamiento, Barcelona: Bellaterra.

b)    Normativa.

·         Ley Orgánica 1/1979, de 26 de septiembre, GENERAL PENITENCIARIA.

·         Real Decreto 190/1996, de 9 de febrero, por el que se aprueba el Reglamento Penitenciario.



b)    Páginas web.

·         Instituciones Penitenciarias: www.institucionpenitenciaria.es
·         Ministerio del interior: www.mir.es
·         Sociedad Estatal de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios (SIEP): www.siep.es



c)     Diarios Versión Digital (noticias).

·         Diario de Valencia: www.lasprovincias.es
·         El Mercantil Valenciano:www.levante-emv.com
·         El Periódico de la Provincia de Alicante: www.informacion.es



d)    Foros y Blogs.


·         Central Sindical Independiente y de Funcionarios. Csi.foros: www.csi-csif.es






       En este apartado, he procedido a incluir la entrevista realizada que anteriormente mencione en la presentación del presente trabajo, así como la opinión del autor del mismo y finalmente los artículos que avalan este trabajo interpretativo.

         Las unidades de madres me parecen una buena iniciativa para intentar paliar el hecho negativo de que se encuentre privada de libertad una mujer con hijos pequeños a su cargo, en el sentido de intentar normalizar dentro de lo posible la relación madre-hijo, y, por tanto, mejorar tanto la posibilidad de educación infantil, como la educación de la mujer en lo que se refiere a asunción de responsabilidades y mantenimiento del núcleo. Otro tema es la discusión de en donde se encuentra el punto de edad del niño a partir del cual son más los perjuicios de permanecer en el medio cerrado que los beneficios del contacto materno-filial. Si bien, el hecho de haber diseñado un tipo de establecimiento en donde todas las reglas vayan en función de minimizar la institucionalización del niño, mejoran ese aspecto.

7.1.1.      Aspectos favorables según el Dr. Ferrer Marín.

           El principal aspecto positivo creo que ya lo he dicho antes y es  evitar que un niño de temprana edad corra el riesgo de ser separado del seno de la madre, es decir que este niño pueda llevar una vida más o menos normal con el apoyo y calor materno tan necesario en los primeros años de existencia como una forma de mantener y preservar el núcleo familiar.

7.1.2.      Aspectos negativos según el Dr. Ferrer Marín.

          El principal aspecto negativo seria saber hasta qué punto el niño puede convivir en un ambiente mínimamente normalizado con su desarrollo e integrado a la comunidad y todas las actividades del mundo exterior con la finalidad de que la sensación de encierro sea la menor posible, para de esta manera evitar traumas y daños emocionales en el niño. De igual forma puede ser contraproducente para el menor su permanencia en prisión mas allá de la edad en la que el menor empiece a tener capacidad para saber en qué hábitat se encuentra y no poder entender que se encuentra ahí como consecuencia de los hechos indebidos de su progenitora.

7.1.3.     Opinión del autor de este trabajo sobre la Construcción en Alicante.

           En lo que se refiere a la elección de Alicante como sustitución del primigenio proyecto de construcción en Valencia, desde  punto de vista del autor de éste trabajo, mejora la operatividad del centro, ya que, si bien por población, Valencia sería el núcleo más importante de la zona, Alicante está geográficamente más centrada en el área de referencia, y no podemos olvidar que afectaría también a la Región de Murcia, con casi un millón y medio de habitantes.

         En términos generales no deja de ser un aporte significativo al sistema penitenciario español, a la erradicación del hacinamiento, los niveles de ocupación y no menos para el proceso de clasificación penitenciaria donde se le pueda aplicar un tratamiento científico individualizado a estas reclusas con sus hijos.


