martes, 25 de noviembre de 2014

Otro enfoque en el abordaje de las cárceles, la transformación no puede esperar

    Porqué necesitamos cambiar drásticamente la manera de manejar las cárceles                                                                                        
prison bars
Por Martin F. Horn
Aún las mejores cárceles son espacios amenazantes. El bullying ocurre con frecuencia en las escuelas secundarias. Entonces no debe sorprendernos que el fenómeno se manifieste de manera más brutal en nuestros centros penitenciarios, por medio de las pandillas.
Las cárceles son lugares de escasez forzada.
Cuando generamos una escasez artificial, surge una economía subterránea que controla el acceso a las cosas que queremos y que nos agradan. Es controlado por el más fuerte y denegado al más débil. En todos los centros de detención que he conocido, surge un orden social. Tú tienes la familia y el dinero para comprar cosas – yo no lo tengo, y quiero lo que tú tienes. Quiero que limpies mi cuarto, laves mi ropa, o que me satisfagas sexualmente. Yo quiero ver las telenovelas, tú quieres ver el fútbol. Yo quiero drogas, vendo drogas, y quiero que tú hermana me traiga drogas en su próxima visita.
Todo esto es un asunto de negociación y control. Si yo, como individuo, no soy suficientemente fuerte entonces me uno con otros para lograr lo que quiero de los prisioneros más débiles. Si eso no es posible, entonces me armo con lo que sea para protegerme.
Para el prisionero común, el encierro es una experiencia aterradora. Cuando vas a la cárcel, lo quieres por encima de todo es sentirte seguro. Por eso los presos consiguen armas, por eso se unen a las pandillas… para sentirse seguros.
Las cárceles sirven una función de seguridad pública vital. Impiden que delincuentes predadores y peligrosos vuelvan a delinquir cuando están tras las rejas. Es más, las cárceles, de una manera simbólica importante, sirven una función importante de reforzar nuestras normas sociales al castigar aquellos que infringen la ley.
Necesitamos las cárceles y la realidad es que siempre serán lugares imperfectos. Aun al reducir nuestra dependencia de ellas, debemos continuar en nuestros esfuerzos de mejorarlas.
Para que las cárceles sean más humanitarias, deben ser más seguras. Cuando el encierro es una experiencia en brutalidad, es menos probable que un prisionero tenga éxito cuando logre su libertad. Aumentan las chances de que se radicalice o regrese a una vida de delincuencia.
Debemos asegurarnos que las cárceles estén libres de las drogas. Recientemente, un colega cercano, que estaba a cargo de uno de los sistemas carcelarios más grandes de Estados Unidos, me dijo que tests de drogas en varios de sus recintos encontraron que más del 20 por ciento de los prisioneros usaban drogas.
El uso de las drogas en las cárceles es lo que fomenta la violencia y la corrupción, y es la fuente de energía que nutre las pandillas de su poder. Todo lo que sé y lo que he aprendido me dice que cuando reducimos sustancialmente el acceso a las drogas, las cárceles y los centros de detención se tornan más seguras tanto para los presos como para el personal que los cuida. No obstante, en demasiadas cárceles el acceso a las drogas es común y aceptado.
Esto debe terminar.
Hay maneras de hacerlo y cada jurisdicción debe tener eso como objetivo. Las cárceles deben ser lugares donde los prisioneros saben que el respeto por la ley y por otros constituyen los cimientos de una sociedad civil. Esto quiere decir que los guardias deben respetar la ley, respetar sus colegas y respetar los detenidos. Debemos construir una cultura de integridad en nuestras cárceles.
A los presos no les enseñamos a obedecer la ley si la quebramos, y no les enseñamos respeto por las reglas si las violamos.
Cómo los guardias se relacionan el uno con el otro y con los prisioneros es la manera más poderosa de enseñar al criminal a formar parte de una comunidad cívica. La meta de las cárceles debe ser de devolver a la sociedad mejores ciudadanos, y no mejores criminales.
Resolver el problema de las cárceles y las prisiones en la región requerirá más que la construcción de nuevas cárceles y la repetición de errores del pasado. Requiere de un abordaje serio, informado por un revelamiento de lo que cada país necesita y cómo quiere que funcione su sistema de justicia y de castigo. Antes de emprender un programa de construcción, los países deben determinar quiénes van a la cárcel, por cuánto tiempo y si hay alternativas que produzcan los resultados deseados de manera más rápida y más sostenible.
Horn es distinguido profesor en el John Jay College of Criminal Justice, City University of New York
Foto crédito: Flickr CC Matt Obee
Suscríbase a nuestras alertas de email del blog Sin Miedos


Fuente: http://blogs.iadb.org/sinmiedos/2014/10/29/porque-necesitamos-cambiar-drasticamente-la-manera-de-manejar-las-carceles/

6 comentarios

  • Aprovecho esta oportunidad que nos brinda el BID, para comentar sobre el hacinamiento de las prisiones, y lo veo de esta manera:
    EL HACINAMIENTO, UN MAL CRÓNICO QUE AFECTA A LAS PRISIONES
    Evidentemente, hoy en día el tema del hacinamiento reflejado en el Sistema Penitenciario, continúa siendo el dolor de cabeza de los gobiernos y se ha constituido en una problemática de tal trascendencia que los Sistemas Penitenciarios más avanzados no escapan de esta realidad.
    Es por esto que se hace necesario la adopción de medidas y salidas verdaderamente sostenibles a este flagelo que puede mermar el normal funcionamiento de estas instituciones que albergan a un sector de la sociedad no menos importante: La Población Penitenciaria. Es menester ver el hacinamiento como un foco de irregularidades administrativas, enfermedades de carácter infeccioso, y sobre todo el principal obstáculo para que los internos puedan llevar una vida mínimamente digna, donde su integridad y Derechos Humanos estén plenamente garantizados en un ambiente con cierto desahogo espacial y no la habitual estrechez que caracteriza a estos centros.
    Se han propuesto diversas posibles soluciones que van desde revisar el Marco Jurídico Penal analizando ciertos delitos con los fines de eliminarlos, de realizar Amnistías como solución a corto plazo, hasta revisar la legalidad de las detenciones con el objetivo de liberar los que se encuentran recluidos de manera irregular.
    Es claramente un problema de una política de planificación Penitenciaria que pueda extenderse de corto a largo plazo y solo vemos dos soluciones posibles como tentativas a erradicar el hacinamiento: Aumentar la capacidad del sistema penitenciario o reducir el número de internos. El aumento de la capacidad de los centros llevaría a un incremento del gasto público del gobierno a razón de una mayor inversión estatal en espacio físico (infraestructura) y un aumento del personal administrativo. Mientras que la reducción del número de reclusos a través de la excarcelación y revisión de detenciones ilegales, así como las amnistías puede causar que nuestras calles no sean tan seguras.
    Es un problema relativo que hay que verlo desde las dos ópticas propuestas.
    Personalmente me circunscribo en que se lleve a cabo una política de implementación de estas dos soluciones a través de un método planificado que a la vez vaya asistido por los estudios de Estadísticas, lo que yo llamaría una solución mixta ya que se aplicarían de manera sistemática las dos propuestas.
    Geovanny Vicente Romero
    Criminólogo y Penitenciarista
    @geovannyvicentr

  • Otro aspecto que me gustaría me permitiera comentar este Blog del BID, es sin lugar a dudas uno de los peores casos que he visto en el manejo de las prisiones dentro del desarrollo de mi carrera, es el caso del incendio que hace tres años dejó mas de 300 muertos en una prisión honduras sobrepoblada. El problema lo enfoco de la siguiente manera:
    HONDURAS, PRISION O PENA DE MUERTE ANTICIPADA?
    Eso fue precisamente lo que ocurrió en el hermano país de Honduras donde el apabullante hacinamiento que sufre su sistema penitenciario le quito la vida a muchas personas que fueron víctimas de un feroz siniestro, y que por demás, no habían tenido juicio o sentencia, es decir, que se repetía el fenómeno del gran número de internos preventivos o en espera de sentencia.
    Resulta curioso que la semana pasada tratamos el tema con seriedad y planteamos de manera tentativa varias soluciones programáticas que podrían ayudar con el problema.
    Lo que sucede es que en sociedades como estas, donde tendemos a buscar instrumentos de sanción para penalizar hasta el aire (República Dominicana de los países con más leyes) ya es hora de hacer un stop, y despenalizar ciertos “tipos penales” que por lo insignificante de su gravedad solo vienen a masificar nuestras prisiones.
    Con lo anterior no digo que debemos dejar de hacer nuevas leyes, pero muchos países del derecho “no escrito” han tenido éxito, por lo que debemos revisar las que tenemos y empezar a aplicarlas efectivamente antes que elaborar nuevas para engavetarlas. Los estudios internacionales apuntan que en la mayoría de los países la excesiva penalización no necesariamente ha bajado la criminalidad, en absoluto, debido a que la dureza de antes no infunde temor al delincuente de hoy, ya que siempre tiene la esperanza de salir airoso.
    Es lamentable que muchos de los muertos en el incendio, estuvieran en prisión por tener tatuajes, tipificado en la ley de pandilla de Honduras. Me imagino las confusiones desagradables que sufren los turistas tatuados en ese país.
    Hasta que no se tomen las medidas necesarias orientadas a la erradicación del hacinamiento, y la clasificación o separación penitenciaria, que no es más que clasificar los internos en virtud de su situación procesal, si es preventivo o condenado, no tendremos cárceles seguras ante posibles estados de emergencia, calamidad, o de salud publica ya que la masificación constituye el foco perfecto para que las enfermedades infecciosas se conviertan en epidemias.
    Finalmente, si hacemos la clasificación de internos y la de centros (de detención, correccional, etc) el siguiente paso sería respetar la capacidad inicial para la cual construyen los centros, en el caso de la cárcel hondureña esta tenía una capacidad para 250 internos y estaba ocupada por la desorbitante cifra de 850, y según datos oficiales los muertos ascienden a 358, por lo que falleció la mitad de su población. Pero eso conllevaría a más gastos para el estado y siempre será una salida seguir trabajando con las cárceles que tenemos y no construir nuevas como seria lo correcto. En ese sentido, es de admirar el trabajo realizado por el nuevo modelo penitenciario dominicano en aras de construir nuevos centros e incorporar mayor número de internos a la calidad de vida que estos garantizan en contraste con los del viejo modelo.
    lamentamos que tantas familias hondureñas se hayan visto afectadas por este incendio incendio penitenciario con mas pérdida de vidas humanas en un siglo”.
    Geovanny Vicente Romero
    Criminólogo – Penitenciarista.
    @geovannyvicentr

  • LOGROS ALCANZADOS POR EL MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA EL SERVICIO PENITENCIARIO DURANTE EL AÑO 2014
    NUEVO RÉGIMEN
    NUEVO RÉGIMEN PENITENCIARIO:
    IMPLEMENTADO EN 32 ESTABLECIMIENTOS A NIVEL NACIONAL HASTA EL MOMENTO, HA LOGRADO LA PACIFICACIÓN DE ESOS ESPACIOS, MEDIANTE UN ITINERARIO DE ACTIVIDADES Y DISCIPLINA, BASADAS EN EL ORDEN, EL TRABAJO DIGNO, LA EDUCACIÓN, LA CULTURA Y EL DEPORTE. ASÍ COMO DE UN HORARIO ESPECÍFICO PARA ORDEN CERRADO Y NORMAS ESTRICTAS DE UNIFORME (AMARILLO PARA LOS HOMBRES Y FUCSIA PARA LAS MUJERES) E HIGIENE PERSONAL
    NUEVO RÉGIMEN DISCIPLINARIO: IMPLEMENTADO EN EL 100% DE LAS ENTIDADES DE ATENCIÓN AL ADOLESCENTE EN CONFLICTO CON LA LEY PENAL (31 ENTIDADES A NIVEL NACIONAL), HASTA EL MOMENTO HA LOGRADO LA PACIFICACIÓN DE ESOS ESPACIOS, MEDIANTE UN ITINERARIO DE ACTIVIDADES Y DISCIPLINA, BASADAS EN EL ORDEN, EL TRABAJO DIGNO, LA EDUCACIÓN, LA CULTURA Y EL DEPORTE. ASÍ COMO DE UN HORARIO ESPECÍFICO PARA ORDEN CERRADO Y NORMAS ESTRICTAS DE UNIFORME (AZUL CLARO) E HIGIENE PERSONAL, ES DECIR, EL 100% DE LA POBLACIÓN.
    EDUCACIÓN
    INAUGURACIÓN DE LA ESCUELA NACIONAL DE SERVIDORES PÚBLICOS PENITENCIARIOS
    UBICADA EN ESPACIOS RECUPERADOS DEL GURI, ESTADO BOLÍVAR, BRINDA CAPACITACIÓN A LOS TRABAJADORES Y TRABAJADORAS DEL SISTEMA PENITENIARIO, CON ESTUDIOS NO CONDUCENTES A GRADOS ACADÉMICOS.
    EN TOTAL SON 560 TRABAJADORES EN ESA SEDE, Y HASTA EL MOMENTO SUMAN 1.500 TRABAJADORES CAPACITADOS.
    LAS INSTALACIONES CONSTAN DE UN (1) COMEDOR REMODELADO, UN (1) ÁREA DE DORMITORIOS REMODELADOS, UNA (1) PISCINA PUESTA EN FUNCIONAMIENTO Y UN (1) ÁREA DEPORTIVA REMODELADA.

    ACADEMIA PENITENCIA-UNES
    ABARCA TODO EL PAÍS, Y TIENE EL OBJETIVO DE GARANTIZAR LA FORMACIÓN Y CAPACITACIÓN A LOS TRABAJADORES Y TRABAJADORAS PENITENCIARIOS, CON ESTUDIOS CONDUCENTES A GRADOS ACADÉMICOS.
    HASTA EL MOMENTO SUMAN 339 FUNCIONARIOS FORMADOS

    Lo invitamos a observar nuestro canal en Youtube https://www.youtube.com/watch?v=xeDQ39DIOHo
  • Pienso que uno de los mejores ejemplos de por qué las cárceles deben cambiar el rumbo que llevan en cuanto a su manejo, lo representa la violación de una menor que visitó unas de las cárceles dominicanas el año pasado, pero que tuvo poco eco internacional aunque un gran revuelo local.
    Menor violada en cárcel del Seibo: Violador y funcionarios del penal deben responder ante la justicia.
    Resulta un acto abominable ante los ojos de Dios y los de cualquier mortal que tenga un mínimo de decencia, el ocurrido hace unas horas en un centro penitenciario del Seibo, en la Cárcel General Pedro Santana, cuando una menor de edad que penetró al recinto para hacer su aporte al tratamiento penitenciario a través de la doctrina de la evangelización, fue brutalmente violada por uno de los internos que con toda la facilidad requerida llevo a cabo un acto funesto de esa magnitud que devino en una grave hemorragia vaginal.
    La menor ingresó en compañía de una predicadora como apoyo para el reparto de material religioso, pero nos preguntamos en que lugar se encontraba esta predicadora en el momento de la comisión del hecho nefasto de violación, y si estaba tan lejos para no escuchar los gritos de la menor, pues considerando su edad es de suponer que era su responsabilidad no dejar que la niña se separe bajo ningún concepto y menos en un ambiente tan tenso como son las prisiones, especialmente las que pertenecen al Modelo Tradicional.
    A continuación queremos hacer algunas precisiones legales en cuanto a la responsabilidad penal del infractor, así como la responsabilidad civil y administrativa del personal a cargo del Centro Penitenciario:
    Primero tenemos que establecer si nos encontramos ante un interno condenado o a un interno que guarda una prisión preventiva y en el caso de las autoridades o personal recordar que los delitos en materia penal se cometen por acción o por omisión, esto es el hacer o no hacer cuando se debe hacer, por lo que muchas veces ver la comisión de acciones antisociales y no hacer nada nos convertimos en reos por complicidad, en este caso por omisión.
    Amparándonos en el principio de supremacía de la constitución queremos destacar el articulo 148 que rescata y le da rango constitucional a la figura de la responsabilidad civil de las Entidades Publicas, sus funcionaros o agentes, cuando dice que las personas jurídicas de derecho publico y sus funcionarios o agentes serán responsables, conjunta y solidariamente, de conformidad con la Ley, por los daños y perjuicios ocasionados a las personas físicas o jurídicas, por una actuación u omisión administrativa antijurídica.
    Por otra parte, si consideramos que la Administración Publica es una sola, y las cárceles su competencia administrativa del Estado, entonces los órganos del Estado regularán sus relaciones laborales en virtud de la Ley 41-08 de Función publica que en su artículo 90 establece que el Estado y el servidor público o miembros del órgano colegiado actuante serán solidariamente responsables y responderán patrimonialmente por los daños y perjuicios causados por la acción u omisión del funcionario actuante
    Sin embargo, demás esta decir que el Código Penal en su el articulo 303 castiga toda agresión sexual, y el 309.1 es mas explicito en la violencia contra la mujer, y otros artículos hacen mención del tema.
    En cuanto a la Ley que rige la materia, la 224-84 sobre Régimen Penitenciario, en su articulo 9 letras c y d, vemos que dentro de las funciones de la Dirección General de Prisiones esta la de destinar, trasladar y suspender a los empleados y funcionarios del servicio, a los cargos que corresponda, de acuerdo con las disposiciones legales y reglamentarias; y Aplicar al personal de vigilancia las medidas disciplinarias que determine el reglamento, respectivamente. En virtud de lo anterior, pienso que la Dirección General de Prisiones debe suspender inmediatamente el personal a cargo de la situación hasta que finalice una investigación para establecer responsabilidad.
    Es por todo lo anterior, que exhorto a nuestro amigo Tomas Holguín, Director General de Prisiones asumir las sanciones disciplinarias mas drásticas que estén a su alcance y proceder al sometimiento ante la justicia de las personas implicadas en este acto tan vil e inhumano cometido contra esta persona por un sujeto que guarda prisión por violar la Ley 50-88 sobre Sustancias Prohibidas, sin detrimento de las violaciones que también ha perpetrado nuevamente a esta Ley al seducir y sedar a la menor endrogándola con alguna sustancia.
    Finalmente, este breve análisis legal acerca de la barbarie cometida sobre la persona de una adolescente que fue a llevar el pan de la enseñanza a prisión y salió con la experiencia imborrable y mas amarga de toda su vida, debe servir para dejar en claro que si se quiere actuar para no permitir una impunidad mas, la procuraduría fiscal competente tiene mucha tela de donde cortar para hacer valer y rescatar la dignidad perdida de una niña inocente e imponer un precedente ejemplarizador de que en el país no se vive en una selva. Aunque sigo haciéndome las mismas preguntas:
    ¿Cómo entro una menor de edad a la cárcel y quien lo autorizó?
    ¿Donde se encontraba la predicadora en el momento del hecho?
    ¿Que hacían los agentes mientras sucedía?
    Lic. Geovanny Vicente Romero.
    Criminólogo Penitenciarista.
    @geovannyvicentr

  • El problema con las cárceles, además de su funcionamiento interno, capturado por grupos de interés, ya sea delincuentes o los mismos funcionarios, son los incentivos que llevan a la gente a delinquir.
    El Estado en Latinoamérica es lo más alejado que existe de los Estados de Bienestar consolidados, por lo que si una persona no trabaja, o trabaja por el mínimo, tiene aseguradas prestaciones de muy mala calidad, y no solo hablando de educación y salud, sino que el acceso a esparcimiento y a la calidad de vida.
    Por lo que existen varias razones de peso para romper las leyes. No es que las personas lo vean así, pero los niveles de frustración que se manejan son enormes y el camino fácil es la única vía a la calidad de vida (pensando en la gente que opta por el camino delictual)

  • Hace un tiempo analizando que otro problema es que para un ex preso es muy dificil conseguir trabajo se me ocurrio esta idea que apunta tambien a recuperar la empatia por la vida humana fabricando juguetes para niños y pagandole con las maquinas para que pueda seguir haciendolo cuando salga, con el riesgo de perder todo si reincide…..
    Les dejo el link por si la quieren leer con mayor profundidad… saludos y excelente lo que hacen!!!
    Reply

Comentar el artículo






39 comentarios:

  1. Secundo totalmente con lo plasmado anteriormente. Y es que es cierto que las cárceles siempre serán imperfectas pero las mismas son necesarias y cada día podemos aportar ideas para mejorar el funcionamiento de ellas.por otro lado considero que la política penitenciaria no debe solamente concentrarse en el control sino también en la reinserción de la persona, en brindar programas de educación,trabajos para estos tener de que vivir en fin,considero que esto es crucial porque evitaría que el individuo vuelva a caer en el circulo vicioso de realizar actos delictivos.

    un estudio realizado en chile por el centro de seguridad ciudadana, el cual participio en una convención con el objetivo de tratar esta problemática del sistema penitenciario, concluyeron un informe tratando los puntos principales para tratar esta situación, el primero fue: mejorar el personal rotatorio del recinto,favorecer la reinserción, fomentar la existencia de controles externos en la ejecución penal,implementar programas para reducir la sobre población de reos y finalmente, otorgar continuidad a aquellos jóvenes que pasan por el sistema penal.

    Sin lugar a dudas, con la implementación de estas medidas lograron reducir significativamente esta problematica,por esto digo que si en nuestras cárceles se realizaran planteamientos similares y se otorgara un presupuesto aceptable,podremos reducir los problemas penitenciarios en nuestro pais, no por completo, pero si en gran medida.2012-1141

    ResponderEliminar
  2. La cárcel por lo común es una institución autorizada por el gobierno. Es el lugar donde son encarcelados los internos y forma parte del sistema de justicia de un país o nación.

    Las cárceles son lugares en donde se encierran a los condenados a cumplir penas privativas de libertad que si bien es cierto son lugares que lo que buscan es una resocialización del individuo no es menos cierto que muchas veces esa resocialización es fallida y el individuo vuelve a delinquir por el mismo funcionamiento o mal funcionamiento de estos lugares, si es cierto que las cárceles siempre serán imperfectas pero se debe buscar que esa imperfección sea mínima para lograr una buena reinserción a la sociedad por parte del individuo.

    Este tema es muy debatido hoy en día debido a que es notable que se hace imprescindible un buen funcionamiento del sistema penitenciario para obtener una buena conducta del individuo, con relación a las drogas en las cárceles estoy de acuerdo con lo que plantea Martin F. Horm de que se deben erradicar estas sustancias de los centros penitenciarios porque constituyen un factor fundamental que desata una mala conducta del individuo, considero que si se logran eliminar estas sustancias de los centros habría más seguridad tanto para los encarcelados como para el personal que los atiende como bien lo plantea este articulo.

    Aura Altagracia Inirio Morales 2012-0827

    ResponderEliminar
  3. Las cárceles tienen por objetivos generales: recluir a aquellas personas que han cometido hechos contrarios a la ley penal, evitar que cometan infracciones durante su estadía allí y lograr su reinserción a la sociedad; sin embardo, de nada sirven dichos objetivos si las mismas cárceles resultan ser brutales y lugares escasos de seguridad para los internos, donde el que sobrevive es el más fuerte y el más pequeño está a merced de este último.

    Lo necesario para que las cárceles sean efectivas es que sean más seguras, porque mientras sean peligrosas y brutales los individuos que de ella salgan van a continuar con sus actividades delictivas. Es indispensable que en las mismas no haya ni una mínima porción de drogas y que los reclusos no porten armas, debido a que las drogas y las armas son los principales incitadores de violencia, para esto es necesario que las autoridades encargadas del cuidado de los reclusos respeten las leyes, y así puedan enseñarles a los mismos a respetarlas.

    Por otro lado, no solo es necesario que sean seguras, sino también que las cuentes con las condiciones necesarias para la comodidad, desenvolvimiento y reinserción de los internos, por lo tanto debe de evitarse el hacinamiento de los reclusos y sobre todo deben implementarse medidas de reeducación y de ayuda psicológica para una efectiva reintegración a la sociedad.

    Lorena A. Cepeda Armstrong (2012-0821)

    ResponderEliminar
  4. Es de suma urgencia cambiar la manera en que se manejan las cárceles porque resultan ser espacios peligrosos y amenazantes. El sistema penitenciario presenta irregularidades debido a una serie de factores, entre ellos: La llamada economía subterránea, que es la que se presenta cuando los internos que tienen poder y dinero reciben dentro del recinto lo que desean, tales como Drogas y Armas, lo que genera más violencia y corrupción y también está El Bullying que se presenta por medio de pandillas, donde los más débiles deben someterse a la ordenes de los más fuertes y obvio, no se queda fuera de esas irregularidades la complicidad por parte de las autoridades del recinto.
    Frente a esta situación no se cumple con el fin propuesto por el sistema “La Rehabilitación o Regeneración del interno”, lo cual provoca la reincidencia, cárceles acumulando personas como si fueran cementerios, personas que no cambian su mentalidad y ello nos lleva al hacinamiento. Otro factor que provoca el hacinamiento es el gran numero del internos en espera de sentencias o preventivos.
    Es evidente la falta de políticas de planificación penitenciaria así como la falta de formación para los empleados y autoridades del recinto. La solución más conveniente para el tema en cuestión seria respetar la capacidad para la cual las cárceles han sido construidas y que las mismas cuenten con las condiciones necesarias para la supervivencia.
    Roxy Cristal Morla Diaz (2012-0813).

    ResponderEliminar
  5. La ciencia que se encarga de los medios de represión y prevención directa del delito, sus métodos de aplicación es la penologia.
    Como resultado de la promulgación de LAS REGLAS MINIMAS PARA EL TRATAMIENTO DE LOS RECLUSOS POR LA ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS, se han ido interpretando como elementos básicos para lograr la rehabilitación del convicto, el respeto a las necesidades elementales de salud física y mental, alimentación, higiene y sexo. Ello requiere una re-estructuración de la concepción de la institución para eliminar las irregularidades que propician las deficiencias existentes en esas áreas.
    En cuanto al aspecto estructural o arquitectónico, este ha respondido a la filosofía de la pena. La institución, tipo convento o fortaleza era el modelo carcelario a seguir, con el propósito de encerrar al culpable digno de separación y a la que se le debía retribuir un castigo y hacerle arrepentirse por el daño causado.
    La concepción arquitectónica de la prisión ha ido cambiando a la par con la evolución de la filosofía penitenciaria. En Grecia se utilizaban las latomias, que consistían en una profunda cavidad en la roca, de 625 pies de largo, 200 pies de ancho, cuyas salidas se condenaron y en las que los presos habrían de soportar todas las inclemencias del tiempo además de completo abandono.
    La primera institución penitenciaria conocida fue la casa de corrección en Inglaterra, construida alrededor de 1550 y cuyo propósito fue encerrar vagabundos y prostitutos para mantenerlos ocupados frustrandolos donde fuera necesario a los fines de corregirles sus vicios. Esta institución sirvió como modelo a instituciones de corrección que fueron establecidas en Amsterdam con el fin de educar al individuo para devolverlo a la sociedad.
    Con el paso de los años se idearon diferentes procedimientos para el tratamiento, castigo y corrección de los delincuentes. Algunos de los sistemas más comunes fueron: sistema de comunidad, el cual consistía en recluir en las prisiones a todos los que cometían un delito; sistema de clasificación que consistía principalmente en clasificar a los delincuentes de acuerdo al valor causal del delito cometido, naturaleza, gravedad, edad del autor, personalidad, educación y profesión, etc. y el sistema de aislamiento; consistía principalmente en aislar a cada recluso en celdas individuales. Este último fue objeto de criticas por cosas como que en esta el convicto era más propenso al suicidio y locura; imbecilidad y perturbación moral y física, produciendo seres sin cultura debido al aislamiento prolongado, además de que era costoso porque debía ser mas cómoda y espaciosa la celda.

    Rosmery Cordero 2012-1110

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Es claro que el intimar a los demás no está en las cosas sino en la gente, para así por este medio obligar a una persona para satisfacer gustos, con chantajes, golpes, etc. Se escucha mucho la forma en la que conviven los encarcelados, como se ha establecido. Ante esto, es muy cierto que se debe seguir en la lucha con tal de mejorarlas, una buena forma sería con talleres de concientización para los encarcelados y también para el personal docente de las cárceles, para que estos últimos sean más profesionales.

    El uso de las drogas siempre es negativo, trae consigo lo que se ha expuesto sobre violencias, por eso entiendo que como dicho anteriormente el personal docente debe ser completamente profesional, ya que tienen un papel muy importante en tanto al manejo de las cárceles; ya que las cárceles son lugares cuya finalidad es reintegrar al individuo con nuevas visiones.

    Muy cierto, realmente el hacinamiento afecta a las prisiones en todos los sentidos; es una pena que Honduras frente a el hacinamiento busque la salida más rápida por así decirlo, en vez de establecer más centros penitenciarios o estudiar los encarcelados que deben seguir allí. No todo está en crear penas, si el Estado no las cumple.

    Lilliam V. Tavares S. (2012-1450).

    ResponderEliminar
  8. Los Sistemas Penitenciarios tienen como finalidad la reinserción social y rehabilitación de sus internos mediante la implementacion de políticas de protección y educación para lograr dicho fin. Sin embargo la realidad es otra, nos encontramos frente a un Sistema Penitenciario con un alto grado de hacinamiento y condiciones peligrosamente deficientes en nuestras prisiones, arrestos y detenciones arbitrarias, prolongadas detenciones preventivas, entre otras violaciones, todo estos flagelos como es de entenderse hacen que la función y finalidad de las prisiones sean distorsionadas imposibilitando la rehabilitación y reinserción social de los individuos que se encuentran bajo la guarda y protección de nuestros Centros Penitenciarios.

    El mayor grado de hacinamiento, lo tiene la cárcel La Victoria, con un indice poblacional de 6300 internos en instalaciones concebidas para menos de 2000. La mayoría de las muertes que ocurren en estas cárceles aparte de las producidas por rinas y peleas, obedecen a muertes por enfermedades tales como, la Tuberculosis y la infección por el VIH/SIDA. Las condiciones de salud son deficientes y pocos de estos planteles cuentan con atención medica a los internos. Otro punto importante son los malos tratos y las extorsiones que los internos sufren de las autoridades de los Centros Correccionales.

    Nuestra legislación establece que los internos deben estar separados, en función de la gravedad del delito que han cometido, sin embargo, esta disposición no se da en la practica, haciendo que como una vez dijo Hitler "la cárcel es la universidad a cuestas del gobierno" pero una universidad donde estos desarrollen y aprendas técnicas de otros internos aumentando el grado de peligrosidad criminal de estos.

    Creo que es posible completar la reforma al Sistema Penitenciario Dominicano, que como hemos visto ha tenido un gran avance y relieve en los ultimos años. Para esto solo es necesario disposición por parte no solo del Estado sino de la sociedad en general para que esta contribuya de manera activa en la implementacion de políticas y gestiones para poder lograr un desarrollo sostenible de la cárceles y ademas cumplir con la finalidad principal de estas corregir, rehabilitar y reinsertar a la sociedad los internos.

    ResponderEliminar
  9. Así como el bullying afecta en las escuelas, en nuestros centros penitenciarios se da de manera bestial el maltrato psicológico, verbal o físico entre internos, por medio de bandas o pandillas. Un ejemplo es cuando personas llegan a la cárcel por violación, por lo regular los demás internos le dan a esa persona la bienvenida con golpizas y hasta haciendole el mismo daño que esta persona causó.

    Las cárceles son aquellos espacios específicamente diseñados y construidos para albergar a individuos considerados criminales o peligrosos para el resto de la sociedad. La cárcel tiene por objetivo, entonces, mantener en cautiverio a quienes no respetan la ley.

    Para mejorar nuestro Sistema Penitenciario es necesario:

    • Reforzar y educar a los encargados de la seguridad, para que no permitan que ingresen drogas, armas y teléfonos celulares.
    • Construir nuevas cárceles para reducir el hacinamiento.

    Vanessa I. Altagracia G. ~ 2012-0831

    ResponderEliminar
  10. Concuerdo totalmente con lo que se plantea en este escrito. Las cárceles son extremadamente necesarias y, podríamos decir que estas desempeñan una doble función: la primera, relativa a la persona culpable, esta función abarca castigar a la persona por la infracción cometida contra la ley penal y también busca la rehabilitación y posterior reinserción social de dicho individuo; en segundo lugar, considero como segunda función, aquella relativa a la sociedad. En este sentido puedo decir que, las cárceles ofrecen a la sociedad cierto nivel de seguridad, al saber que aquellos infractores están encerrados, apartados del mundo y por tanto, no constituyen un peligro; también, la existencia de las cárceles crea en los individuos cierto nivel de respeto o, en algunos casos, miedo, al saber que la violación de la ley penal trae consigo la privación de uno de los derechos más apreciados por las personas: la libertad.

    Ahora bien, el ambiente carcelario nos deja ver que en la mayoría de las ocasiones nuestro sistema penitenciario va orientado más al castigo que a la rehabilitación, esto se pone de manifiesto con las precarias condiciones de vida de los internos, el hacinamiento y el irrespeto a los derechos fundamentales de estas personas.

    Pienso que tal y como expone el autor de este documento, las cárceles son imperfectas, pero también creo que cambiarlas es algo difícil, pero no imposible. El trabajo empieza desde afuera: crear recintos penitenciarios que cuenten con las condiciones esenciales para que los internos vivan dignamente, crear conciencia en las autoridades y encargados de las mismas de que los reclusos son personas y tienen derechos, de que sepan y se ajusten al hecho de que las cárceles buscan también la rehabilitación de los internos y, sobre todo, que cumplan las leyes, ya que sólo así podrán exigir que los internos también lo hagan.

    En conclusión, la imperfección de las cárceles puede y necesita ser corregida, teniendo siempre presente que con las cárceles se busca rehabilitar infractores y no crear maestros violadores de la ley.

    ResponderEliminar
  11. Estoy totalmente de acuerdo con este artículo, en el sentido de que la cárcel es el lugar adecuado para mantener alejado a aquellas personas que cometen un ilícito penal, aunque se supone que se debe crear un ambiente de armonía y respeto dentro del recinto entre los funcionarios a cargo de sus custodias al igual que entre los mismos internos y que una vez ingresados en el mismo; se acaten al sistema de rehabilitación propuesto por el Estado y sobretodo finiquitar con ese ambiente hostil, abusivo y corrupto que hay dentro de las cárceles porque no se concibe que hayan sustancias prohibidas al servicio de los internos como alcohol, cannabis o marihuana, heroína, etc... Porque como expresa el presente artículo ¨Cuando el encierro es una experiencia en brutalidad, es menos probable que un prisionero tenga éxito cuando logre su libertad. Aumentan las chances de que se radicalice o regrese a una vida de delincuencia¨. Porque si bien es cierto que las cárceles son imperfectas, no menos cierto es que con paciencia y dedicación todo se logra, y que no es una misión imposible!!!

    Felix Antonio Bort Cedeño. 2011-0339.

    ResponderEliminar
  12. Debemos de mejor la seguridad en las cárceles, hay un desorden que se manifiesta con violencia y esto es debido a las drogas este es el principal problema en las carceles con estas sustancias se genera mas violencia y mas descontrol en la seguridad de estos lugares penitenciarios.

    Lo que debemos hacer es que las autoridades sea mas competentes y realicen sus funciones con eficacia y transpariencia porque esto tambien es un problemas las autoridades correspondientes se venden antes los reclusos son muchos de ellos que permiten la entrada de sustancias prohibidas, ellos estan para poner el orden y no el desorden pero hacen totalmente lo contrario.

    Las carceles necesitan urgentemente un cambio total para que los reclusos se sientan seguros y tambien los que cuidan de ellos y que estos no cometan actos ilicitos para sentirse seguro, el estado es el que tiene que brindarle a la nacion seguridad por lo tanto es el que tiene que implementarla en las carceles para que sea un lugar de reforzamiento y no un lugar de desorden y que los reclusos puedan servir a la sociedad de una manera digna para que no vuelvan a reincidir.

    Jennifer Fransheska Payano Guerrero 2012-1300

    ResponderEliminar
  13. El problema en las cárceles se resuelva educando dejando la ignorancia que existe, estos problemas no son de ahora sino de hace mucho tiempo que esto viene sucediendo en nuestra sociedad me atrevería a decir que esto sucede desde siempre pero no solamente en nuestro país sino en el mundo como podemos ver en el articulo anterior donde se plantea el caso de las cárceles en Estados Unidos.

    así como el bullying ocurre en las escuelas, en las cárceles debe ser peor, aquí el fuerte el que sobrevive, el débil debe de buscar mecanismo para sobrevivir esto es unirse a pandillas o hacer cualquier improvisto para su seguridad.

    es inaceptable que nuestras autoridades se queden de brazos cruzados ante la situacion que esta ocurriendo con las cárceles, se debe tomar medidas que ayuden a formar a los reos y ayudarlos a que cuando estén en libertad puedan ser hombres y mujeres de bien.

    Hay que tomar consciencia con lo que esta pasando y debemos de apresurarnos para cambiar el modo de las cárceles.

    yaneri melo 2012-0898

    ResponderEliminar
  14. Cambiar la forma en la que se manejan las cárceles es fundamental para lograr cumplir el objetivo de estas, que es reinsertar a la sociedad mejores ciudadanos. Es un realidad que está a la vista de todos lo anteriormente descrito en el prestente artículo, la situación en la que se encuentran los internos en su lucha de el más fuerte, la lucha por la supervivencia, el tráfico de drogas dentro de los centros de reclusión que no hace más que contribuir al desorden que no debería de tener lugar dentro de estos centros, el hecho de que los propios funcionarios policiales se hagan de la vista gorda o sean los propiciadores de las violaciones a la ley, cosa que no deja mucho para decir sobre el sistema carcelario actual no son mas que las consecuencias de un mal manejo de las carceles.

    Como se ha hablado con anterioridad la rehabilitación social es lo principal, ese debe de ser el norte del sistema penitenciario. Uno de los puntos tratados en el escrito fue el que los propios funcionarios violan la ley y que ello no da ejemplo a los reclusos, soy del pensar que se predica con el ejemplo y si quienes se supone deben cumplir la ley con mayor diligencia son los primeros en violentarla no nos deja muchas esperanzas sobre lo que será el futuro.

    Por último, concuerdo con el autor de que la creación de carceles no constituye una solución, sino construir una "cultura de integridad" dentro de las carceles, primero con una buena capacitación a los funcionarios policiales, dotando los centors penitenciarios de los recursos básicos y (aunque parezca repetitivo) un mayor esfuerzo en la reinsercion en sociedad de los reclusos, ya que de esta manera se podria evitar la reincidencia y tambinén que la conducta de estos mejore dentro de las cárceles, que no busquen aplastarse unos a otros.

    ResponderEliminar
  15. Kakianna Nicole Montilla Roberts29 de noviembre de 2014, 18:28

    Instituciones penitenciarias o sistema penitenciario es el término con el que se designan a las instituciones o al sistema establecido para el cumplimiento de las penas previstas en las sentencias judiciales; especialmente las penas de reclusión, cuyo propósito, en el derecho penal contemporáneo y el derecho penitenciario, es la reinserción social del condenado.

    Es necesario tomar ciertas precauciones en los centros penitenciarios, puesto que se debe controlar la introducción de sustancias prohibidas a los centros, de armas blancas; es indispensable educar a aquellas personas encargadas del recinto, ya que, de nada vale que se realice un sistema para que los centros sean más seguros, cuando los encargados de los mismos son los que no respetan las normas de los recintos.

    Nuestra legislación establece las maneras en las que se debe tratar a los internos, pero vemos que a las mismas las ignoran, tenemos mucha teoría, pero poca practica; en vez de contribuir a que esas personas se puedan reinsertar sanamente a la sociedad, debido a el trato, el poco manejo de seguridad implementado, la gran mayoría salen sin haberse rehabilitado.

    Considero que es de suma envergadura respetar las leyes, que aquellas personas que están ahí para que las mismas se cumplan, no las violen, ya que si no se cumplen, ellos tampoco lo harán.

    Kakianna Nicole Montilla Roberts 2012-1211

    ResponderEliminar
  16. De acuerdo con el articulo, no cabe duda de que en realidad nuestras cárceles son un hacimiento; y el trabajo de la autoridad es hacer que estos reclusos cumplan con su condena para que cuando estos reclusos estén libres no caigan en lo mismo. también viene siendo un centro de rehabilitación para que se entretengan en otras cosas como estudiando, haciendo talleres etc. y no sigan en vicios o envuelvan a otros a hacerlo como esta sucediendo actualmente. otro punto importante es que hay que saber a quienes van a mandar a prisión y por que delito ya que hay se mezclan todas clases de criminales ya que el que este por un crimen mayor puede dañar al que se integre por un crimen menor y estas misma persona cuando salga de prisión puede ser peor que antes y las cárceles tienen el trabajo de hacer al recluso mejor que antes, así que es trabajo de las autoridades penitenciarias hacer cambiar el manejo de las cárceles Esto quiere decir que los guardias deben respetar la ley, respetar sus colegas y respetar los detenidos.
    las cárceles deben ser seguras y brindarle al prisionero un mejor futuro sin miedos, sin traumas, sin violencia y que cambien para bien, y no un lugar de brutalidad, de maltratos y bullying
    2012-1530

    ResponderEliminar
  17. Es interesante esta forma de ver las priciones pero en palabras de Freddy Castillo un profesor que admiro "las carceles de nuestros país son escuelas, aquí entras por robó a mano armada y aprendes a estafar y de narco tráfico".
    Es difícil evitar esto pero no imposible seria una buena idea clasificarlos por crímenes, pero saldría muy caro así que daré la idea más descabellada del mundo QUE CADA OFICIAL Y ALCALDE CUMPLA CON SU ROL. Así nadie tendrá un celular ni podrá pasar drogas en una vagina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustaría saber más en detalle su opinión. Profesor Geovanny Vicente Romero. Saludos!

      Eliminar
  18. El presente artículo nos muestra una clara definición de lo que es la carcel hoy en día.

    Considero que para que haya un buen manejo en cuanto a la prisión, es correcto que en estos centros penitenciarios las personas que están en este sean tratadas como personas normales que son, no diferentes por el simple hecho de haber cometido un crimen.

    Para poder conllevar lo que es La Paz dentro de estos centros, lo recomendable es que ambas personas es decir tanto los encargados de la seguridad y los detenidos se muestren respeto uno con otros & no como en la mayoría que las autoridades quieren abusar de su poder y maltratar a los que están cumpliendo alguna condena.

    Las carceles no están hechas para que el delincuente siga cometiendo crímenes dentro de esta y fuera ni tampoco para que siga con su mentalidad de ser un delincuente, lo mas preferible es que en estas enseñen el valor de poder cumplir las leyes, y que muestren a estas personas que tienen capacidad para poder reintegrarse a la sociedad sin necesidad de cometer hechos ilícitos.

    Ileana Rivas - 2012-1364

    ResponderEliminar
  19. Comparto totalmente, las ideas expuesta por usted en este artículo, ya que, como sabemos:

    Los Recintos o Centros Penitenciarios son, o más bien deben ser las Instituciones encargadas de Reformar aquellas personas que le causaron un mal a la sociedad, es decir, que realizaron un hecho punible y que por la realización de tal acto fue necesario el alejamiento o la separación de la sociedad por el tiempo que la ley lo determine.

    Pero lo establecido anteriormente no se realiza, ya que los Internos no se reforman, sino que hacen una especialidad con maestría y todo incluido en estos Recintos, lugar en donde se violan todas las leyes habidas y por haber. No solo de parte de los Internos, sino de las autoridades encargadas. los cuales deben de ser los encargados de vigilar y cuidar que las leyes se cumplan.

    Pero la solución de este flagelo se soluciona con la implementación de las leyes que tenemos, (pero que no se cumplen), con el seguimiento constate tanto a los internos como a los encargados de Dichos centros; cabe destacar que estos recintos nunca serán perfectos, pero debemos de acercarnos un poco a la perfección.

    Greinny B. Henriquez Sanchez 2012-0841

    ResponderEliminar
  20. Es evidente que todo esto da vestigio de como afecta de manera directa una problemática de mentalidad, y no obstante el compromiso del Estado para con nosotros; puesto que este tiene la obligación de garantizar el bienestar de manera genérica de la población. El estado tiene sobre sus hombros en este caso la creación de políticas infraestructurales que permitan dejar ausente el hacimiento de los centros penitenciarios y por otra parte la orientación de una administración efectiva de estos establecimiento carcelarios, encargándose de que los vigilantes de estos asuman con responsabilidad sus funciones de modo que no les suministren a los reclusos; drogas, armas entre otras herramientas y sustancias que introducidas en estos planteles sin duda alguna incrementan la violencia y van en detrimento de la regeneración de estos presuntos.

    Las leyes han sido creadas como coraza de la justicia y sostiene como objetivo principal otorgar un castigo cuando son infringidas, por este mismo motivo deben ser aplicable con dicho mismo fin; en este caso quiero hacer énfasis en el comportamiento de los vigilantes de estas instituciones carcelarias en vista de que si ellos son los primeros en conculcar las normas, entonces no existirá estimulo alguno en los internos para hacer acciones contraria a la de estos.

    Los centros penitenciarios han sido creados con el objetivo de regenerar los internos para luego así hacer su devolución a la sociedad, pero la realidad es que con el funesto manejo de estos y los antiguos modelos carcelarios parece ser que fueron edificados para alimentar un número mayor de diestros en la criminalidad.
    Los ignorantes me verán desde un punto de vista con exceso de optimismo, pero entiendo que si es posible dar los pasos pertinentes que constituyan lo necesario como para crear los centros penitenciarios con los que estrategas soñamos; viendo estas instituciones con un sistema que apaciguan la inseguridad de los ciudadanos y que juegan un rol relevante en el funcionamiento en la parte de nuestra seguridad como sociedad.


    Ana Victoria Mercedes Berroa. 2012-1052

    ResponderEliminar
  21. La transformación pasa por desarrollar modelos de resolución de conflictos que no pasen por el castigo a través del encierro y la violencia bajo custodia del Estado. Desde una perspectiva abolicionista la cárcel es (metáfora) de la sociedad, así que transformar la sociedad sirve para cambiar la cárcel, de igual manera que transformar la cárcel es cambiar la sociedad. Esta ecuación lleva a pensar que el ideal sería aplicar las mismas medidas, al mismo tiempo, en uno y otro ámbito. Un ejemplo vuelve a ser el de la droga: despenalizar el consumo y tráfico a pequeña escala de sustancias psicoactivas supondría, de un lado, reducir entre un 50 y un 70% el número de personas presas, y de otra reducir lo mismo o más el número de delitos cometidos fuera de prisión. De hecho, si la (privación de libertad) se aplicara sólo en delitos contra las personas, el 85.6% de la población penitenciaria (un 84.9% de los presos y un 94.1% de las presas) podría estar fuera de la cárcel a día de hoy.

    ResponderEliminar
  22. Randy E. Segura Avelino 2012-108330 de noviembre de 2014, 17:05

    Estoy completamente de acuerdo con este articulo, en los sistemas penitenciarios lo primero que se necesita es seguridad y que las personas encargadas de la seguridad sean personas capacitadas, responsables y encargados de proteger la integridad física de los internos.

    En los sistemas penitenciarios debe existir la igualdad para los internos, porque para muchos narcotraficantes y personas con influencias estos sirven de descanso para ellos y tienen mucha comodidades.

    Desde mi punto de vista la solución esta ahí con muchas leyes que tenemos, pero lo encargados de aplicarla no lo hacen, pienso que deberían instalar cámaras en los centros penitenciarios, contra este mal es que tenemos que luchar, porque si la seguridad se vende no estamos en nada.

    Randy E. Segura A. 2012-1083

    ResponderEliminar
  23. En primer lugar he de mencionar cuan de acuerdo estoy con ud respecto a lo de la ineficiencia de las cárceles teniendo en cuenta como las personas que han sido privados de su libertad se desenvuelven en un ambiente hostil en el cual es la lucha del fuerte contra el débil, entonces los débiles en aras de dejar de ser ultrajados en todos los aspectos, deciden unirse a las pandillas que si bien es cierto les brindan seguridad y otras ventajas a los presos pero no sin de estas derivarse obligaciones para con los propósitos de dicha pandilla tanto dentro, como una vez que sean excarcelados, es por esto que desde mi perspectiva se deben de buscar medidas garantistas que eviten que las personas que han sido aprisionados por una causa de menor importancia sean mezcladas con aquellas que tienen un extenso historial delictivo, como también buscar una forma de que se tenga un control (total, no parcial) ya sea mediante la utilización de medios tecnológicos como càmaras de circuito cerrado, detector de metales, rayos X y un buen registro a las personas que van a visitar por parte de las autoridades pertinentes.

    Manuel E. Dominguez 2012-1480

    ResponderEliminar
  24. Partiendo con que el sistema penitenciario no es más que aquella organización creada por el Estado para la ejecución de las sanciones que importan privación o restricción de la libertad así como condición sin la cual no es posible para su efectividad, está más que claro que las cárceles o prisiones forman parte del sistema penitenciario, debido a que en definitiva el mismo no es más que el conjunto de prisiones y la organización respectiva que las administra; por lo que coincidiendo con todo lo expuesto en el presente artículo a comentar considero que las mismas al transcurrir el tiempo deberían de seguir implementando nuevas metodología que garanticen cada vez más un buen funcionamiento, de igual manera sostengo que cada uno de los internos independientemente del daño que haya ocasionado y objeto por el cual se encuentra en dicho lugar deberían de ser tratados con dignidad y respeto a todos por igual y en donde cada una de las personas encargadas de mantener el orden y la supervisión de los mismos, es decir los encargados de custodiar el área (Agente) deberían de ser los primeros en dar el ejemplo y de respetar todo lo plasmado en los códigos y reglamentos, lo que da a entender que se necesitan personas sumamente responsables y capaces para lidiar con aquellos internos, para así alcanzar todos y cada uno de los objetivos de los centros penitenciarios que no son más que: reeducar al detenido para su inserción en la sociedad, proteger a la sociedad de los elementos peligrosos, disuadir a quienes pretenden cometer actos contrarios a la ley y demás… MARIA DANILSA ROSARIO JIMENEZ (2012-0882)

    ResponderEliminar
  25. realmente es lamentable la situacion de las carceles; pareciera que los seres humanos establecidos en ese lugar por una razon u otra no fueran personas, sino que reciben un trato aun peor que el de animales.

    en dias pasados presentaron en el informe con Alicia Ortega las deplorables condiciones en las que viven los reos; estos, sin baños,y muchos de ellos que ya han pagado condena aun siguen presos porque sus archivos se han perdido, en fin,un total caos, aunque entiendo que en algunas partes de latinoamerica es un mal comun creo que el sistema penitenciario necesita una renovacion urgente para tratar de devolverle la vida y la condicion de humanos a tantos que la han perdido a traves del havinamiento y la exclusion de esos lugares carcel no debe ser sinonimo de hacinamiento sino de reestructuracion a la vida de un individuo con el fin de su correcta reinsercion a la sociedad

    Anmy Mercedes 2012-1048

    ResponderEliminar
  26. La prisión o cárcel por lo común es una institución autorizada por el gobierno. Es el lugar donde son encarcelados los internos y forma parte del sistema de justicia de un país o nación
    El objetivo de las prisiones es:

    separar a el convicto de la criminalidad.
    proteger a la sociedad de los elementos peligrosos.
    disuadir a quienes pretenden cometer actos contrarios a la ley.
    reeducar al detenido para su inserción en la sociedad.

    La pregunta seria cuan eficientes son las cárceles dominicanas?.
    Como se van a reeducar si en vez de separarlos los están uniendo unos con otros.

    En cuanto al grado de hacinamiento el primer lugar le corresponde a la victoria con casi 7mil reclusos.

    Lo principal para remediar este mal es mejorar la seguridad de las cárceles, se necesita personal responsable y capacitado para la revisión de las visitas , ya que al paso de los años es mayor la cantidad de drogas y armas en los recintos penitenciarios , necesitamos autoridades eficientes, transparentes ya que algunos se venden ante reclusos con posición.

    Ya es hora de que nuestras cárceles cambien porque si esto sigue así como es que los reos cambiaran o estarán alejados de la corrupción?.




    ResponderEliminar
  27. En las cárceles hay un gran desorden, y nos damos cuenta de esto por la violencia que hay en las mismas las cuales se producen principalmente con el consumo de drogas. Es necesario que las autoridades cumplan con sus fusiones de manera eficaz y transparente.

    En cuanto a la meta de las cárceles ¨devolver a la sociedad mejores ciudadanos y no mejores delincuentes¨ es tarea un tanto difícil y más aún mientras encarcelen juntos a violadores, asesinos, estafadores, ladrones, etc. ya que el ladrón aprende a violar, el estafador a asesinar y así sucesivamente.

    Es necesario cambiar la forma de dirigir las cárceles porque son peligrosas, los reclusos que tienen dinero pagan y lo peor es que reciben a veces de las mismas autoridades drogas, celulares, armas, entre otras cosas convirtiendo así la cárcel en un lugar temido y donde tu vida siempre pende de un hilo, sobre todo cuando no cuentan con la ventaja económica mencionada anteriormente la llamada economía subterránea.

    Zaidy Carolina Severino Maldonado (2012-1208)

    ResponderEliminar
  28. Esto es un gran problema ya que se supone que las cárceles son para reintegrar a la sociedad a los internos no para que hagan pandillas y grupos delictivos dentro de ellas y este tipo de cosas, esto tiene que ver mucho que el asesino y violador se liga o se junta con el que se robo un salami y por ende aprende lo mal hecho, nada bueno se transmite en las cárceles es necesario cambiar la manera en que se dirigen las cárceles para crear metodos mas eficientes de reincertacion de los reclusos a la sociedad ya que la misma autoridad es corrupta y le facilita a los internos drogas, armas , celulares etc.. LEONARDO TAVAREZ MAT: 2012-1117

    ResponderEliminar
  29. El problema con las cárceles, además de su funcionamiento interno, capturado por grupos de interés, ya sea delincuentes o los mismos funcionarios, son los incentivos que llevan a la gente a delinquir.
    El Estado en Latinoamérica es lo más alejado que existe de los Estados de Bienestar consolidados, por lo que si una persona no trabaja, o trabaja por el mínimo, tiene aseguradas prestaciones de muy mala calidad, y no solo hablando de educación y salud, sino que el acceso a esparcimiento y a la calidad de vida.
    Por lo que existen varias razones de peso para romper las leyes. No es que las personas lo vean así, pero los niveles de frustración que se manejan son enormes y el camino fácil es la única vía a la calidad de vida (pensando en la gente que opta por el camino delictual.

    Andy Starling Hidalgo Del Rosario. 89755

    ResponderEliminar
  30. Los centros penitenciarios no escapan de la terrible realidad donde se constituye ´´espacio de nadie´´ donde los que tienen más tiempo dentro del penal, hacen una especie de monarquía donde lo que dicen es ley, esto atenta con la seguridad dentro del centro, ya que de ahí surgen pandillas y esto trae como consecuencia un verdadero caos. No se espera que las cárceles sean casi perfectas y que se respire la más amplia seguridad, pero por lo menos hacer lo posible. El ánimo de una cárcel es la de impedir que el individuo delinca, pero cuando se forman las pandillas dentro entonces el nivel de la criminalidad permanece latente. Los funcionarios los cuales tiene la facultad de aplicar los mecanismos para que no se permitan armas ni celulares ni ningún medio de operación dentro del penal. También una solución es la de la clasificación adecuada de los internos que ayuda al tratamiento y que el mismo de lleve a cabo eficazmente

    ResponderEliminar
  31. Juan Manuel De La Cruz Mendez.87841. Derecho Penitenciario

    Siempre he pensado y lo he visto ya con nuestro viaje a la carcel de najaya y luego al CCR, Que la mayor preocupacion del interno, del inculpado más que el delito mismo es la incorporación a la carcel.

    Tantoa tabu sobre violaciones, pandillas y lucha de poder interna devienen en una realidad cuando hablamos de prisiones en el pais, es cuestion de manejarse para poder sobrellevarlo, entre ellos mismos que la mayoria llegan a ese lugar por ser personas conflictivas y por el personal de la carcel que los maltrata, soborna o da privilegios, ademas de la misma estructura carcelaria por mas buena voluntad que se tenga la precariedad de recursos hace que se complique la existencia de los internos.

    Y de esa manera no llegaran a una rehabilitacion nunca, porque por mas buena intencion que se tenga su realidades son distintas inclise entre los mismos internos, con una restructuracion, vigilancia y cambio de cultura los recintos penitencisrios podran injcjar la rehabilitacion.

    ResponderEliminar
  32. Si nos damos cuentas las cárceles no es más que el lugar donde son encarcelados los internos y forma parte del sistema de justicia de un país o nación. Pueden ser instalaciones en las que se encarcele a los prisioneros de guerra. Forman parte del sistema penitenciario, que es el conjunto de prisiones y la organización respectiva que las administra.

    el gran error de las cárceles de nuestro país y puede asegurar que de gran parte del mundo es que los guardias y las mismas personas que trabajan en las cárceles son aquellos los cómplices de esas personas que están cumpliendo condena, por que como entra la droga a las cárceles y las almas siempre se debe de comenzar a solucionar los problemas comenzando por adentro.

    y como ya lo dicho las cárceles están para que las personas salgan con una nueva forma de vida que sea conveniente para la sociedad y es totalmente contrario lo que esta sucediendo en nuestro país ya que todo es un fracaso en lo que es el termino penitenciario de la república dominicana.

    ResponderEliminar
  33. Se entiende en un aspecto general que el nuevo modelo vino a restaurar y a erradicar de los sistemas carcelario la corrupción y ciertas realidades que afectan estas zonas de aislamiento, pero como digo una cosa digo la otra, realmente el nuevo modelo a realizado cambios notables y visto por mi, cuando tuve la oportunidad de visitar el recinto de San Pedro de Macoris, pero todavía hay condiciones que deben de ser mejoradas y me refiero a la protección y la seguridad que debe primar en una prisión, producto de esto el interno no piensa nunca en una mejoría cuando se hacen cómplices los empleados para permitir la introducción de sustancias prohibidas, se supone que al interno se aísla para cumplir una condena por un hecho cometido, pero deben de estar realmente aislado de todo y mas de cuestiones que no van en su beneficio personal y eso es lo que se busca la rehabilitación de esas personas que cometieron un hecho repudiado por la sociedad y la ley. OSVALDO DOMINGUEZ 85189.

    ResponderEliminar
  34. Cierto es que por más que se busque la seguridad en las cárceles nunca lo serán en su totalidad para que todos los internos se sientan protegidos, pero una de las cosas que interrumpe esa tranquilidad es que las autoridades son los primeros que no aportan y les buscan las facilidades para que obtengan cosas ilegales. Como los internos tienes armas, drogas o alcohol?, es porque hacen trato y pagan para que se los permitan. Las cosas no cambiaran hasta que no se eduque a las autoridades del lugar y que si incumplen sean expulsados. Deberían de separar a los condenados con los preventivos porque más fácil un preventivo es inocente y menos peligrosos que los que están cumpliendo con una condena.

    ResponderEliminar
  35. Wanda F. Arias Mota 89117

    Si bien es cierto, que la implementación del Nuevo Modelo Penitenciario ha marcado la historia de las Cárceles Dominicanas (esto por el gran avance que hemos tenido), no menos es cierto, que aun se deben mejorar ciertas cosas, como podemos señalar; Los maltratos a los internos por parte de los Funcionarios encargados de su rehabilitación, así como el acceso a las drogas que aun estos tienen. Por esto y mucho más puedo decir que debemos cambiar la manera de manejar las prisiones para que el interno pueda corregirse, rehabilitase, ser una persona orientada hacia el bien, que respete las leyes, pueda reinsertarse con facilidad en la sociedad, etc., para que esto se lleve a cabo considero que dependerá de la buena administración dentro de los Centros Penitenciarios, en los cuales se debe proporcionar un buen tratamiento, pero también dependerá de la intención de cambiar que tenga el interno, porque de qué vale que exista un buen tratamiento penitenciario si el interno no tiene interés de convertirse en una persona de bien.

    ResponderEliminar
  36. Al momento de plantear la necesidad de incrementar el uso de medidas alternativas como estrategia
    eficiente para reducir la sobrepoblación carcelaria, debemos tomar como precaución, que estudios
    llevados a cabo en todo el mundo, demuestran que la introducción de alternativas puede no causar el
    efecto deseado y en lugar de que las nuevas medidas sean utilizadas en sustitución de la reclusión, se
    aplican a infractores/as que anteriormente no habían ido a prisión. Así, la población reclusa permanece
    igual o aumenta y más personas quedan bajo el control penal. A este proceso se lo denomina “ampliación
    de la red de control penal. Si el objetivo es disminuir el uso del encarcelamiento para reducir el hacinamiento y mejorar las
    condiciones carcelarias, el desarrollo de medidas alternativas es sólo un componente de una estrategia
    más amplia e integral.

    ResponderEliminar
  37. Con honestidad confieso que me gustó este articulo ya que es muy realista con las situaciones que se están proyectando dentro del lugar donde para el que comete el mal debe ser la escuela para la reformación de su conducta cosa lamentable porque es contraria a lo que se aparenta querer.
    Nunca esta demás recordar que si no hay respeto, si no se siembra, no se brinda, no se enseña. Porque exigir lo que no se da?, esto es algo que todo el que quiere darse un lugar como un verdadero profesional en la etiqueta y protocolo no llegara a la aparente meta que quiera alcanzar.
    Hablando en parábola como es posible que si vamos a un centro educativo a tomar lo que necesito para mi avance como ser independiente y futuro profesional tanto el instructor como el estudiante son parte contraria a lo que me quiere enseñar la norma, si la norma me dice que estudie para un examen y el instructor en lugar de brindarme lo que debo aprender para lograr el mejor porcentaje calificativo lo que hace es negociar suciamente con algo que necesito o sea poniendo todo boca abajo y aplaudiéndome lo que la norma me dice que no haga y eso es lo que sucede en las cárceles. Quizás el cangrejo en comparación a esta problemática camina bien dando pasos para atrás sabiendo que puede chocar en cualquier momento en donde debería caminar hacia delante.

    ResponderEliminar
  38. No se equivoca al mencionar que todo esto es un asunto de negociación y control. El que no es suficientemente fuerte entonces se une con otros para lograr lo que se quiere de los prisioneros más débiles. Si eso no es posible, entonces estos se arman con lo que sea para protegerse. Cada quien en cualquier lugar donde se encuentre lo que quiere por encima de todo es sentirte seguro. Por eso los presos consiguen armas también se unen a las pandillas.
    En su gran mayoría se dice que las cárceles sirven una función de seguridad pública vital. Impiden que delincuentes predadores y peligrosos vuelvan a delinquir cuando están tras las rejas de manera simbólica importante, sirven una función importante de reforzar nuestras normas sociales al castigar aquellos que infringen la ley.
    En comparación a la realidad que se vive sin posible solución y por culpa de las faltas que cometen los que deben ser los auxiliadores se crean incognitas de porque pasa esto y aquello a sabiendas de que necesitamos las cárceles y la realidad es que siempre serán lugares imperfectos. Aun al reducir nuestra dependencia de ellas, debemos continuar en nuestros esfuerzos de mejorarlas.
    Me uno a esta parte que dice que para que las cárceles sean más humanitarias, deben ser más seguras. Cuando el encierro es una experiencia en brutalidad, es menos probable que un prisionero tenga éxito cuando logre su libertad. Aumentan las chances de que se radicalice o regrese a una vida de delincuencia.

    ResponderEliminar