domingo, 9 de noviembre de 2014

¿Cómo aprovechar al máximo su luna de miel?


Foto: Creative Commons Christian Córdova - Avodrocc
Foto: Creative Commons Christian Córdova – Avodrocc

Suele decirse que los primeros 100 días de un Presidente (o de un Gobernador o un alcalde a nivel subnacional) son decisivos para el resto de su mandato. Durante esta “luna de miel”, su popularidad, liderazgo, y capacidad de incidir en las políticas públicas están en su punto más alto. Las líneas que trace en esos días de “enamoramiento”, tanto hacia adentro como hacia afuera del gobierno, influirán durante toda su gestión.
Por eso es tan importante durante ese período – e inclusive antes de asumir – definir metas, estructuras, rutinas y procesos que permitan desempeñar eficazmente funciones clave que atañan al desempeño del conjunto de la administración y que, por lo tanto, sólo pueden ser realizadas desde el “centro de gobierno”.
Este concepto refiere a la institución o grupo de instituciones que prestan apoyo directo al Jefe del Poder Ejecutivo generalmente para el desempeño de 5 funciones clave:
  • Planificación estratégica, definiendo los objetivos que reflejen las principales prioridades del Ejecutivo, asegurando su financiamiento y estableciendo mecanismos para mantener el foco en ellas cuando el día a día (o las crisis coyunturales) amenacen apartar la gestión de ese rumbo.
  • Coordinación de las políticas públicas, liderando ámbitos de articulación inter-ministerial para asegurar consistencia en el accionar del gobierno, especialmente en temas que cruzan las divisiones administrativas o que requieren abordajes conjuntos.
  • Monitoreo y mejora del desempeño, haciendo un seguimiento sistemático y selectivo del avance en las prioridades gubernamentales, e interviniendo para desbloquear obstáculos cuando las cosas no funcionan.
  • Gestión política, conduciendo el diálogo y las negociaciones al interior del gobierno y con otros actores como el Congreso, los partidos políticos, y otras organizaciones de la sociedad civil, asegurando un puente entre la gestión interna y las dinámicas de un gobierno democrático.
  • Comunicación y rendición de cuentas, logrando una narrativa coherente y coordinada dentro del gobierno y brindando explicaciones a la ciudadanía sobre qué se ha hecho (y qué se ha logrado) en los temas prioritarios.

La importancia relativa de cada una de estas funciones tiene su propio timing. Al comienzo de un mandato, la función de planificación estratégica es crucial. Es imprescindible convertir las promesas de campaña a un programa accionable, con prioridades definidas, responsabilidades para lograrlas y rutinas específicas para gestionar la maquinaria del gobierno. Este ejercicio debe definir las prioridades para guiar las decisiones sobre los programas de los ministerios y agencias correspondientes (crear nuevos y mantener, adaptar o cerrar los existentes) y alinear expectativas hacia adentro del gobierno. Si esto no se hace al inicio de la gestión, resulta luego muy difícil de implementar. Sin una orientación estratégica clara y coherente, lo más probable es que se generen iniciativas erráticas o contradictorias, guiadas por la coyuntura y por los incentivos de las carreras políticas de las autoridades sectoriales.
Durante el primer semestre de 2014, varios países de la América Latina y el Caribe como Chile, Costa Rica, El Salvador, Honduras y Panamá habrán experimentado cambios de gobierno. Colombia tendrá elecciones presidenciales el 25 de mayo. En este contexto de renovación de máximas autoridades del Poder Ejecutivo, es fundamental fortalecer las capacidades de gestión estratégica del gobierno.
El BID viene apoyando a distintos gobiernos de la región en fortalecer sus centros de gobierno. Trabajando, entre otros, con la Secretaría General de la Presidencia en Paraguay, la Secretaría de Coordinación General de Gobierno en Honduras  y con la Oficina del Primer Ministro en Bahamas, se busca robustecer las capacidades para planificar estratégicamente las prioridades del gobierno y establecer mecanismos para su seguimiento. Con estas capacidades, los gobiernos estarán más preparados para alcanzar mejores resultados para sus ciudadanos.
Para seguir leyendo
Sobre el Centro de Gobierno (CdG):
  • Website de la iniciativa del BID sobre Centro de Gobierno.
  • Una revisión de la literatura: Alessandro, M., M. Lafuente, y C. Santiso (2013). “The Role of the Center of Government: a Literature Review”. Nota Técnica BID-581.
  • Estudio de caso sobre el Centro de Gobierno de Chile entre 2010 y 2013: Dumas, V., M. Lafuente, y V. Parrado (2013). “El fortalecimiento del Centro de Gobierno para Resultados en Chile: La experiencia del Ministerio Secretaría General de la Presidencia y su Unidad Presidencial de Gestión del Cumplimiento (2010-13)”. Nota Técnica BID-563.