7.2.  Proyecto de la Sociedad Estatal de infraestructura y equipamiento penitenciario (SIEP), encargada de la obra.


       La UM se ubicara en terrenos anejos al actual CP de Alicante y al CIS en Fontcalent. El área total de esta parcela es de 4.452,51 m2 aproximadamente. El esquema es un cuadrado que deja en medio el espacio común exterior y en torno al cual se organiza todas las actividades de las internas. Todas las zonas estanciales y ocupacionales vuelcan hacia una galería que a su vez vuelca al patio; la circulación es perimetral a éste, y transcurre por una galería cerrada y protegida del sol mediante una marquesina .Además con una zona cubierta para juegos al aire libre. El patio consta de zonas con caracteres diferentes, definiendo áreas ligadas a las habitaciones, donde los niños más pequeños pueden permanecer vigilados más de cerca por las madres, y otras vinculadas a las zonas de estancia general, sobre la que se abren las zonas ocupacionales y  de estancias.
     La Sociedad Estatal de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios (SIEP) es la encargada de proceder al derribo de la vieja Sección Abierta de Fontcalent y ejecutar el proyecto, en el que se utilizará una parcela de 4.452,51 metros cuadrados. Contará con 32 habitaciones, así como  diferentes zonas donde las internas y sus hijos desarrollan su vida cotidiana: Acceso y Control: es donde se encontrará el acceso al centro, con el puesto de control con aseo y paquetería incorporados, la esclusa de acceso con escáner, una sala de espera con aseo que se pueda observar desde el puesto de control, cuarto de cacheo e identificación, y el vestíbulo general del centro. Desde esta zona se facilitará el acceso entre el exterior, el interior y la zona de oficinas, cuyo acceso específico queda controlado desde el mismo puesto, al igual que la entrada al área de comunicaciones. [19]
Zona Residencial: Se proyecta un mínimo de 32 unidades o habitaciones para las internas. Las habitaciones han sido pensadas para que puedan albergar una madre con un niño y una mujer embarazada para que convivan. La habitación dispone de un armario empotrado con dos habitáculos, uno para cada una, y teniendo una cama nido y una cuna para el niño.   Se reduce el aseo, incluyendo el cambiador en la propia habitación de la unidad de Madres. 

      Dentro de cada pabellón o zona establecida habrá un oficio para dar servicio a las habitaciones, un área para lavado y planchado con terraza-tendedero y en cada planta al menos un cuarto de limpieza y residuos. Zona de Día. Esta zona se compone de comedor, con su oficio para preparación de comida de catering  y dimensionada para poder impartir cursos de cocina a las internas, un economato y una zona para máquinas expendedoras, una sala de estar y juegos para madres e hijos. El oficio comunica con el exterior del edificio para el suministro del catering a través de un acceso de servicio, y tiene anexo un pequeño almacén específico. La zona ocupacional estará compuesta por aulas, salas polivalentes con posibilidad de uso como biblioteca, talleres de peluquería, costura o gimnasio y talleres para actividades con niños, además de los aseos para cubrir las necesidades de estas estancias.

Zona Asistencial: Dentro de la zona de día, separando la zona de comedor-estar de la de talleres se sitúa la zona sanitaria y asistencial con un despacho médico, un despacho de atención a las internas, una enfermería, una farmacia, un almacén y una zona de espera común. Servicios Generales como una lavandería que se compone de un almacén de productos de limpieza, zona de lavadoras y secadoras, zona de planchado, y almacén de ropa limpia.

Oficinas. Con dos despachos para administración y un archivo, despacho del/la Subdirectora, un despacho para dos  técnicos y una sala de juntas.
Zona de funcionarios: Se prevé un área de vestuarios, con servicios de limpieza y aseos, que se dispondrán en la planta baja, fácilmente accesibles junto al módulo de oficinas desarrollado anteriormente y un office.
 Comunicación: Ubicada en la zona más cercana del acceso para que los familiares o visitas no tengan que acceder completamente al interior del centro. Comparte el control de acceso principal dos salas de visitas polivalentes (familiares y vis a vis) y un locutorio para juez y abogado, compatible como sala de videoconferencias. Además, se añade un office ligado a un patio descubierto que podrá ser vigilado desde el propio control de accesos. En España ya funcionan dos Unidades de Madres en Mallorca y Sevilla y además del que se ha proyectado para Alicante Instituciones Penitenciarios tiene previsto abrir dos más en Madrid y Tenerife. Cuando se crearon las dos primeras cárceles especiales para madres, Interior cifró en más de 200 el número de menores de tres años que convivían con sus progenitoras.
Características del Proyecto de construcción de la UM de Alicante.
Superficie de la UM
4.452,51 m2(parcela) 2832,50 m2(centro)
Número de habitaciones o unidades
32 Habitaciones

Características de las unidades
-          Sala de estar
-          Comedor
-           un dormitorio
-          Un baño

Servicios ocupacionales y de asistencia
Aulas, salas polivalentes, talleres de costura, peluquerías, gimnasio, talleres de actividades con niños, zona sanitaria, farmacia, comedor, área de oficinas, zonas de funcionarios
Localización

Empresa promotora
Se ubica en terrenos anejos al actual CP de Alicante y al CIS en Fontcalent.
                                                                                   SIEP S.A.
                                                                 Tabla 5: Fuente: Elaboración propia.
Un Edificio sin elementos Carcelarios. El diseño arquitectónico de las Unidades de Madres está concebido de tal forma que los niños que vayan a estar allí ingresados con sus madres no tengan la percepción de estar encerrados y no afecte a su desarrollo, según explicaron a este diario desde la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias. "Es un recinto penitenciario pero no tiene elementos carcelarios tan perceptibles como en un módulo normal", indicó una portavoz de Instituciones Penitenciarias. En estas unidades especiales, las madres asumen más responsabilidad sobre el cuidado de los niños y tienen además la obligación de participar en actividades. Aunque el reglamento penitenciario solo contempla que puedan estar con sus madres los niños menores de tres años, no se descarta ampliar en el futuro un poco la edad, hasta los cinco o seis años.
Fontcalent tendr� la primera Unidad de Madres reclusas de la Comunitat
Panorámica del complejo de Fontcalent  donde se edificara la UM










Valencia tendrá una cárcel exclusiva para mujeres con hijos

5/6/2008 EL Mercantil  de Valencia: www.levante-emv.com

Principio del formulario
Final del formulario

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias construirá en Valencia una Unidad de Madres (cárcel para reclusas con hijos menores de tres años) y un segundo Centro de Inserción Social que permitirá descongestionar el de Picassent. Ambas infraestructuras completan los planes del Gobierno hasta 2012, que incluyen también la prisión de Albocàsser, la nueva de Valencia y el CIS de Alicante.

Las infraestructuras penitenciarias de la Comunitat Valenciana contarán en breve con una Unidad de Madres que estará en Valencia capital y que servirá para acoger a aquellas reclusas con hijos que en la actualidad cumplen condena en centros penitenciarios ordinarios. También en Valencia se construirá un nuevo Centro de Inserción Social (CIS) para terceros grados, es decir, internos que salen a trabajar todos los días y sólo vuelven a dormir. Con ello se completa el plan de infraestructuras previsto por el Gobierno hasta 2012, un plan en el que también están incluidos el nuevo centro penitenciario de Valencia, que probablemente se construirá en Siete Aguas; el de Albocàsser, de próxima inauguración; y el nuevo CIS de Alicante.
Según explicaron fuentes de Instituciones Penitenciarias, la idea de construir unidades de madres fuera de las prisiones fue propuesta por la actual secretaria de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, después de visitar a las mujeres que cumplen condena en prisiones ordinarias y tienen con ellas a su hijos menores de tres años, que es el máximo que permite la ley.
………………………………..
"Estas madres están bien y sus hijos también, pero tienen un régimen penitenciario, con funcionarios que los vigilan permanentemente y en dependencias muy poco apropiadas para el desarrollo de un niño", dijeron las fuentes. En las nuevas unidades, sin embargo, "la seguridad será la misma pero el ambiente y las infraestructuras serán más apropiadas al desarrollo de un menor, serán más como una residencia".
Con esta intención, el Plan de Infraestructuras Penitenciarias 2006-2012 contemplaba la creación de cinco centros en Andalucía, Baleares, Canarias, Comunitat Valenciana y Madrid, siendo el primero en levantarse el de Palma de Mallorca, que se inaugurará en los próximos meses. El resto se construirán en los próximos tres años y el de la Comunitat Valenciana se ubicará en Valencia "casi al cien por cien de probabilidades", dijeron las fuentes. Será en un lugar cercano a la ciudad, bien comunicado y fuera del casco urbano, añadieron.
Lo mismo ocurrirá con el Centro de Inserción Social (CIS), ya que se trata de personas que tienen que salir a trabajar todos los días. En este caso su construcción obedece al aumento de población reclusa -en total se levantarán 32 CIS en toda España- y a la saturación del Centro de Inserción Social que hay en la prisión de Picassent, que ha pasado de tener una media de trescientos internos a superar los seiscientos.
Estos centros tienen como función alojar a los reclusos en tercer grado, acoger a los condenados a penas de fin de semana, atender las penas alternativas o gestionar las libertades condicionales.
Según las fuentes, es muy posible que la Unidad de Madres y el Centro de Inserción Social se construyan en los mismos terrenos, aún sin concretar.


 
 







16.10.10 - 01:09 – Diario de Valencia: www.lasprovincias.es
El Gobierno reserva 6,7 millones para ejecutar un proyecto que favorece la integración de las mujeres y el normal desarrollo de los menores
Final del formulario
La prisión de Fontcalent albergará la primera Unidad de Madres de los centros carcelarios de la Comunidad Valenciana. El Ministerio del Interior ha reservado en los presupuestos generales una partida de 6,7 millones de euros para la construcción de este inmueble de seguridad, muy diferente del resto de los penales españoles.
La obra se levantará en el recinto penitenciario de Alicante, junto al Centro de Inserción Social (CIS), del que dependen los reos que acceden al régimen abierto o semiabierto. El proyecto, según ha podido conocer este diario, prevé ocupar una parcela de 3.825 metros cuadrados, mientras que la superficie construida alcanzará los 3.139,82 metros.
El edificio penitenciario se caracterizará por una distribución arquitectónica y unos equipamientos especiales, de manera que se pueda cumplir con la finalidad de que las internas y sus hijos disfruten de un ambiente propicio. El objetivo es facilitar la reintegración de los adultos y el normal desarrollo de los menores, teniendo en cuenta que se encuentran privados de libertad dentro de un centro de seguridad.
La Unidad de Madres se compondrá de planta baja y dos alturas. En ella se habilitarán 32 habitaciones, una de ellas adaptada para personas de movilidad reducida. Los cuartos se distribuirán en la primera y segunda plantas, según establece el proyecto. Además, habrá un espacio de estancia con comedor, economato, sala de estar, salas de juegos para madres con hijos y aseos, incluidos los de uso exclusivamente infantil.
La obra se ha diseñado con la previsión de incluir lo que se denomina una zona ocupacional, ocupada por aulas, bibliotecas, talleres de peluquería o costura, o para actividades de los niños. Además, las internas y sus hijos dispondrán de consulta médica y enfermería, así como de lavandería.
Por último, el inmueble penitenciario contendrá dependencias destinadas a oficinas y despachos. Desde el punto de vista legal, las unidades de Madres se incorporaron al ordenamiento jurídico español hace poco más de 14 años, en virtud del nuevo Reglamento Penitenciario, aprobado por el real decreto 190/1996, de 9 de febrero.
En la actualidad, la prisión de Picassent es la que acoge, en un módulo específico ubicado dentro del presidio, a reclusas embarazadas o con hijos. Sin embargo, estas dependencias nada tienen que ver con las unidades de Madres, obras concebidas como edificios independientes del resto del complejo carcelario dotadas con unos servicios adecuados para la convivencia maternofilial. Sevilla y Palma de Mallorca ya disponen de centros de este tipo.
Por el momento, aún no se han fijado los plazos exactos para ejecutar el proyecto de Alicante, que cuenta con un presupuesto inicial de casi 7 millones de euros.

 
 
…………………………… 



…………………………………………………………………………………………………………………………….. 


El Gobierno negocia ya con el dueño de un terreno cercano al elegido para comprarlo.
El actual centro de inserción social, en Picassent, está saturado desde hace años
Interior ya ha encontrado una ubicación para el nuevo Centro de Inserción Social (CIS) de la provincia de Valencia. Se trata de unas instalaciones para presos en tercer grado, es decir, en régimen de semilibertad. La mayoría de los internos cumple el tramo final de su condena y sólo acuden al centro para dormir.
El lugar seleccionado por el Gobierno son unos terrenos en la localidad de Paiporta, junto al cementerio viejo del municipio, según las fuentes consultadas por LAS PROVINCIAS. No se descarta que Interior disponga de alguna alternativa sobre la mesa. Pero esta es, sin duda, la que más fuerza tiene.
La Sociedad de Infraestructuras y Equipamiento Penitenciario (Siep), órgano dependiente de Interior, es la entidad encargada de buscar el emplazamiento para cualquier tipo de infraestructura penitenciaria. Su último trabajo en la Comunitat terminó con la elección de Siete Aguas para la macrocárcel.
«No hay nada cerrado», explicaron fuentes de SIEP respecto al Centro de Inserción Social. Sin embargo, las gestiones para ubicar las instalaciones se encuentran muy adelantadas. De hecho, se han producido al menos dos reuniones entre Delegación de Gobierno y los alcaldes de Paiporta (PP) y Picanya (PSOE). Incluso se ha producido una visita a la zona.
¿Y por qué esa reunión a tres bandas? El centro se ubicará en el término de Paiporta, pero con una particularidad: los terrenos son propiedad de Picanya. Se trata, según las fuentes, de una superficie que ronda los 8.000 metros cuadrados. No obstante, se necesita más espacio para levantar un CIS de estas características.
El Gobierno también trabaja ya en este asunto, lo que demuestra lo avanzado que se encuentra el proceso. Las mismas fuentes confirmaron a LAS PROVINCIAS que ya se han iniciado los contactos con el propietario de una zona de terreno cercana. La intención es comprarla.
Normalmente, Interior busca terrenos de propiedad municipal o, en su defecto, que pertenezcan a un único propietario. De esta forma, la negociación siempre es más fácil y rápida. Además, hay que tener en cuenta que el plan de nuevos centros diseñado por el Gobierno marcó 2012 como fecha tope.
Prisiones barajó en un principio la ciudad de Valencia para levantar el edificio. Sobre el papel era una de las mejores opciones. Además, cuenta con uno de los requisitos de cualquier CIS: buenas comunicaciones.
Los internos salen a trabajar o estudiar y necesitan transporte público para regresar y no tener que depender de familiares y amigos. El horario suele ser flexible. Por la mañana, los reclusos salen alrededor de las ocho de la mañana. Por la noche, dependiendo de sus obligaciones laborales, regresan a partir de las nueve y media.
La opción de Paiporta resuelve el problema de las comunicaciones porque cuenta con una estación de metro muy próxima.
Valencia quedó, al parecer, descartada desde los inicios. El Ayuntamiento hace más de año y medio que no recibe noticias, según fuentes municipales. El contacto se limitó a una reunión con el concejal de Urbanismo, Jorge Bellver. Y ahí quedó todo.
La urgencia del nuevo centro de inserción social es máxima. El actual, ubicado en el complejo penitenciario de Picassent, se encuentra saturado desde hace años. Las instalaciones albergan a más de medio millar de presos, aunque su capacidad es muy inferior.
Instituciones Penitenciarias no ha aclarado si la construcción de las nuevas instalaciones supone el cierre de las actuales. Lo más lógico, teniendo en cuenta la población reclusa de la provincia de Valencia, sería mantener ambas operativas. En el caso contrario, el futuro centro quedaría saturado a los pocos meses de su inauguración.
Otra de las cuestiones que todavía no se ha resuelto es dónde se ubicará la unidad de madres, prevista en el actual plan de Prisiones. Se trata de unas dependencias en las que las reclusas conviven con sus hijos. Una de las propuestas que se barajaba era situar la unidad de madres junto al nuevo CIS. Pero este extremo está por confirmar.
Las localidades que acogen una instalación de este tipo suelen recibir contraprestaciones. La ubicación de un centro de estas características levanta siempre recelos entre los residentes. Los vecinos piensan que unas instalaciones para presos pueden aumentar la inseguridad de la zona.

 
 



[1] Don Francisco Ferrer Marín es el Director del Centro Penitenciario de Murcia.
[2] Secretaria General Instituciones Penitenciarias. www.institucionespenitenciaria.es
[3] Secretaria General Instituciones Penitenciarias. www.institucionespenitenciaria.es
[4] A modo de anécdota, es importante señalar que en el pasado el requisito de la edad para los niños era hasta los 6 años, es decir hasta la escolaridad. En la actualidad esa edad se ha reducido hasta los tres años.
[5] Mattews, Roger 2003, Pagando Tiempo. Una Introducción a las Sociología del Encarcelamiento, Barcelona. Bellaterra.
[6] Real Decreto Reglamento Penitenciario, 190/1996, 9 de febrero, articulo 17.
[7] Mattews, Roger 2003, Pagando Tiempo. Una Introducción a las Sociología del Encarcelamiento, Barcelona. Bellaterra, pag.254
[8] Mattews, Roger 2003, Pagando Tiempo. Una Introducción a las Sociología del Encarcelamiento, Barcelona. Bellaterra, pag.256.
[9] El Periódico de la Provincia de Alicante., sábado 16 octubre 2010www.informacion.es
[10] El Mercantil de Valencia: www.levante-emv.com, 15 junio 2008.
[11] APFP. Foro Asociación Profesional Funcionarios Prisiones.15 octubre 2010.
[12]  Diario de Valencia. 16 de octubre 2010.www.lasprovincias.es

[13] No obstante, el Ayuntamiento de Alicante pertenecer al PP, no se registra noticia ni manifestación oficial de rechazo a esta construcción por dicho Ayuntamiento, pero por ser la autoridad Municipal de la ciudad seleccionada, entendí que no podía quedarse fuera. ver El Mercantil de Valencia: www.levante-emv.com 16/10/2010,
[14] Diario de Valencia. 16 de octubre 2010.www.lasprovincias.es.
[15] El Mercantil Valenciano: www.levante-emv.com , 5 de Junio del 2008.
[16]Diario de Valencia: www.lasprovincias.es ,31 de Octubre del 2009.
[17] APFP. Foro Asociación Profesional Funcionarios Prisiones.15 octubre 2010.
[18] El Mercantil Valencia: www.levante-emv.com, 16 de Octubre del 2010.
[19] Sociedad Estatal de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios (SIEP). www.siep.es

11 comentarios:

  1. Si llevamos lo establecido en el articulo a la realidad de nuestro país no existe un sistema para la organización de las madres y sus hijos en la prisión, hay que invertir no solo dinero sino en una administración interna eficiente. Todo lo que conlleva gastos como país suele quedarse en el olvido, resaltare las cosas que a mi criterio deben mejorarse:
    1) Un reciento con la estructura y capacidad suficiente para que las madres en prisión tengan el espacio adecuado para el diario vivir con sus hijos
    2) Una enfermería con atención especializadas en caso de ser requerida
    3) Guardería que contenga los materiales necesarios para la capacitación de los niñ@s
    4) Un personal que cuide de la seguridad y desarrollo de los niños en los momentos que no estén con las madres
    5) Que las madres tengan una cantidad de tiempo prudente para compartir con sus hijos
    6) Que la edad para que estos niñ@s estén en la prisión con sus madres sea hasta los 4 años
    7) Que el espacio que los niñ@s tengan sea de buena calidad para no sentirse con temor por el lugar donde están
    8) Que tengan un trato con algún psicólogo cada x tiempo para evaluar tanto a las madres al personal y a los hijos

    ResponderEliminar
  2. Pienso que por el optar por la medida de que los niños menores de tres años continúen debajo del seno de sus madres que son objeto de una medida privativa de libertad constituye un gran compromiso, ya que los centros penitenciarios deben habilitar y condicionar sus espacios a fin de que esta medida se lleve de la mejor manera posible. Yo entiendo que esto va en pro de la salud mental tanto de los niños como la de las internas, pero a la larga podría ocasionar daños ya que necesariamente se le va a separar, ya sea porque el menor haya cumplido una edad pertinente, o también que a medida que el menor vaya creciendo necesita una serie de condiciones para desarrollarse y en un centro penitenciario no sería pertinente para que se diera tal desarrollo. Pero, si se va a insertar esta medida en los centros penitenciarios deben de tomar limitativas para ello, esto depende del ilícito penal cometido, construir pabellones con las condiciones requeridas para esas madres y que se habiliten las condiciones pertinentes para el desarrollo y crecimiento del menor de edad. Esto tiene aspectos positivos ya que para el tratamiento penitenciario es menester que se fortalezca los lazos familiares para llevarse a cabo un efectivo tratamiento y permitir que sus hijos menores continúen con sus madres va en pro de su salud mental. Para nadie es misterio que la mayoría de las madres son aquellas que por lo general están al cuidado de sus hijos menores, y cuando estas ingresan a un centro penitenciario no hay nadie más que se encargue de sus hijos y esta medida podría facilitarles la vida. Creo firmemente que nuestro sistema penitenciario si pudiera tomar esta medida en un futuro, si se comienza a trabajar desde ahora, porque si para años atrás pensar en un modelo penitenciario en nuestro país era absurdo, porque no emplear este sistema paso a paso en nuestros centros penitenciarios.

    ResponderEliminar
  3. La construcción de la unidad de madres:

    En cuanto a lo expresado en este articulo, entiendo que el rol que desempeñó la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias (IIPP), asume un verdadero compromiso para sacar a los niños de los centros penitenciarios (recintos) a los fines de mejorar de manera sustanciar su calidad de vida, así como de diseñar y construir áreas o cubículos especiales donde estos niños puedan gozar de un ambiente lo más parecido al de un hogar normal, estando estos cubículos alejados de los recintos y propiciando a la vez una mayor integración a la comunidad con verdaderos espacios educativos de tratamiento a los menores y de desarrollo integrar para sus madres. Y de esta manera garantizar una armonía reciproca entre madre e hijo/a.

    Felix Antonio Bort Cedeño. 2011-0339

    ResponderEliminar
  4. Como siempre, la mujer ha sido un ente discriminado por la sociedad sin importar en que faceta se encuentre, erg, no se escapa de esta situación aún estando en un recinto penitenciario. Sin embargo, el tema mas preocupante es el de sus hijos, niños inocentes que necesitan del cuidado de sus madres. Entiendo que indudablemente el ambiente en que se encuentran sus madres no es el idóneo para ellos desarrollarse, pero a la vez, dependiendo de su madurez es necesaria la compañía de la misma. para palear tal situación, creo que sería conveniente que las madres puedan estar con sus hijos hasta la edad promedio de 3 a 5 años a los fines que los mismos puedan identificarlas como sus madres y personas con autoridad sobre ellos; claro que esta convivencia debería ser regida por condiciones especiales que den lugar a un saludable desarrollo del niño. Luego el niño pasa a control de los mas cercanos pero teniendo el deber y obligación de visitar a su madre en periodos de forma regular. Esta opción es para los casos en que no se puedan dividir a las internas que sean madres de las que no lo son. Creo que es una manera de proteger el derecho de la madre y el niño de estar juntos y a la vez evitar futuras discriminaciones hacia el niño por haber sido criado en una cárcel mas allá del tiempo que establecimos en nuestro comentario.

    Claudia De Aza Almonte.
    89370.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que la construcción de un centro como este, es una buena medida porque fomentaría los lazo familiar que son de vitar importancia para un hijo con su madre en la temprana edad, ya que esto ocasiona daño emocionales al niño, pero mi pregunta es que pasara después de la separación creo que siempre se causa un daño al separar un hijo de su madre, pero si se crean medida para que el niño siga en un contacto frecuente con su madre es una buena medida

      Eliminar
  5. Wanda F. Arias M. 89117
    No descarto la idea de que las internas que sean madres cuyos hijos son menores de tres años puedan permanecer con estos en los Centros Penitenciarios, pero para esto se deberá condicionar el área a tal punto que no parezca un Centro Penitenciario, ya que este ambiente podría ocasionarle diversos trastornos psicológicos al niño. La verdad es que éste en los primeros años de su vida de una manera condicional necesita de su madre, y esa falta también puede ocasionarle problemas psicológicos en un futuro, por lo tanto cabe destacar que se deben tomar las medidas necesarias lo más antes posible.

    ResponderEliminar
  6. Yaritza Gissel Abreu Sanchez 89362
    En mi criterio personal la implementación de nuevos modelos penitenciarios para la adecuación de las mujeres en estado de embarazo o con hijos menores de tres años, es en gran medida una buena contribución y adecuación para la mujer en todos los sentidos, ya que esta ultima durante el embarazo se encuentra en una situación de sensibilidad y vulnerabilidad lo cual es una gran diferencia con relación a los hombres que guardan prisión empero que estos no padecen de estas circunstancias. Esta medida es una buena decisión a implementarse no solo como modelo para España porque así las madres tienen mas espacio y privacidad para criar a sus hijos debido a que un niño siempre necesita de su madre, es importante también porque en muchos casos la parte paterna desaparece o son indiferentes en cuanto al cuidado y manutención de los hijos así las madres estarían al cuidado y protección de los mismos aunque sea por un corto periodo de sus vidas pero que es fundamental para el desarrollo y bienestar de los niños. .

    ResponderEliminar
  7. En mi opinión creo que es muy buena media la implementación de un centro de esta magnitud que contempla el derecho de las madres a mantener a sus hijos con ellas hasta que cumplan los tres años
    Que permitan el contacto directo de los niños con visitantes: padres, abuelos hermanos
    En términos generales no deja de ser un aporte significativo al sistema penitenciario, a la erradicación del hacinamiento, los niveles de ocupación y no menos para el proceso de clasificación penitenciaria donde se le pueda aplicar un tratamiento científico individualizado a estas reclusas con sus hijos.
    esto requisito y la separación tarde o temprano trae consigo trauma para el niño
    73794

    ResponderEliminar
  8. BOMAR ALEXIS QUEZADA 88495
    Como MATTEWS expreso que para una fémina es mucho mas difícil la privación de libertad que para un hombre entiendo que es mucho mas difícil cuando la misma esta en estado materno o lactante dentro de un ambiente hostil como es el de los recintos Penitenciarios donde esta en peligro tanto la seguridad como la armonía de un infante. Es una muy buena iniciativa esta iniciativa Europea sobre la Implementación de de a unidad de madres donde según el articulo se enfocan en crear un ambiente similar al del hogar para que niño no se sienta lesionado durante su estadía con su madre dentro del del recinto, los legisladores Europeos se enfocaron en crear sistemas de vigilancias contemporáneos para que el menor sienta poca presencia de los cuidadores del recinto usando estos cámaras de seguridad y sistemas de seguridad inteligentes para buena seguridad de la interna y poco daño psicológico al menor.
    En cuanto a mi opinión sobre la implentacion de este nuevo sistema en nuestro País, estoy totalmente de acuerdo debido a que las madres Dominicanas y sus infantes devén estar en un recinto especializado como es el de la UM para que ese infante no crezca con rencor desde su inicios de vida para luego no repercuta en la sociedad Dominicana y para que la madre no se sienta lesionada en sus DERECHOS HUMANOS y esto le cueste una mejor reinserción a la sociedad dominicana como es el deseo de nuestra legislación.

    ResponderEliminar
  9. En mi opinión estoy de acuerdo con esta implementacion en la cual se permitirá que las madre que estén cumpliendo condena, la idea de que las internas que sean madres de hijos menores de tres años puedan permanecer con estos en los Centros Penitenciarios es un gran avance, para esto se deberán condicionar estos Centro Penitenciario en un ambiente el cual sea apropiados para que estos niños puedan permanecer con sus madres ya que en los primeros años de su vida estos necesitan de su madres. MARIEL VICTORINO 89372

    ResponderEliminar
  10. Juan Manuel De La Cruz Méndez- 87841 (Derecho Penitenciario)

    La reforma estructuras de las prisiones de manera general es algo inminentemente necesario, y mayor aun, una especialización de ciertos centros para tenerlos en un estado más hogareño digamos o en las condiciones más normales posibles, y que no solo sea de manera parcial y transitoria, como hasta la edad de los 3 años, solo en el caso que las madres se mantengan con ellos, pero fortalecer los lazos con el Consejo Nacional de la Niñez, y estructurar todas las prisiones eventualmente, no para que los niños vivan con sus madres, pero que las visitas sean en lugares preparados para será cogedores.

    Tener un perfil de comportamiento es vital para asegurar la disponibilidad o lo bueno que seria que la madre tuviese a sus hijos en prisión, que lamentablemente en todos los casos no es lo más recomendable, por lo menos no de manera permanente, asegurarse por vía institucional también, que cumplidos los 3 años el niño tenga acceso a la escolaridad, tutela y mantenga la debida protección en el caso que no tuviese quien lo atienda.

    ResponderEliminar