Sobre la “luna de miel” de los Presidentes:
Domínguez, C. (2005). “Is It a Honeymoon? An Empirical Investigation of the President’s First Hundred Days”. Congress & the Presidency, Vol.32(1): 63-78.
PrintFriendly and PDF
Mariano Lafuente
Sobre el autor
Mariano Lafuente es Especialista Senior en Gestión Pública del BID. Lideró y participó en proyectos y estudios en la gran mayoría de los países de América Latina y el Caribe, tanto a nivel nacional como subnacional. Se especializa en temas de gestión de recursos humanos en el estado, reformas de centro de gobierno y gestión por resultados. Anteriormente se desempeñó como Especialista en Gestión Pública para América Latina y el Caribe en el Banco Mundial. Tiene una maestría en Políticas Públicas de la Universidad de Maryland y es Licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad Católica Argentina. Sigue a Mariano en Twitter @LafuenteMariano

Comenta


    1. Geovanny Vicentenoviembre 9, 2014 at 1:29 pmReply
      Saludos, amigos del del BID, permítanme compartir una reflexión qe escribí hace unas semanas sobre mi presidente, y en ella termino haciéndome dos preguntas que hoy se relacionan mucho con la Luna de Miel que viven muchos presidentes y si es posible mantenerla hasta el final de sus mandatos:
      CPDL-RD: Presidente @DaniloMedina implanta récord como presidente más influyente.
      Klout es considerada la herramienta por excelencia de medición de influencia y popularidad en las redes sociales. De acuerdo los resultados que nos arroja Klout, el Presidente Danilo Medina tiene un índice de 82 % de visibilidad en las redes sociales, lo que denota su gran popularidad y la confirmación de los índices que vienen dando todas las encuestas que se han realizado en estos dos años de gobierno. Este dato confirma a Danilo Medina como el Presidente más popular entre sus homólogos de América Latina y el mundo.
      Vale destacar que la prestigiosa revista The Economist había realizado un estudio sobre los primeros dos años de gobierno de Medina, indicando que resultó ser el presidente más popular de toda América Latina, titulando el estudio con el nombre de “Un presidente Popular”.
      El estudio señalaba que gran parte de este alto índice se originaba en el estilo impuesto por Medina, reflejando ser un líder con los pies sobre la tierra, pues las famosas visitas sorpresas eran una muestra de esto. Podríamos decir que otro valor agregado en su índice de liderazgo y popularidad lo ha significado la implementación del 4% del Producto Interno Bruto a la educación dominicana.
      En adición a esto, el Centro de Políticas Públicas, Desarrollo y Liderazgo (CPDL-RD), sostiene que otro aspecto de gran relevancia en este ascenso y mantenimiento de popularidad pudo haberse producido, entre otras razones, debido a la revisión del contrato desigual que República Dominicana tenía con la empresa minera canadiense Barrick Gold, pues la posición adoptada desde el Ejecutivo mantuvo el nivel de efervescencia en aquellos días que los dominicanos se sintieron defendidos. Probablemente el sentimiento de patriotismo de mayor éxtasis que los dominicanos han vivido, lo haya sido en ocasión de aquella magistral defensa de la dominicanidad que el Presidente Medina tuvo en la Cumbre de la CELAC, en Cuba, cuando rechazó que RD sea un país racista y violador de los derechos humanos de personas inmigrantes en RD.
      En este encuentro en Cuba, el mandatario, enfáticamente rechazó que República Dominicana sea una nación discriminatoria y pidió respeto por la soberanía dominicana y su nación. En aquel momento en las calles del país sólo se hablaba de esta postura patriótica, logrando que cada fibra, partícula y gota de sangre de los dominicanos se sintiera tan patriota como Juan Pablo Duarte, y orgullosos de tener un presidente que dé la cara por su gente.
      Sólo queda preguntarnos:
      Será la gestión de Danilo Medina el modelo que sigan otros presidentes latinoamericanos?
      Podrá Danilo Medina mantener esta popularidad hasta el final de su gobierno?
      Geovanny Vicente Romero
      Abogado, Politólogo y Académico.
      Presidente de CPDL-RD @cpdlrd


    Fuente:http://blogs.iadb.org/gobernarte/2014/05/20/como-aprovechar-al-maximo-su-luna-de-miel/

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario